Certeza.|Nación.|Noticias Destacadas

Policía de Honduras reprime salvajemente a trabajadores en su día

Honduras

Compartir

Honduras
La represión policial propició la disolución de la protesta de los trabajadores.

 

Policía justifica represión a actos vandálicos adjudicados a universitarios  

La movilización fue disuelta y la dirigencia sindical no pudo leer sus pronunciamientos 

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-En un caos y represión policial terminó la movilización del Día Internacional de los Trabajadores en Honduras, donde la policía hizo uso de gases lacrimógenos y la fuerza desproporcionada, dejando a varias personas heridas y con afecciones en las vías respiratorias

La movilización inició a eso de las 8:00 de la mañana en el barrio La Granja con consignas de rechazo al proceso de privatización de las instituciones del Estado. Los manifestantes recorrieron aproximadamente dos kilómetros, sin embargo al llegar a los bajos del Congreso Nacional comenzaron a ser reprimidos por elementos de la Policía Nacional y militares, que argumentaron su accionar a la quema de llantas por parte de un grupo de jóvenes que se cubrían sus rostros.

Al ver el escenario, los uniformados comenzaron a lanzar bombas lacrimógenas y agua a presión, logrando disuadir a los manifestantes que salieron de prisa de la zona. Los jóvenes, que andaban encapuchados empezaron a lanzar piedras contra los policías, quienes bajo ese argumento siguieron reprimiendo de manera irracional, llevándose de encuentro a personas de la tercera edad, niños y hasta mujeres embarazadas.

 

Honduras
Los vendedores ambulantes salieron corriendo ante los gases lacrimógenos y el picor del agua a presión.

QUEMA DE EDIFICIO MUNICIPAL

En medio del conflicto se produjo la quema parcial de los archivos de la antigua Corporación Municipal del Distrito Central, que se ubica frente a la Plaza Central “Francisco Morazán”, más conocida como Parque Central de Tegucigalpa.

El incendio, que fue controlado por el Cuerpo de Bomberos, fue el detonante para que la policía avanzara, y sin argumento alguno, comenzara a lanzar bombas lacrimógenas y agua a presión en contra de las personas que se encontraban en los alrededores de la concha acústica, donde tradicionalmente los líderes obreros pronuncian sus discursos.

Honduras
Estos dos jóvenes corren para evitar la inhalación de los gases lacrimógenos.

 

El ataque salvaje de la policía impidió la continuidad de la jornada del Día Internacional de los Trabajadores, ya que todo el acto protocolario fue abortado por los manifestantes, que ante la agresión de los uniformados abandonaron la zona.

Sin bastarles la arremetida, los policías fueron cercando a las  personas que todavía se encontraban en el parque. Posteriormente cerraron las calles del centro histórico de Tegucigalpa y continuaron lanzando más bombas lacrimógenas e incluso se desplegaron hasta el Parque Valle, ubicado  a varios metros de distancia de la zona donde inició el conflicto.

Mientras corrían para no seguir siendo víctimas de los efectos de los gases lacrimógenos, los manifestantes decían que fue el gobierno que había infiltrado a los jóvenes encapuchados para luego justificar las agresiones.

Honduras

La versión fue contrarrestada posteriormente por la Policía Nacional, que en conferencia de prensa atribuyó la quema del archivo municipal a miembros del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU).

«Las manifestaciones se han reportado de manera pacífica a nivel nacional, excepto el último incidente en el centro de Tegucigalpa, donde un grupo identificado como Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) aprovechó para provocar desorden y daños a edificios públicos y privados, por lo que la Policía Nacional tuvo que usar métodos disuasivos y así evitar mayores daños» expresó el sub-comisionado de la Policía Nacional, Jair Meza

Sobre el uso de bombas lacrimógenas explicó que «les corresponde mantener la paz y la utilización de disuasivos para las personas que quieran crear odio y caos en las marchas».

«Vamos a mantener presencia policial para mantener el orden para que todos los trabajadores puedan disfrutar de su día», apuntó.

CHOLUTECA

Los incidentes se reportaron también en la sureña ciudad de Choluteca, en el departamento del mismo nombre, donde se produjo un enfrentamiento entre miembros de la Policía Nacional y manifestantes.

La batalla campal se produjo en los alrededores de las oficinas de la Empresa Energía Honduras (EEH) donde un joven y una bebé, resultaron afectadas por el gas lacrimógeno.

Honduras
Este hombre se tapa la nariz y la boca para evitar los efectos de los gases lanzados por la policía.

AGRESIONES

Los policías hostigaron además a la prensa que se encontraba dándole cobertura a la manifestación de Tegucigalpa, agrediendo especialmente a los fotógrafos y camarógrafos, que hacían tomas fotográficas y de video  a los uniformados, mientras detenían y golpeaban a un joven que alegaba que su único delito era protestar por las injusticias que se cometen en Honduras.

“Me lanzaron a quema ropa una bomba lacrimógena que impactó mi cuerpo. Yo estaba ayudando a una ciudadana nada más y me empezaron a golpear, me quitaron la camisa”, dijo el joven, quien se identificó como  Edras Meza.

El joven se libró de ir a las celdas por la presencia de defensores de los derechos humanos y de la prensa, que abogó por su liberación.

“Es un salvajismo de esos policías, esos son perros de garra amaestrados para atacar al pueblo hondureño, a un joven que lo que estaba haciendo era apoyar a una señora que se estaba asfixiando, esa es la actitud de esta policía represiva, esto es lo que nos da este señor, Juan Orlando, el Día de los Trabajadores”, expresó el dirigente sindical,  José Luis Baquedano.

Honduras

 

REPRESIÓN SALVAJE

Para el director del Centro de Promoción e Investigación de los Derechos Humanos (Ciprodeh), Wilfredo Méndez, lo ocurrido hoy es una “represión salvaje” y  una muestra de la intolerancia del gobierno de Juan Hernández, ante las demandas de la clase trabajadora.

Méndez lamentó que el gobierno hondureño siga haciendo uso de la fuerza brutal y de los gases lacrimógenos, pese a que las Naciones Unidas ya se pronunció al respecto y condenó dicha práctica.

Reprochó que el gobierno actúe de esa manera a tres días de la llegada del Relator Especial de las Naciones Unidas,  Michel Forst, quien estará haciendo su primera visita oficial a Honduras, para evaluar la situación de las personas defensoras de derechos humanos y el papel de las autoridades, para garantizar la protección y permitir la importante labor de estas personas.

Honduras
El expresidente, Manuel Zelaya Rosales, que se aprestaba a participar en los actos protocolarios, también abandonó la zona de conflicto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.