Políticas macroeconómicas en Honduras, tienen un alto costo social: Estudio del ICEFI

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Los panelistas del ICEFI
Los panelistas del ICEFI consideraron que, a la par del crecimiento económico debe haber desarrollo social.

Las políticas fiscales impuestas en Honduras durante los últimos dos años, están pasando factura a los sectores más vulnerables y dando amplios beneficios a un pequeño sector, que concentra las riquezas y el poder político, por lo que el costo social de un aparente respiro macroeconómico, se traduce en un mayor número de personas viviendo en la pobreza.

Lo anterior es  parte de las conclusiones  de expertos en materia económica y financiera, que este jueves participaron en la presentación de la cuarta edición del informe “Perfiles Macrofiscales de Centroamérica”, por parte del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI).

El director del ICEFI, Jonathan Menkos, señaló que en el caso de Honduras “hay una preocupación únicamente por los números y no por las personas, y la política fiscal debe responder a la realidad, porque de nada nos sirve un país que tiene buenos números en términos macro fiscales, pero que tiene al 70 por ciento de su población en condiciones de pobreza”.

Menkos apuntó que la política fiscal implementada por el gobierno hondureño, sirve muy poco para generar bienestar, por lo que el desarrollo social es demasiado limitado.

Sobre a los datos generales de la región, señaló que pese a que  el informe indique que las cuentas fiscales observan una mejora en términos de sostenibilidad—porque en algunos casos se está reduciendo el déficit fiscal y reduciendo los niveles de deuda—no significa que todo ande bien, porque no se está atendiendo la parte social.

En ese sentido, dijo que se debe tomar en cuenta tres aspectos, “por un lado las administraciones tributarias no recaudan lo suficiente, asimismo se observa que los Estados son poco transparentes y finalmente tenemos Estados que se preocupan por la sostenibilidad de los recursos y de la política fiscal y no por la suficiencia”.

Cuestionó que los gobiernos  “estén preocupados por la sostenibilidad de hoy pero no por las necesidades de inversión y de gasto que deben tener los  Estados para satisfacer las demandas sociales”.

De acuerdo al informe, Honduras y Nicaragua,  son los países con mejor manejo de las cuentas fiscales, aunque son los menos transparentes de la región.

Asimismo, apunta que Costa Rica y Panamá, experimentan una situación sostenible y Guatemala y El Salvador, presentan alerta.

ALTO COSTO SOCIAL

Por su parte, el economista hondureño y miembro del ICEFI, Hugo Noé Pino, señaló que la política fiscal implementada en Honduras dista mucho del desarrollo social, porque los sectores con  menores ingresos son los que están pagando impuestos, mientras que los sectores de más altos ingresos gozan de exoneraciones o no pagan impuestos.

Lo anterior, dijo, está generando inequidad tributaria muy fuerte y el crecimiento económico es limitado, porque el gasto no se está destinando a inversión pública.

Otro punto negativo que cuestionó el economista, es el congelamiento de los sueldos y salarios de los empleados públicos y los presupuestos de educación y salud.

El informe del ICEFI se presentó en un hotel de Tegucigalpa.
El informe del ICEFI se presentó en un hotel de Tegucigalpa.

Noé Pino vaticinó que si se continúa aplicando las mismas medidas económicas y fiscales, la pobreza en Honduras continuará en ascenso, por lo que el ICEFI insiste en el establecimiento de un pacto fiscal.

El también expresidente del Banco Central de Honduras (BCH) dijo que lo que está pasando en el país, es que hay un grupo reducido del sector económico y político que se beneficia de las políticas públicas y del Estado, mientras que la mayor parte de la población sigue manteniéndose, o un estado de pobreza o en un estado de vegetación.

También, apuntó que no es cierto que Honduras sea el país con mayor crecimiento económico de la región centroamericana, tal y como lo argumenta el gobierno.

Precisó que Honduras se ubica en cuarto  lugar en cuanto a ese indicador, ya que registra un crecimiento de 3,5 por ciento, por debajo de Panamá que crecerá en 6 por ciento, Nicaragua en 4,8 por ciento y Guatemala en 4,2 por ciento.

Agregó que el crecimiento que está registrando Honduras es frágil porque está basado en el sistema financiero, en las telecomunicaciones y al comercio, que son sectores que absorben muy poco desempleo.

Apuntó que la leve mejoría que registra la macroeconomía hondureña, tiene un alto costo social porque se incrementó el Impuesto Sobre Ventas (ISV), el impuesto del combustible de la gasolina, se redujo el subsidio a la energía eléctrica y se aumentó las tarifas por este servicio.

Asimismo porque se incrementó las exoneraciones fiscales a grupos con capacidad de pago y se ha disminuyó el gasto en los sectores sociales, lo que se evidencia en la crisis hospitalaria y en la pésima infraestructura de los centros educativos.

“Entonces en estos casos consideramos de que el costo social que implicó el ajuste y que se sigue manteniendo dentro del programa con el Fondo Monetario Internacional, es muy alto”, acotó.

Criticó que pese a que el gobierno aseguró que ese alto costo social sería recompensado con la reactivación económica, eso no sucede.

ESTUDIO

El estudio del ICEFI, que contó  con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert, presenta  datos de las finanzas públicas de los países de Centroamérica, en su mayor parte al 31 de mayo y muestra que la tendencia de la política fiscal regional en los últimos meses ha sido la de tratar de garantizar la sostenibilidad fiscal.

Esto ha sido por medio del control del déficit fiscal y del endeudamiento total, dejando en un segundo plano la búsqueda de soluciones estructurales que equilibren las cuentas fiscales y sin resolver los grandes problemas del desarrollo económico y social.

En ese sentido, la región sigue mostrando estructuras tributarias regresivas, bajas cargas tributarias y plagadas de privilegios fiscales, un gasto público insuficiente y débilmente priorizado.

Asimismo, el conocimiento público sobre severos problemas de opacidad y corrupción, han desatado en la actualidad significativas protestas ciudadanas en la que se exige juicio, castigo y solución a estos flagelos de la democracia.

SITUACIÓN DE HONDURAS

En Honduras con la implementación de la reforma tributaria de 2014 y una significativa política de austeridad, especialmente en sueldos y salarios de los trabajadores de la administración central y en gasto en educación y salud, logró una reducción del nivel del déficit fiscal. De acuerdo a la  información disponible, el gobierno central presenta un superávit presupuestario de 0.2 por ciento del PIB y una reducción de la deuda, que ha pasado de 45.6% a 42.5% del PIB,  representando todavía el 282.8% de los ingresos tributarios.

Los resultados fiscales de Honduras, son producto principalmente de una reforma tributaria fuertemente regresiva, por lo que es claro que el poder político realizó un sacrificio del bienestar social a costa de una mayor estabilidad fiscal, lo cual debe ser evaluado con mayor detenimiento, pues aunque los resultados fiscales pueden ser positivos, los efectos de este reequilibrio de cuentas, pueden comprometer el crecimiento y el desarrollo en el mediano y largo plazos.

Honduras debe enfrentar un serio proceso de reconversión fiscal, basado en la eliminación de la gran cantidad de privilegios fiscales que contradicen los principios tributarios de generalidad y de capacidad de pago, éste último claramente identificado en la Constitución de la República.

También, debe iniciar un serio proceso de fortalecimiento de la administración tributaria, que incluye una mayor transparencia sobre los datos de la evasión tributaria y del gasto tributario en que está incurriendo el Estado. Finalmente, la sociedad debe continuar la discusión de un pacto fiscal que cree los mecanismos necesarios para garantizar  la suficiencia y sostenibilidad de las finanzas del Estado, sin descuidar la atención a los programas sociales y económicos que impactan directamente en la situación social de todos los hondureños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.