Ambiente y Extractivismo|Noticias Destacadas

Ordenan detener exhumaciones en cementerio de Azacualpa, Copán

empresa minera realizará detonaciones en cementerio

Compartir

Tegucigalpa.- La Corte de Apelaciones de Santa Rosa de Copán detuvo de forma provisional las exhumaciones realizadas por la empresa minera transnacional Aura Minerals en el antiguo cementerio de San Andrés en la comunidad de Azacualpa, municipio de La Unión en Copán. 

El bufete Estudios para la Dignidad informó a Criterio.hn que dicha corte admitió la acción de amparo con suspensión del acto reclamado promovida en favor del pueblo indígena Maya Chortí de Azacualpa, por lo que en teoría mientras no haya una resolución definitiva la transnacional minera no podrá continuar la exhumación, traslado e inhumación de los restos esqueléticos a un nuevo cementerio.

El abogado Pedro Mejía, integrante de dicho bufete legal, afirmó «entendemos esto como una noticia favorable e importante» en favor de la protección de los derechos del pueblo Maya Chortí de Azacualpa.

Previamente, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia ordenó parar las exhumaciones en dicho cementerio de La Unión, Copán, por parte de la empresa Minerales de Occidente S.A de C.V. (Minosa), filial en Honduras de Aura Minerals. Sin embargo, dicha empresa con apoyo de la alcaldía de La Unión, Copán, promovieron nuevamente la acción a través del Juzgado de Letras de Santa Rosa de Copán.

Nota relacionada: «Por querer entrar al cementerio fue que me golpearon», dice líder comunitario que fue detenido y agredido por la Policía en Azacualpa, Copán

El juez Rafael Rivera Tabora contraviniendo las disposiciones de la CSJ, dio nuevamente luz verde a las exhumaciones en el cementerio de San Andrés en Azacualpa y posteriormente declaró sin lugar el recurso de nulidad interpuesto por el bufete Estudios Para la Dignidad.

Desde entonces, una parte de la población que reside en Azacualpa pide a la Corte Suprema de Justicia que cumpla la resolución que ordena el cese de las exhumaciones. A la vez que la comunidad fue acordonada por miembros de la Policía Nacional a petición del juez Rivera Tabora, quien solicitó dicha medida al entonces titular de la Secretaría de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco.

Desde entonces se han reportado denuncias de despliegue militar con disparos al aire a inmediaciones del cementerio que la minera pretende explotar. Así como la detención y agresión de un habitante cuando intentaba ingresar al camposanto a proteger la tumba de sus padres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.