Global.

Presunto testaferro de vicepresidente de Venezuela es miembro de club de golf de Trump

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Samark López Bello, empresario venezolano acusado de narcotráfico por EEUU, es miembro del Trump Nacional Doral en Miami, un club de golf exclusivo del presidente Donald Trump. López Bello también está acusado de ser testaferro del vicepresidente venezolano,  Tarek El Aissami.

Esta semana el gobierno de Donald Trump ordenó congelar los activos de un acaudalado empresario venezolano llamado Samark López Bello, acusado de ser el “testaferro” de una organización de narcotráfico dirigida por el vicepresidente de ese país, Tarek El Aissami.

Resulta que López Bello, un empresario petrolero en Venezuela, es también miembro de uno de los lujosos resorts que tiene el presidente Donald Trump en el sur de la Florida.

Su nombre aparece en una lista confidencial de miembros del Trump National Doral que fue entregada al Miami Herald. Varios miembros han confirmado que el empresario es un miembro del resort de lujo que el presidente Trump compró a principios de 2012, en donde la membresía puede llegar a costar $50,000 además de los cargos anuales. El viernes no se sabía con certeza cuánto tiempo lleva López Bello como miembro del club de golf, así como tampoco si su membresía data de antes que el presidente comprara la propiedad.

Helen Aguirre Ferré, asistente especial del presidente y directora de asuntos de medios de comunicación, respondió a preguntas acerca de la situación de López Bello con un breve mensaje por correo electrónico: “Este no es un asunto de la Casa Blanca; el presidente se ha separado de este negocio”.

Antes de las elecciones, las compañías del presidente Trump eran dueñas o administran 17 resorts de golf alrededor del mundo, que conjuntamente tienen miles de miembros. El club de Trump National Doral tiene unos 900 miembros.

Así que no es nada fuera de lo común que un empresario de Venezuela se sienta atraído hacia Doral. Esta ciudad, una comunidad en crecimiento a 15 millas al oeste de Miami.

El lunes, el Departamento del Tesoro de EEUU acusó a López Bello de ser el “testaferro” del vicepresidente venezolano El Aissami —el blanco principal de las sanciones de EEUU bajo la Ley de Designación de Capos de Narcotráfico Extranjeros. El gobierno de EEUU sancionó a López Bello, y observó que le “daba asistencia material, apoyo financiero, así como artículos o servicios en respaldo al narcotráfico internacional, y que actuaba a nombre de El Aissami”.

Debido a ello, los activos de 13 compañías y propiedades de las que es dueño o controla López Bello —desde las Islas Vírgenes Británicas a Panamá, al Reino Unido y Estados Unidos— han sido congelados. Solo en Miami, documentos de propiedad del Condado Miami-Dade indican que las compañías sancionadas propiedad de López Bello son dueñas de tres condominios de lujo en el downtown de Miami, los tres valorados en más de $7 millones. Los tres condominios se encuentran en las residencias Millenium Tower, localizadas en el hotel Four Seasons en Brickell Avenue en el downtown de Miami. Técnicamente las tres propiedades no han sido incautadas por el gobierno pero la designación restringe sus ventas.

El lunes, desde Caracas, Venezuela, López Bello respondió a las acusaciones del Tesoro casi inmediatamente después que se dieron a conocer las sanciones. En un parte de prensa publicado en el portal de su compañía, el hombre de negocios calificó la noticia como algo “injustificado”.

“La lista no ofrece ninguna evidencia factual ni una justificación del por qué Samark López debe estar en esa lista, salvo que López y Tareck El Aissami se conocen personalmente. La lista parece tener motivos políticos”, escribió López Bello.

El Assaimi, cuya fortuna el gobierno de EEUU estima en más de $3,000 millones, fue nombrado vicepresidente de Venezuela por el mandatario Nicolás Maduro a principios de este año. Funcionarios norteamericanos afirmaron que El Assaimi facilitó el envío de más de 1,000 kilogramos de narcóticos de Venezuela a Estados Unidos o a México.

El viernes en la mañana, López Bello todavía aparecía en la lista de miembros del club de golf en Doral, de acuerdo a las copias de la lista privada obtenidas por el Herald. Dos miembros del club de Doral, que pidieron que no se revelaran sus nombres, dijeron que la membresía de López Bello ha sido tema de conversación entre los miembros del club esta semana. Los dos miembros que hablaron con el Herald dijeron que no conocían a López Bello personalmente y que no sabían cuándo fue la última vez que visitó el club.

Karen Landa, directora de operaciones de membresía del Doral, dijo que la lista de miembros era confidencial y no quiso decir si López Bello pertenece o no al club.

“No puedo discutir asuntos personales sobre nuestros miembros”, dijo Landa.(Tomado del MiamiHerald)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.