Panamá será el primer país de Latinoamérica en erradicar el trabajo infantil en 2020

Tomado de EFE

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, anunció hoy que su país se convertirá en 2020 en el primer país latinoamericano en erradicar el trabajo infantil, en el marco de la 19 conferencia regional americana de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Varela, quien se presentó a la sesión especial de la asamblea que se centra en el futuro del trabajo en América Latina y el Caribe, aseguró que su país se ha propuesto “eliminar el trabajo infantil” conforme a las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

Por otro lado, también refirió que su país puso en marcha un programa de educación bilingüe que anualmente manda unos 5.000 jóvenes a capacitarse en el inglés y poder así afrontar los desafíos que se presentan en el mercado laboral moderno.

“Da dolor” afirmó Varela, que en una reciente feria del trabajo “una importante empresa” no pudo reclutar a los jóvenes para cubrir sus puestos disponibles porque “no pasaban la primera prueba”, que es la destreza en inglés.

El gobernante instó al medio millar de participantes en la conferencia a reflexionar sobre las medidas que deben darse para garantizar que la sociedad haga frente satisfactoriamente a los desafíos que traerán los cambios demográficos, tecnológicos y ambientales, entre otros, en el mundo laboral.

“Si no preparamos a los trabajadores para los cambios que vienen no será posible afrontar los cambios, ni crear empleo decente y productivo”, apuntó.

Varela se mostró orgulloso de la paz social que se ha vivido durante su gobierno (2014-2019), pues “ningún obrero” ha sido atendido en algún hospital producto de alguna protesta, pero “sí 20 policías”.

“Hay que cuidar las fuentes de empleo, la seguridad jurídica y privada, no es un tema de ideología, fomentar la inversión extranjera y dar la seguridad jurídica crea empleo, es una fórmula sencilla”, dijo.

Agregó que su gobierno luchó contra la corrupción y corrigió “el rumbo equivocado” que se le había dado a Panamá, pero “hemos protegido más de 40.000 empleos en la construcción, a costa de la reputación, honra y dignidad (personal) como ser humano”, sin referirse a ningún escándalo en específico.

Varela sostuvo que actuó así porque “el trabajador no tiene la culpa” y por ello instó a los participantes a luchar por cumplir con la visión de la OIT de proteger el empleo, que da derecho a una vida digna.

La cita cuatrianual de la OIT concluirá el próximo viernes con una declaración de compromisos para cumplir. (Tomado de EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.