¿Por qué tanto miedo a cambiar el orden establecido?

Cuando la vida es un martirio

Por: Oscar Miguel Marroquín

Entendamos por orden establecido: la “Organización social, política o económica vigente en una colectividad”.

Ahora bien, de esa definición saquemos a luz algunas verdades, comencemos por preguntarnos cuántos hondureños se han visto obligados a huir del país por falta de absolutamente todo, cifras conservadoras dan cuenta que, solo en los Estados Unidos hay más de un millón, luego hay que sumar los que viven en México, Canadá y España. La población de Honduras sobrepasa los nueve millones de habitantes, siendo, así las cosas, las alarmas se encienden.

Si un millón de hondureños a huido de su patria.

¿Qué es lo que no está funcionando bien en el orden establecido?

Con palabras muy sencillas, bien podemos afirmar que hay serios problemas de carácter económico, político y social, que han hecho huir a esa masa humana de la tierra que los vio nacer, naturalmente que, son problemas muy serios que a quienes más afectan es a la población eternamente excluida, pero ¿excluida de qué? De educación, salud, trabajo, recreación y también, excluida de la participación y discusión política. En realidad, parece que las cosas son peores de lo que a simple vista podríamos imaginar.

Otros datos no menos importantes para tomar en cuenta en este artículo son: la existencia de un sistema político partidista, sistema que desapareció hace muy poco tiempo; un modelo económico neoliberal por demás decirlo, salvaje; un golpe de Estado y dos fraudes electorales, que han creado una crisis política muy profunda; instituciones del Estado coludidas directamente con el narcotráfico: Fuerzas Armadas, Congreso Nacional, Fiscalía, Policía Nacional y otras. Por el lado de lo estrictamente civil, la banca y grandes empresas también están coludidas de manera directa o indirecta con el narcotráfico, lavado de activos y en algunos casos comprometidos con más de algún asesinato.

Parece que el orden establecido está podrido. Esta es una verdad indubitable.

A juzgar por todo lo anterior, la sociedad tiene una tarea muy difícil por delante, difícil, aunque no imposible, pero ¿cuál es esa tarea? Llevar adelante una verdadera revolución; o en el mejor de los casos, llevar a cabo una constituyente originaria, constituyente por supuesto en la que el pueblo eternamente desfavorecido, no ha tenido participación directa en el diseño de su destino.

La tarea es inaplazable, romper las cadenas del miedo, es una acción que se ha venido aplazando por más de quinientos años; en los últimos cien años una mafia llamada oligarquía y bipartidismo han sangrado al pueblo, lo han explotado, humillado, asesinado, torturado y hasta expulsado de la tierra que los vio nacer.

Ese orden establecido ya no da para más, es una podredumbre que hay que enterrar de una buena vez y para siempre.

Un comentario en “¿Por qué tanto miedo a cambiar el orden establecido?

  • Donatila Db
    el julio 24, 2019 a las 11:02 am
    Permalink

    Por el orden primero segundo y tercero, o acaso tercero, segundo y primero no importa en que sentido cuando los actores pasan de un lugar a otro, lo interesante es la magnitud individual y la interacción con los espectadores.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.