Global.

Oposición nicaragüense pide a OEA publicar informe sobre situación de DD.HH. en su país

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Nicaragua.- La oposición nicaraguense demandó hoy a la Organización de Estados Americanos (OEA) que publique un informe sobre la situación de los Derechos Humanos en Nicaragua a propósito del diálogo que mantiene con el Gobierno sobre procesos electorales.

Violeta Granera, dirigente del Frente Amplio por la Democracia (FAD), dijo en rueda de prensa:  «Estamos pidiéndole con todo respeto al secretario general de la OEA, (Luis Almagro) que, a través de la instancia correspondiente, elaboren y publiquen un informe sobre la situación de los derechos humanos en Nicaragua».

Granera, explicó que la FAD demanda a la OEA un informe sobre el tema porque considera que «el problema electoral, es el resultado de un régimen que está violando los derechos de los nicaragüenses».

Ese grupo opositor señaló que así como la OEA se refirió al tema electoral en Nicaragua, también debe hacerlo en materia de derechos humanos.

El Gobierno de Nicaragua y la OEA acordaron fortalecer el sistema electoral del país centroamericano en un plazo de tres años, lo cual anunciaron recientemente, meses después de los controvertidos comicios en los que Daniel Ortega se reeligió por cuarta vez.

En ese Informe de la Mesa de Conversación e Intercambio Constructivo que conformaron las partes antes de las elecciones del 6 de noviembre, se acordó firmar un memorando de entendimiento, a más tardar el 28 de febrero próximo, que especificará los aspectos técnicos del trabajo conjunto.

En el plazo de tres años, la Secretaría General de la OEA dará seguimiento a las elecciones municipales de 2017 previstas en el país y ayudará a perfeccionar el sistema de representación política y mecanismos legales para su fortalecimiento.

En el informe, las partes hicieron un resumen del contexto político de Nicaragua en torno a las elecciones generales de noviembre pasado, y sobre lo cual la Secretaría de la OEA no se pronunció.

Para la oposición, que no pudo participar en los comicios pasados por la eliminación legal de su principal partido, el único resultado respetable de este diálogo entre el Gobierno y la OEA sería la celebración de unas nuevas elecciones que anulen las de noviembre.

El resumen de los acuerdos revelado hizo referencia a las anomalías señaladas por los opositores, entre ellas la falta de observación electoral, la eliminación legal de su principal partido político, la suspensión definitiva de diputados no oficialistas, la falta de un padrón confiable, cedulación indebida, entre otros.

En medio de dichas denuncias, Ortega logró obtener su cuarto periodo presidencial y tercero consecutivo, esta vez con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, quienes fueron investidos el 10 de enero pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.