OIT pide a gobiernos garantizar un regreso laboral seguro ante reapertura de la economía

Por: Redaccion CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. Ante el regreso cauteloso a la vida laboral en un escenario de convivencia con el Covid-19, la Organización Mundial del Trabajo (OIT), ha hecho un llamado a los gobiernos del mundo a seguir una serie de criterios de bioseguridad para garantizar el regreso seguro a las actividades laborales.  

Teniendo en cuenta la decisión de reapertura de la economía adoptada en la mayoría de los países, la OIT ha insistido a las autoridades sobre la necesidad de situar a los derechos laborales en las políticas públicas de regreso al trabajo. 

Por lo que ese organismo propone que “antes del regreso al trabajo se evalúe cada entorno laboral, puesto de trabajo o grupo de puestos específicos, y que se apliquen medidas de prevención para que primen la seguridad y la salud de todos los trabajadores, conforme a controles jerarquizados”. 

“Las medidas que deban aplicarse dependerán en cada entorno laboral concreto”, explica el ente internacional. No obstante, existe la posibilidad de que “haya que recurrir a la instalación de obstáculos físicos, como pantallas transparentes, la mejora de la ventilación, o la adopción de un horario de trabajo flexible, además de prácticas idóneas de limpieza e higiene”, añade.

Además de las medidas de bioseguridad hasta ahora conocidas como el uso de la mascarilla, la OIT formula “la posibilidad de recurrir al uso de equipo de protección personal adecuado, en particular en el caso de las ocupaciones más peligrosas, y que dichos equipos deberán ser facilitados sin cargo a los trabajadores”.

Por otro lado, pide contemplar las necesidades de los trabajadores más expuestos al riesgo de enfermedad grave. Así como  “los trabajadores de edad, las trabajadoras embarazadas; las personas refugiadas y las migrantes, así como quienes trabajan en el sector informal”.

Pese a presentar indicadores desalentadores en el número de contagiados acercándose a los 5 mil casos  de Covid-19 con una alta tasa de mortalidad,  en Honduras el gobierno ha anunciado en las últimas horas un plan de reapertura a “la nueva normalidad”, que se propone retomar en su totalidad las actividades económica empezando el próximo 1 de junio.

Entre los sectores que contempla la medida aprobada vía decreto se enumeran: Hospitales, centros de atención médica, laboratorios médicos y farmacias.

Toda la cadena de producción, industrialización, transporte, distribución y comercialización de alimentos. La industria de la maquila para la confección de mascarillas y equipo biomédico requerido para atender emergencia. 

Asimismo, sector agroalimentario de producción y distribución de alimentos; las instituciones del Sistema Financiero, como bancos y cooperativas de ahorro y crédito; gasolineras.  Supermercados, mercaditos, pulperías y abarroterías. Transporte público por motivo de salud y el contrato por las empresas dentro de estas excepciones para movilizar a sus trabajadores.

Igualmente, las telecomunicaciones, empresas proveedoras de internet y los medios de comunicación incluyendo radio, televisión, diarios y cableras. Así como también la construcción de obras públicas, la industria de la carga marítima y terrestre de importación, exportación, suministros y puertos, entre otros rubros.  

Es de destacar que previo al anuncio de reapertura de la economía, el gobierno había consentido a rubros como la industria de la maquila operar, sin ninguna certeza que estos estuvieran cumpliendo con los protocolos de bioseguridad laboral. De hecho, en este lapsus,  los trabajadores de la maquila denunciaron ser obligados a laborar  bajo un régimen de trabajo sin medidas rigurosas en materia de bioseguridad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.