Actualidad|Política y Democracia

Partido Nacional propone campaña de guerra electoral

Compartir

Foto de portada: El diputado y candidato a alcalde del Distrito Central, David Chávez junto al candidato presidencial  del Partido Nacional, Nasry Asfura, durante un mitin  político en la capital hondureña. (Foto: redes sociales David Chávez)

Tegucigalpa. –El 23 de mayo el candidato a alcalde del Distrito Central, David Chávez, asumió la presidencia del Partido Nacional con un mensaje de confrontación al advertir que no permitiría más reproches por parte de opositores.

“Hemos tenido un partido callado, pero eso conmigo va a cambiar, yo voy a salir a la defensa… no tenemos por qué agacharle la cabeza a nadie”, fueron las declaraciones de Chávez en ese momento.

A menos de 88 días para las elecciones generales de noviembre, la advertencia del presidente de los nacionalistas se vuelve tangible ante los últimos hechos de violencia que han comenzado a empañar el proceso electoral.

Lo que debió ser el sorteo de la ubicación en la papeleta electoral por partido político, el pasado sábado 21 de agosto, se convirtió en una zona de guerra luego que una caterva de simpatizantes del oficialismo, liderados por Chávez, irrumpió de manera violenta en las instalaciones del Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop) donde se realizaba el evento.

Previo al inicio de la campaña electoral, el llamado a la clase política por parte de organizaciones de sociedad civil, incluso de la iglesia católica, fue a una campaña de altura con propuestas, no obstante, el discurso del oficialismo se convirtió en confrontación.

También lea: Estado genera violencia en proceso electoral al no respetar planificación y asignación presupuestaria

“Ninguno de esos ñangaras me van a atemorizar. Si quieren guerra, guerra van a tener; si quieren ideas, ideas van a tener; si quieren puño, puño van a tener”: David Chávez, candidato a la Alcaldía Municipal del Distrito Central por el Partido Nacional.

De igual manera, el dirigente del Partido Nacional, Fernando Anduray, responsabilizó a los líderes de los partidos políticos opositores de ser quienes insultan y atacan a los nacionalistas al señalarlos de narcotraficantes y corruptos.

Chávez, quien se postula como candidato a alcalde de la capital hondureña, fue sindicado por el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) por presunta corrupción en su administración al frente del Infop, que superaría los 21 millones de lempiras.

Por su parte, el candidato presidencial del Partido Nacional, Nasry Asfura, fue acusado por la Unidad Fiscal Especializada Contra Redes de Corrupción (UFERCO) por los delitos de abuso de autoridad, fraude, falsificación de documentos públicos y lavado de dinero, al emitir 23 cheques de caja a su nombre por 17 millones de lempiras durante los años 2017 y 2018, sin embargo, la justicia hondureña remitió el caso al Tribunal Superior de Cuentas (TSC) quien determinará sí existen pliegos de responsabilidad en su contra o no.

Además, varios diputados nacionalistas han sido señalados por el Departamento de Estado de los Estados Unidos por actos de corrupción, de hecho, en julio pasado se publicó el nombre de 13 diputados del oficialismo en la lista Engel.

Anduray, en un mensaje de confrontación en un medio televisivo, advirtió a los adversarios al Partido Nacional que “si quieren confrontación, aquí estamos”.

Artículo Relacionado: Gansterismo y violencia electoral

AMENAZAS SE CONVIERTEN EN PROPUESTAS DE CAMPAÑA

Para la exrectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, la campaña política pasó de propuestas a las amenazas lo que pone en precario la endeble democracia del país.

“Lo lamentable ahora es que lo vulgar, lo corriente, la falta de propuestas, las amenazas, es lo que está presente en muchos de los líderes de los partidos políticos y lo que marca es un deterioro, un retroceso de la política”, reprochó.

Al igual, el director del Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD), Luis León, cuestionó que los candidatos ofrezcan riñas y no verdaderas propuestas a los problemas de nación.

“Es penoso que el liderazgo político del país esté generando violencia, ahora lo vemos en las campañas y narrativas de los candidatos. Es penoso como la ausencia de propuestas reales que convenza al pueblo hondureño, lo que ofrecen sea conflictos, peleas, cuando Honduras es un país muy propenso a inmiscuirse en conflictos, es lastimoso”, lamentó.

De igual manera, León recriminó que parte de la población aplauda las riñas entre los políticos, lo que, a su juicio, refleja una falta de cultura política y cívica, por lo que instó a los políticos a razonar.

Los líderes del nacionalismo recurren a un discurso de odio y confrontación para ganar adeptos en las elecciones de noviembre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.