Obama presenta su plan de cierre de Guatánamo

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

 

El presidente de EE.UU., Barack Obama, presentó este martes desde la Casa Blanca su plan para cerrar la cárcel de Guantánamo, una de sus promesas desde 2008. El mandatario ha mostrado todo su apoyo al plan de cierre de la prisión y ha afirmado que mantener la cárcel abierta es «contraproducente» para la lucha antiterrorista y, además, daña las relaciones del país con naciones aliadas, según ha difundido Efe.

BARACK OBAMA1

El plan presentado hoy por el presidente tiene previsto transferir entre 30 y 60 presos a territorio estadounidense, algo a lo que se oponen los republicanos, que controlan actualmente el CongresPara el mandatario clausurar la cárcel equivale a «cerrar un capítulo» de la historia del país, al presentar su plan para trasladar a una «localización segura» en EEUU a los detenidos que no puedan ser transferidos a terceros países. Además, ha señalado, según ha difundido Reuters, que no quiere pasar este problema al próximo presidente, «cualquiera que sea».

En una comparecencia en la Casa Blanca, Obama ha explicado, además, que su plan permitirá «ahorrar» dinero a los contribuyentes y pidió a los congresistas un diálogo «honesto» para tratar de cerrar la cárcel, ubicada en Cuba y en la que permanecen 91 detenidos.

Esos ahorros de los que ha hablado Obama alcanzarían los 335 millones de dólares en 10 años y 1.700 millones a lo largo de 20 años, ha indicado hoy el portavoz del Pentágono, Peter Cook.

«Implementar este plan mejorará nuestra seguridad nacional al negar a los terroristas un poderoso símbolo de propaganda, fortalecerá nuestras relaciones con aliados clave y socios contra el terrorismo y reducirá nuestros costes», destacó Cook en un comunicado.

Declaraciones desde el Pentágono

Un portavoz del Pentágono, el capitán de la Armada Jeff Davis, había asegurado con anterioridad que el Gobierno cumpliría el plazo que concluye este 23 de febrero para presentar a los congresistas una propuesta de cierre de la instalación y un traslado de los presuntos terroristas allí presos.

«Entendemos que la fecha límite es hoy y es nuestra intención cumplir con ella», ha dicho Davis en una rueda de prensa. Según el portavoz, el plan solicitará el cierre del centro de detención y ofrecerá varias opciones para la clausura.

«El plan es presentar al Congreso lo que pensamos sobre el tema, y lo que consideramos es un camino a seguir necesario para lograr el cierre de Guantánamo y señalar específicamente la necesidad de un alivio legislativo», ha añadido Davis.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presiona para cerrar la prisión y cumplir una promesa de campaña  que tiene pendiente desde 2008, antes de acabar su periodo al frente de la Casa Blanca. Davis ha adelantado que el plan del Gobierno es la transferencia de muchos de los detenidos tan rápido como sea posible y llevar a los restantes, que se enfrentan a acusaciones, a territorio estadounidense, un paso al que se oponen muchos miembros del Congreso, especialmente los republicanos.

¿Los detenidos en suelo estadounidense?

En este sentido, el Legislativo ha emitido varias prohibiciones al traslado de presos de Guantánamo a suelo de EEUU, además de aplicar restricciones al traslado a otros países, argumentando que los detenidos son una amenaza para la seguridad nacional. No obstante, algunos legisladores, liderados por el presidente del Comité de Servicios Armados del Senado, el republicano John McCain, han manifestado su disposición a aceptar esa opción si el Gobierno presenta un plan.

En esta dirección, el Pentágono comenzó a estudiar el año pasado lugares en los que reubicar a los detenidos dentro de EEUU, incluidas instalaciones federales en Colorado, Carolina del Sur y Kansas.

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, no se ha mostrado optimista sobre la posibilidad de que el Congreso dé luz verde a la propuesta de la Administración. «Mi pesimismo se basa en la manera en que muchos miembros del Congreso han tratado este asunto en los últimos siete años», ha dicho el portavoz, que ha asegurado, no obstante, que el Gobierno presentará una argumentación convincente sobre el cierre de la prisión y sus beneficios para la seguridad nacional.

«Queremos trabajar con el Congreso para hacer realidad esas alternativas», ha asegurado Earnest.

Actualmente, quedan 91 presos en el penal, que llegó a albergar 800 poco después de su apertura, ordenada por el entonces presidente estadounidense, George W. Bush, tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Reacción de Naciones Unidas

El comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Zeid Ra’ad Al Hussein, dio esta tarde la bienvenida al plan de cerrar Guantánamo señalando que ningún detenido debe permanecer bajo detención indefinida esperando acusación o juicio.

Al Husein afirmó que la base estadounidense en Cuba ha supuesto una «grave mancha al historial de derechos humanos y la reputación de EEUU durante los últimos 14 años». En un comunicado, afirmó: «Todos los detenidos de Guantánamo deben ser transferidos a centros de detención normales en EEUU o terceros países mientras aguardan un juicio justo ante tribunales civiles y se les deben ofrecer las garantías procesales según las leyes internacionales».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.