Hospitales móviles de Choluteca y Santa Rosa de Copán también presentan irregularidades: CNA

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. – Un nuevo informe del Consejo Nacional Anticorrupción, (CNA), ha dejado en evidencia de que todo el proceso de compra de siete hospitales móviles ejecutado por Inversión Estratégica de Honduras, (Invest-H), es un mismo paquete de engaños y fraudes en perjuicio de la salud pública y la economía del Estado.

También lea: Inversión Estratégica de Honduras: una nueva mafia institucional al desnudo 

“La Corrupción en Tiempos de Covid-19, Parte XIII, El Monumental Fraude del 2020: Un Seguimiento Investigativo a los Hospitales Móviles de Choluteca y Santa Rosa de Copán”, corre la cortina a los severos daños en estas compras de Invest-H, que se destinarán a estas ciudades, donde ni siquiera el predio que se les destinará posee postes para las instalaciones y tomas de electricidad. (Descargue aquí el informe del CNA)

“Esas fallas pueden provocar graves daños a los equipos médicos y peor aún, el hecho de que pueden poner en riesgo la vida de algún paciente en estado crítico que dependa de algún tipo de equipo médico de cuidados intensivos”, advierte el CNA en estas pesquisas.

El documento confirma la sobrevaloración en esta compra que tampoco justifica el desplazamiento que hizo a Turquía una comisión de Invest-H, en un afán de avalarla, puesto que los mismos tienen más daños que los dos que llegaron con anterioridad.

Este nuevo capítulo de corrupción institucionalizada gravita en que ambos módulos vienen faltos de sistema eléctrico en áreas de instalación; muestran deterioro por corrosión, daños y filtraciones en las estructuras.

El CNA logró constatar que presentan óxido y corrosión exterior y en algunas partes internas, que los elevadores de cadáveres de la morgue son manuales y no eléctricos.

Los contenedores presentan malos acabados; llavines, bisagras, paneles instalaciones en general de muy mala calidad en diseño y acabados para la finalidad por la que fueron adquiridos.

Asimismo, el documento detalla que cada equipo contenido en los hospitales móviles es muy general, de acuerdo con el criterio del ingeniero biomédico del Ministerio Público que los perició.

Los peritos en materia eléctrica enumeraron varias deficiencias en el centro de carga, cableado y el voltaje adecuado para el funcionamiento de los equipos médicos, el cual corre peligro de deterioro ante las subidas y bajadas del fluido eléctrico.

El juego de imágenes contenidas en el nuevo expediente del CNA muestra llaves de cerraduras rotas, deficiente recubrimiento de pintura y filtraciones de agua lluvias a lo largo del panel central del módulo denominado “Corredor”.

Además, mala aplicación de químicos catalizadores de pintura y pegamentos en los muebles y gabinetes médicos; los marcos, contramarcos y mochetas de las puertas de cada módulo están descuadrados.

El CNA señala que especialistas determinaron que el predio en Santa Rosa, de Copán donde se ubicará el módulo hospitalario carece de energía eléctrica y esto podría impedir su entrada en operaciones ya que se requerirán al menos de 70 postes de tendido eléctrico para que entre en servicio.

Asimismo, expresa su preocupación por las fallas que siguen presentando los demás hospitales móviles que aún no entran en funcionamiento, que incluso la estructura móvil instalada en San Pedro Sula, que ya funciona, sigue presentando fallas preocupantes.

El CNA dice en sus conclusiones que seguirá exhortando al Ministerio Público para que en la brevedad de lo posible comience a presentar los requerimientos fiscales correspondientes en contra de aquellas personas que participaron en este acto de corrupción sin precedentes.

En marzo pasado el entonces director de Invet-h, Marco Bográn, pagó sin ninguna garantía 47 millones 500 mil dólares, (1,168 millones 500 mil lempiras) para la adquisición de siete hospitales móviles a la compañía Elmed Medical Systems Inc. DBA Hospitales Móviles.

Esta empresa es propiedad de Axel López, un ciudadano americano de origen guatemalteco, quien es acusado por la compañía turca, SDI Global LLC de falsificar una cotización que originalmente emitieron ellos y que López utilizó en el millonario negocio de los hospitales con el gobierno de Honduras.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, Pedro Barquero, informó en su momento que, de acuerdo con investigaciones realizadas por los empresarios, el gobierno le incrementó 680 millones de lempiras al precio real de los siete hospitales móviles.

El pasado 8 de octubre, un juzgado ordenó medidas distintas a la prisión a favor de Marco Bográn a pesar de que le dictó un auto de formal procesamiento por suponerlo responsable a título de autor de la comisión del delito de malversación de caudales públicos en perjuicio de la administración pública, por uno de los tantos casos que se le atribuyen y que se circunscribe apenas al pago de renta de habitaciones en un hotel por un poco más de 100 mil lempiras, dejando de lado el resto del latrocinio causado durante su gestión en al menos 21 casos más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.