Logo Cirterio.hn blanco
mujeres

Promesas de Xiomara Castro a favor de las mujeres parecen no despegar

Mujeres organizadas y feministas demandan a la mandataria que se acerque más a ellas para que cumpla su palabra

Al analizar el plan de gobierno, mediante una verificación, Criterio.hn encontró que la presidenta Xiomara Castro apenas ha dado inicio a tres de nueve propuestas de inclusión de género

Por: Breidy Hernández

Edición: Emy Padilla

Ilustración de portada y gráficos: Guillermo Burgos

Fotografías: Horacio Lorca

Tegucigalpa. -En ocasión del Día de la Mujer hondureña y tomando en cuenta que estamos a pocos días de cumplir un año del momento histórico que fue la toma de posesión de la primera mujer presidenta de Honduras, Criterio.hn realizó la verificación del numeral 5 del plan de gobierno 2022-2026 de Xiomara Castro para conocer cómo avanza la propuesta a favor de las mujeres.

“Nada sobre nosotras, sin nosotras”, es el título de este numeral que se despliega en nueve incisos, todos relacionados con el desarrollo de la mujer y, que analizaremos para conocer el avance que se ha tenido, después de un año del gobierno de Castro.

La mujer juega un papel importante en la vida, social, económica y política de Honduras y es el Estado quien debe garantizar las condiciones para su pleno desarrollo en todos los ámbitos.

“La mujer es vital en la vida nacional, porque somos protagonistas directas del desarrollo”, señaló Merly Eguigure, del Movimiento de Mujeres Por la Paz “Visitación Padilla”.

Las mujeres hondureñas saldrán a las calles nuevamente este 25 de enero a exigir sus derechos en el marco del Día de la Mujer.

EQUIDAD DE GÉNERO: MÁS REPRESENTATIVIDAD DE LA MUJER HONDUREÑA

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cuando se habla de la igualdad de género se habla de “la igualdad de derechos, responsabilidades y oportunidades de las mujeres y los hombres, y las niñas y los niños”. Por tanto, no solo es un derecho humano fundamental.

En ese sentido, la ONU cataloga la equidad de género como uno de los fundamentos esenciales para construir un mundo pacífico, próspero y sostenible.

Este es el primer apartado del Bicentenario Plan De Gobierno para la Refundación de la Patria y Construcción del Estado Socialista y Democrático Xiomara Castro presidenta 2022-2026 que contempla la perspectiva de equidad de género mediante la participación de verdad paritaria en todo proceso político.

En ese sentido, Criterio.hn se dio a la tarea de verificar el porcentaje de mujeres que ocupan altos cargos en el gobierno, es decir, cuántas mujeres son titulares en las diferentes Secretarías de Estado.

En ese sentido, se evidenció que, de las 24 secretarías de Estado, solamente ocho están integradas por mujeres, es decir, el 33.3% y las restantes 16 están bajo el liderazgo de los hombres que ocupan el 66.67%.

Asimismo, el Observatorio de Igualdad de Género de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), refiere que Honduras solamente tiene 30% de participación de mujeres en gabinetes ministeriales, durante el presente gobierno. La organización ubica a Honduras en la posición 17 de 39 países evaluados de América Latina, El Caribe y La Península Ibérica sobre la cuota de participación de las mujeres en los gobiernos.

.

Eguigure señaló que, en cuanto a la verdadera paridad de género, “no ha sido cumplido a cabalidad tal cual lo expresó en su plan de gobierno” porque al hablar de paridad, las mujeres deben estar en mayor número que los hombres y con esto, de acuerdo a la defensora de derechos de la mujer, “superar esa brecha de discriminación a la que históricamente hemos estado sometidas”.

Ana Lucía Pérez, feminista y defensora de los derechos de la mujer, sugirió que la mandataria hondureña tiene que ver más a las mujeres y priorizar la organización de estas en el Estado para conocer la realidad de las hondureñas.

Comentó que la presidenta “necesita más feministas como asesoras, ya que los hombres no suelen ver estos problemas como importantes, se están dejando de lado, primero se deben atender los problemas de las mujeres”, expresó, al tiempo que felicitó la incorporación de las unidades de género en las diferentes oficinas estatales, pero recalcó que aún falta más trabajo por hacer, ya que “en este momento lo que tenemos es un montón de servidores públicos hombres, sobre todo en los entes de investigación, machistas. violadores sexuales, acosadores y hasta integrantes de escuadrones de la muerte” señaló Pérez.

La secretara de Estado en el despacho de asuntos de la Mujer, Doris García, cuantificó que en el 2022 se concretaron 31 unidades de género y que se proyecta tener 107.

DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS SIGUEN EN PROMESA

Lo derechos sexuales y reproductivos de la mujer, según la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), se relacionan con el derecho a la vida, el derecho a no ser torturada, el derecho a la salud, el derecho a la intimidad, el derecho a la educación y la prohibición de la discriminación.

Dentro del plan de gobierno de Xiomara Castro se enumeran cuatro propuestas íntimamente relacionadas con los derechos sexuales y reproductivos y que las mujeres están a la espera para gozar de sus derechos con plena libertad.

Dentro del Plan Bicentenario, se expone el aumento del presupuesto para el abastecimiento de métodos de planificación familiar, facilitar la distribución, venta y uso de la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE); despenalizar el aborto por tres causales, en caso de violación, en caso de que la vida de la madre corra riesgo y por malformaciones fetales que impidan una vida digna; y Aprobar e implementar en todos los niveles educativos, la educación sexual integral.

Criterio.hn consultó con diferentes organizaciones de mujeres y todas coinciden que estas propuestas aún no evidencian avances ni voluntad política para su aprobación.

“Es lamentable que un asunto que no es tan complicado, que es más de voluntad política del gobierno no se haya cumplido”, cuestionó Eguigure.

Según la defensora de derechos de la mujer, la aprobación de estas propuestas se debe a “la presión que los sectores fundamentalistas religiosos hacen al gobierno”.

Sin embargo, enfatizó que la facultad de la presidenta sobre el Estado de Honduras, que es laico, es “tomar las decisiones rápidas y oportunas que sirvan para proteger la vida de las mujeres, las jóvenes, y las niñas que son abusadas”.

De acuerdo al Centro de Derechos de Mujeres (CDM), entre enero y junio de 2022, Honduras registró 1,615 denuncias de violencia sexual contra niñas, niños y mujeres. Del total de esos casos, 1,093 se cometieron contra menores de edad, de ellos el 88 % (960) contra niñas y un 12 % (133) contra niños.

Ante este panorama, las mujeres organizadas exigen al Estado que cumpla con las propuestas plasmadas en el plan de gobierno.

“Nosotras apoyamos y exigimos que en este país se apruebe una ley de educación sexual integral”, demandó Eguigure.

De acuerdo con analistas, la implementación de anticonceptivos va de la mano de una efectiva educación sexual y reproductiva, de manera integral tanto en centros educativos a nivel nacional como de personal de las secretarías de Educación, Salud y los entes de seguridad y justicia del Estado.

Es importante mencionar que en diciembre de 2022 se presentó la socialización del Protocolo de Atención Integral a Víctimas de Violencia Sexual en Honduras que incluye el uso de la PAE como una herramienta para mejorar la respuesta a quienes sufren violencia sexual.

El referido protocolo, aprobado en diciembre de 2022, fue publicado en el diario oficial La Gaceta el viernes 20 de enero de 2022 bajo el Acuerdo 14,874-2022 de la Secretaría de Salud. Su tardanza en entrar en vigor provocó malestar en las organizaciones de mujeres.

“No hay voluntad política, aprobaron el protocolo solo por maquillaje, (…) esto significa que no es oficial y que no lo podemos implementar en caso de una violación sexual” denunció, la coordinadora de Ecuménicas por el derecho a decidir, Ana Ruth García.

Aunque este protocolo no cumple con la promesa de poner a disposición la PAE para las mujeres en general, pues el secretario de Salud Manuel Matheu, se opuso a que esta promesa se cumpliera a cabalidad y se abrogó un derecho de salud sexual y reproductiva a título personal y no como una política de Estado.

El funcionario arguyó, en una entrevista a un medio internacional, que no “estaba dispuesto” a que la PAE fuera accesible para todas las mujeres. “No vamos a promover la píldora del día después como para que haya un desenfreno sexual”, dijo.

Matheu es un médico de posturas conservadoras, que estigmatiza a las mujeres por tener una vida sexual activa.

Al consultar sobre el tema a la secretaria de Estado en el despacho de asuntos de la Mujer, Doris García, reconoció que la PAE no es abortiva.

“Yo como ministra he declarado en todos los medios de comunicación que no es abortiva, porque científicamente no es abortiva”, acotó.

Sin embargo, atribuyó que “en el medio social, cultural y religioso, es un tema bastante delicado que hay que tratarlo con la madurez, con la responsabilidad debida que implica poner en primer plano el derecho a la salud de las niñas de este país”.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) refiere que la tasa de embarazos en adolescentes durante el 2021 fue de 89 por cada 1,000 niñas de entre 10 a 17 años, muy por encima de la región que se estima una tasa de 61 embarazos por cada 1,000 niñas.

Con relación a la despenalización del aborto, la defensora de los derechos de la mujer, Merly Eguigure, comentó a Criterio.hn que es un tema que no se ha abordado.

“Sigue siendo un tabú en la sociedad, que es un derecho nuestro, pero que todavía está en deuda”, enfatizó.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que cada año mueren hasta 39,000 mujeres a nivel mundial por falta de servicios de aborto seguro.

Honduras como Estado miembro de la ONU, tiene la obligación de respetar, proteger y cumplir los derechos relacionados con la salud sexual y reproductiva de las mujeres, establecidos por el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (CESCR), pero lamentablemente esto no ocurre.

Los embarazos en niñas y adolescentes sigue siendo un problema grave en Honduras por la alta tasa de violaciones sexuales y por falta de una política de salud y educación sexual y reproductiva.

MUJERES URGEN DE EMPODERAMIENTO ECONÓMICO

El empoderamiento de la mujer también se evidencia en materia económica. La mujer, a través de las diferentes actividades, como emprendedoras o empleadas, o a través de las actividades domésticas ya sean remuneradas o no, aporta significativamente a la economía del hogar y, por ende, a la economía del país.

El Plan Bicentenario de la presidenta Xiomara Castro, también contempla el desarrollo socioeconómico de las mujeres de la ciudad y las mujeres campesinas a través de impulsar la reactivación económica y social, mediante una estrategia de inserción y participación efectiva y beneficiosa en la economía del país, y por medio de proyectos agroecológicos productivos en las comunidades, con miras a construir una alternativa de ingreso para las mujeres.

Sobre este tema, Wendy Cruz, coordinadora técnica de la Vía Campesina, reprochó: “no hemos tenido avances en el primer año de gobierno de la primera mujer presidenta”.

De igual manera, demandó el acceso a los bienes productivos como la tierra, el crédito, la asistencia técnica y el desarrollo de iniciativas socioeconómicas que cambien la vida de las mujeres campesinas.

Cruz dice que las organizaciones campesinas han impulsado proyectos agroecológicos productivos en las comunidades, con miras a construir una alternativa de ingreso para las mujeres, pero resaltó que “por parte del gobierno no, estamos a la espera de iniciativas socioeconómicas que cambien la vida de las mujeres”.

Por su parte, la titular de SEMUJER, informó que recientemente se firmó el Memorándum de Entendimiento con el Foro Económico Mundial sobre la Iniciativa de Paridad de Género en Honduras, a fin de reducir las brechas de género por medio del empoderamiento económico.

“La iniciativa de paridad de género es una gran oportunidad que busca que más mujeres hondureñas puedan ingresar al mercado laboral”, apuntó Doris García.

Sin embargo, las mujeres esperan acciones más concretas para lograr un verdadero empoderamiento económico, con oportunidades salariales equitativas y acceso los bienes productivos.

INSEGURIDAD E IMPUNIDAD

La brecha cada vez se amplía en la equidad de género y el empoderamiento de la mujer, debido a la inexistente estrategia en prevención de la violencia contra la mujer, que provocan que flagelos como la violencia y los femicidios se agudicen.

Este año comenzó de manera violenta para las mujeres, en los primeros 16 días se registraron 18 muertes violentas y la primera masacre, con tres víctimas mujeres de la etnia garífuna.

Recientemente la viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva, dio a conocer cifras alarmantes de casos que aún están pendientes de investigación.

Según estadísticas del Portal de Datos Abiertos en Seguridad Ciudadana de la Secretaría de Seguridad, 297 mujeres fueron asesinadas de manera violenta, de estos, un 43.8%, es decir,130 femicidios, ocurridos en el 2022, están a la espera de ser desempolvados y entrar al proceso de investigación.

En Honduras, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la impunidad en los femicidios alcanza un 90%. Datos que no favorecen la credibilidad de los entes de investigación.

Ante la ola de violencia contra las mujeres, la coordinadora de Ecuménicas por el derecho a decidir, Ana Ruth García, expresó su preocupación, “vemos la efectividad en la investigación de los casos, hay miles de casos en el país que quedan en la impunidad, donde desaparecen niñas adolescentes y mujeres”, lamentó.

Los niveles de inseguridad en Honduras, repelen sus efectos en el goce efectivo de los derechos humanos, por tal razón, las mujeres hondureñas están a la espera del cumplimiento de las propuestas de gobierno, como la creación de casas refugio de mujeres, niñas niños víctimas/sobrevivientes de violencia.

Ana Cruz, coordinadora de la Asociación calidad de Vida, en entrevista con Criterio.hn mencionó que, en el 2022, en marco del Día Internacional de la Mujer se presentó el anteproyecto de ley de las casas refugio, sin embargo, “no ha tenido eco”, lamentó.

“Pareciera que no hay voluntad política acerca de la aprobación de las casas refugio”, cuestionó Cruz.

Cruz también denunció que esta propuesta de ley no se ha girado a la Comisión de Género del Congreso Nacional para que la dictamine, “no se ha avanzado nada sabiendo que tenemos una emergencia por la violencia contra la mujer”, añadió.

Recalcó que las casas refugio son el instrumento para salvar la vida de las mujeres sobrevivientes de violencia.

En ese sentido Doris García, secretaria de Estado en el despacho de asuntos de la Mujer, dijo que, como parte de garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, esa institución trabaja en el proyecto de la Ley Integral contra las violencias hacia las mujeres.

“Este proyecto es una iniciativa de las organizaciones de mujeres, lo hemos trabajado de manera conjunta con el Poder Ejecutivo, Legislativo y Ministerio Público y ahora necesitamos avanzar”, expresó.

De igual manera recalcó que SEMUJER estará apuntando su trabajo en la prevención de la violencia, ya que el quehacer fundamental de la Secretaría “no es estar haciendo casas refugio, sino abordar la parte preventiva”.

Es importante mencionar, que La Secretaría de Estado en el Despacho de Finanzas (SEFIN) como parte del nuevo presupuesto aprobado para 2023, asignó a SEMUJER, L30,000,000.00 para la construcción, equipamiento y mantenimiento de casas refugio para las mujeres sobrevivientes de violencia doméstica.

Del mismo modo L20,000,000.00 para acciones de prevención de violencia hacia las mujeres.

Las mujeres organizadas y feministas valoran de manera positiva la asignación de fondos, mientras su preocupación se mantiene frente al incremento de la violencia y los femicidios, porque no ven ningún tipo de avances que garanticen la seguridad de las hondureñas.

2023 LA ESPERANZA DE LA MUJER HONDUREÑA

Las organizaciones de mujeres son conscientes que la presidenta Xiomara Castro se enfrentó a un 2022 con innumerables retos estructurales luego de 12 años del golpe de Estado y de ocho años de dos gobiernos de Juan Orlando Hernández, quien está a la espera de un juicio en Nueva York por los delitos de narcotráfico.

Sin embargo, mencionan que este 2023 “no pierden la esperanza de ver cumplidas o por lo menos ver avances en las propuestas que benefician a más del 50% de la población hondureña, representada por las mujeres.

“Esperamos que exista un diálogo de cómo priorizamos las necesidades de las mujeres sobre el acceso a los bienes productivos como la tierra, el crédito, la asistencia técnica y el desarrollo de iniciativas socioeconómicas que cambien la vida de las mujeres”, señaló Wendy Cruz.

Por su parte, Ana Lucía Pérez solicitó a la presidenta Xiomara Castro estar más cerca del movimiento feminista, ya que “no está cumpliendo con su palabra, al decir que este es el gobierno de las mujeres, entonces el gobierno no está avanzando en los derechos de las mujeres”, puntualizó.

De igual manera, el temor de Ana Ruth García, es que, si no se ve ningún tipo de avance durante el 2023, las propuestas de gobierno, “nuevamente serán utilizadas como propaganda”.

“Ya no queremos más discursos ni maquillaje, señora presidenta”, enfatizó García.

En conclusión, las propuestas del Plan Bicentenario de Gobierno para la Refundación de la Patria y Construcción del Estado Socialista y Democrático que propuso la presidenta Xiomara Castro, a ejecutarse del 2022-2026, hasta el momento, es engañosa, porque no se ha trabajado de lleno en la garantía de los derechos de las mujeres, como los derechos sexuales y reproductivos, los derechos económicos, el acceso a un sistema de salud de calidad, ni tampoco se ven avances en la protección de la vida de las mujeres, por lo que se debe fortalecer el sistema de justicia y seguridad.

Se requiere de mucha voluntad política para garantizar los derechos a cada una de las mujeres y niñas hondureñas. Pero, mientras esas promesas se cumplen, las mujeres continúan, con méritos propios, destacando y aportando en el desarrollo social, económico, político y cultural de Honduras.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. breidyhernandez@criterio.hn

comparte:

Más publicaciones

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.