No perdamos el tiempo en el diálogo tramposo… vamos por derogar a JOH

Por: Tomás Andino Mencía

POLÉMICA DECISIÓN

La decisión de la Plataforma de retornar a clases y a los centros de salud, ha causado opiniones y emociones encontradas, unos opinan que debió seguirse con los paros y no prestarse al diálogo con el régimen, y otros defendiendo la decisión. Son comprensibles estas reacciones, porque estamos en un contexto nacional de elevada polarización política entre el Pueblo y la dictadura, por lo que los acontecimientos y actores se juzgan con esos anteojos.

Pero observo mucha emocionalidad en el debate y poca objetividad, por lo que quiero comenzar este aporte recordando algunos puntos básicos.

¿Qué teníamos antes de esta lucha?

Teníamos una dictadura que hacia lo que quería, que imponía al Pueblo las peores decisiones pactadas con el FMI, tendentes al desmantelamiento de los servicios públicos y su privatización. Un régimen que hacía fiesta con la aprobación de decretos lesivos al pueblo por parte del Ejecutivo y del Congreso, que ni siquiera las bancadas de oposición podían frenar.  

Teníamos una clase trabajadora, y en especial, un magisterio humillado y un gremio de salud pasivo, en algunos casos con verdaderos corruptos y dictadorzuelos por “líderes”. Teníamos un pueblo perdiendo progresivamente todas sus conquistas.

Y lo peor, un pueblo sin esperanza, que, pese a tener todas las ganas de luchar, ha visto surgir liderazgos que se venden, que no cumplen lo que prometen, que transan bajo la mesa con el gobierno, que lo utilizan para proyectos electoreros, para después abandonarlo, y luego “resucitarlo” para las próximas elecciones.

LOS LOGROS Y VIRTUDES DEL MOVIMIENTO

Pero ¿qué cambio ocurrió en las últimas dos semanas? Pues ocurrió lo impensable: Que, por primera vez desde el Golpe de Estado de 2009, el Pueblo hizo morder el polvo de la derrota a un ensoberbecido Congreso y luego al mismo JOH, al tener estos que derogar dos decretos legislativos y dos decretos ejecutivos que eran vitales para poner en práctica una de las más importantes recomendaciones del FMI.

Contrario a algunas opiniones, en algunos casos poco informadas y en otros malintencionadas, que creen que este triunfo parcial solo beneficia a estos gremios, en realidad fue un logro que beneficiará a todo el Pueblo de Honduras, porque echó abajo uno de los más importantes mecanismos con el cual se implementaría la Ley Marco de Responsabilidad Social.

Pero al largo plazo, la existencia de la Plataforma de Lucha ha sido un logro aún más importante que la misma derogación de los PCM, porque esta queda como un instrumento que permitirá retomar la lucha cuando sea necesario. De ahora en adelante, la dictadura tiene ante si un formidable enemigo, lo que explica la campaña de odio y la rabia, que ha llevado a hacer graves amenazas a muerte a sus dirigentes.

¿Y cómo fue esto posible? Fue posible por el resurgimiento del magisterio como fuerza social reivindicativa determinante, lo cual debe ser motivo de regocijo para el movimiento popular. Fue posible porque se construyó una unidad granítica con el sector salud y con otros movimientos sociales, que nunca pudo ser rota por el gobierno, ni por los burócratas de algunos colegios magisteriales.

Fue posible por utilizar la movilización organizada y sistemática como método privilegiado de presión, y porque nunca cedieron al canto de sirena de los “diálogos” tramposos sin antes derogar los PCM. Como comparación, en menos de una semana de lucha consecuente, la Plataforma logró lo que los dirigentes vendidos no habían logrado en meses o años de “negociaciones” en las tales Mesas de Diálogo, o en cabildeos con los ministros del ramo.

También fue posible por actuar con total transparencia ante sus bases, por consultarles y respetar sus decisiones, con lo cual las bases se lanzaron a la lucha con confianza, a tal punto que estas desconocieron a sus tradicionales dirigencias. Sus dirigentes siempre fueron transparentes, limpios y responsables, al no prometer lo que no iban a cumplir, y cumplir aquello que prometieron.

Pero, sobre todo, fue posible porque supieron ganarse la confianza del Pueblo hondureño, que les apoyó e hizo suya la lucha, tanto como padres y madres de familia, asociaciones de pacientes, y organizaciones sociales en general, quienes dieron su generosa contribución en sangre, sudor y lágrimas, con el saldo de varios presos, heridos y asesinados por la dictadura.

En este punto la dirigencia de la Plataforma no debe engañarse: Aun con todas sus virtudes, los mencionados logros no habrían sido posibles sin la rebelión de los campesinos del Aguán, sin las confrontaciones de los estudiantes universitarios y de secundaria, sin las tomas de carreteras a lo largo y ancho del país, protagonizada principalmente por campesinos y pobladores solidarios con sus luchas, a tal punto que en el bajo Aguan, en Trujillo, en Pajuiles, etc. se vive un auténtico Estado de Sitio.

EL gobierno cedió a las demandas de la Plataforma precisamente para evitar que estos focos de rebelión se generalizaran por el efecto de “reacción en cadena” y se gestara una verdadera insurrección nacional, que tiene en el FUERA JOH su planteamiento principal. En ese sentido, la Plataforma está en deuda con todo ese pueblo.

LAS LIMITACIONES DEL MOVIMIENTO

Pero como todo en la vida, hay aspectos negativos que es necesario revisar de esta experiencia, para aprender de estos, no con el objetivo de desacreditar a sus dirigentes, pues no se trata de destruirnos sino de mejorar en un debate fraterno y constructivo.

Si bien la Plataforma llevo impecablemente la lucha reivindicativa, peca de ingenuidad política frente a un régimen que no tiene la menor intención de resolver la problemática en salud y educación. A lo largo del movimiento, JOH puso zancadillas de todo tipo y ahora instala un proceso diz que de “dialogo”, cuando en realidad se trata de una encerrona, con la que no pretende resolver nada, sino explotar mediáticamente la idea de que tiene el aval de la Plataforma para volver a intentar aprobar PCM similares a los derogados.

No desconfío de la honradez, buena voluntad e integridad de las dirigentes de la Plataforma, porque si hubieran querido venderse lo hubieran hecho antes de la derogación de los PCM, ni arriesgarían sus vidas ahora frente a la rabia del cachurequismo herido en su autoestima, pero sí creo que tienen una gran debilidad ideológica que es creer que este proceso se ganara por una acumulación progresiva de éxitos, una concepción típica del reformismo. Por esa debilidad cometen un grave error estratégico, que es desmovilizar al Pueblo, garantía de su triunfo.

Las compañeras y compañeros deben hacer una correcta lectura del contexto. Una cosa es obligar a JOH a derogar PCM que son instrumentos administrativos para operativizar la Ley Marco de Protección Social, y otra cosa muy distinta obligar al régimen a renunciar a esta Ley, que es una de las piezas claves de la estrategia neoliberal en Honduras. Una cosa es eliminar un decreto de emergencia que crea comisiones burocráticas, y otra es lograr los incrementos presupuestarios y mejoras técnicas en el sistema de salud y educación públicas que el país necesita, porque eso va contracorriente a los postulados básicos de la estrategia neoliberal. Pretender eso es intentar tocarle los testículos al toro. El régimen y el imperio primero se cortarían las venas antes que permitirlo… y no será precisamente su sangre la que querrán ver correr.

La Plataforma equivoca el camino si cree que en las Mesas de Diálogo lograra diseñar con el enemigo número uno de los sistemas de salud y educación públicas, una “estrategia para fortalecerlos”. Eso es darles demasiadas flores a los cerdos. Porque lo que en realidad quiere el gobierno es ganar tiempo, enfriar el ánimo combativo del Pueblo y tener el respiro que necesita para sofocar los conatos insurreccionales que esta lucha ha desatado en varias regiones del país. Cuando haya logrado eso, el gobierno volverá al magisterio y al gremio de salud, con el objetivo de aplastarlos, y entonces será demasiado tarde porque no tendrá a ese mismo pueblo levantado, sino desmovilizado y costará aún más trabajo volverlo a levantar.

Nota relacionada Gobierno promete derogar decretos PCM y firma acuerdo con el lado oscuro del magisterio

Tampoco debe creer que bastará con cinco días de huelga en salud y educación, ni unos cuantos heridos y muertos; para ir por la Ley Marco y mejoras sustanciales a las condiciones de Salud y educación, serán necesarias enormes batallas libradas a lo largo y ancho del país, con un número multiplicado de bajas. Es decir, una energía de lucha que solo el Pueblo todo puede aportar.

Otro error que detecto es que la Plataforma pierde un valioso tiempo, poniéndose a estudiar las condiciones del diálogo con el gobierno y solicitando un Pre-diálogo. EN eso se llevará el resto de esta semana, que es lo que el gobierno quiere para lo arriba mencionado. Con lo que ya ha mostrado, debería bastarle a la Plataforma para darse cuenta de que nunca tendrá una mesa de diálogo como quisiera. Por tanto, debe denunciar ese mecanismo y renunciar a integrarse a él.

De hecho, desde el punto de vista formal la Plataforma no tendría por qué sentarse a “dialogar” con el gobierno, porque JOH pacto ese “diálogo” no con esta sino con el grupo de dirigentes vendidos de los colegios magisteriales y, por tanto, la Plataforma no estaría fallando a su palabra, si no asiste.

 

AHORA VAMOS POR “DEROGAR” A JOH

La Plataforma debe ser consciente de que la etapa que viene ya no se trata de derogar decretos, sino de DEROGAR A JOH, de sacarlo del Poder, pues este es el obstáculo principal para lograr su objetivo de defender la salud y educación pública. Ciertamente, no fue ese el objetivo original de la Plataforma, pero existe el mecanismo formal para cambiarlo que es una Asamblea Nacional.

Por lo anterior se les sugiere, para antes que finalice esta semana, lo siguiente:

Convocar a la segunda gran asamblea nacional de la Plataforma. De esa Asamblea deberían salir acuerdos como los siguientes:

Ampliar la Plataforma incorporando a los siguientes sectores económicos y sociales del pueblo

  1. a) Los patronatos y juntas de agua de barrios pobres de las principales ciudades,
  2. b) el campesinado en el área rural,
  3. f) los sindicatos de base que no siguen los lineamientos de las centrales traidoras,
  4. d) las organizaciones indígenas y negras,
  5. e) los movimientos territoriales que luchan contra las mineras e hidroeléctricas y fotovoltaicas, o contra los megaproyectos turísticos que despojan las comunidades,
  6. f) los transportistas, en especial los de transporte pesado, taxistas e interurbano.
  7. g) todo el movimiento estudiantil universitario y de secundaria,
  8. h) las organizaciones de mujeres y de la diversidad,
  9. i) las organizaciones de productores cafetaleros,
  10. j) las organizaciones de la micro, pequeña y mediana empresa,
  11. k) otros que se interesen por la lucha.

 

Ampliar las peticiones incorporando las demandas de todos los sectores sociales y populares. De esa forma, se movilizarán con la misma pasión con que luchan médicos y maestras, poniendo todo de su parte. Así, por ejemplo, los campesinos se interesarán por el tema de la tierra, los sindicatos por aumento salarial, los indígenas por el respeto a sus tierras ancestrales, los patronatos porque no les hagan elevados cobros de la EEH y no haya apagones, porque haya servicios sociales y disminución de la violencia, y así sucesivamente En el campo de la salud y educación, debería plantearse como objetivo ir por la derogación de la Ley Marco de Protección y la Ley Fundamental de Educación.

Esto implica hacer un cambio muy importante en la mentalidad de la dirigencia del movimiento, pues significa que la lucha no se detendrá hasta la plena satisfacción de todas las demandas de todos los sectores, o hasta la renuncia del gobernante.

Darles participación a todos esos sectores en la toma de decisiones y en la estructura organizativa de la Plataforma, de forma horizontal, democrática, de un modo similar como fue organizada la Coordinadora Nacional de Resistencia Popular en el periodo 2003 – 2008. La nueva conducción colegiada de la Plataforma no debería excluir al CMH ni al liderazgo magisterial que ha sido consecuente sino ampliarlo con la la incorporación de todos los sectores sociales.

Poner un Plazo al gobierno para que resuelva todas las peticiones de la Plataforma Ampliada o de lo contrario se convoque una Huelga General como en 1954 para exigir su Renuncia. Ese tiempo debe ser suficiente para organizar bien las bases del movimiento.

Radicalizar el movimiento, tanto en el planteamiento como en los métodos.

En el planteamiento:

Vencido el plazo, se sugiere pedir la RENUNCIA de JOH como GOBERNANTE. Esto permitirá hacer el enganche con la próxima etapa de esta lucha, que es más política.

En los métodos de lucha;

paralizar indefinidamente los sectores neurálgicos de la economía nacional, como las distribuidoras de combustible, maquilas, los puertos, aeropuertos, centrales bancarias, malls, aduanas o ejes carreteros principales.

volver indefinidas las tomas estratégicas.

Defender las tomas con piquetes bien organizados y apertrechados con lo necesario para contener las ofensivas represivas.

 

 

4 comentarios en “No perdamos el tiempo en el diálogo tramposo… vamos por derogar a JOH

  • Aida Mendoza
    el junio 6, 2019 a las 5:06 am
    Permalink

    DRA. FIGUEROA VAN A QUEDAR EN NADA CON EL GOBIERNO, GENTE DE EXPERIENCIA QUE CONOCE LAS MAÑAS DE ESTE NARCO-GOBIERNO SE LO ADVERTIDO CON TIEMPO!

    LE VA A PASAR LAS DE SALVADOR Y LUIS ZELAYA QUE CREÍAN MANEJAR LA SITUACIÓN Y MÁS BIEN QUEDARON BURLADOS POR JOH.

    Respuesta
  • Omar Canaca
    el junio 5, 2019 a las 8:17 pm
    Permalink

    esa deberia ser la consigna ya,,,, es urgente,,, parar el pais hasta q se vaya el dictador,,,,, acercar a todos los interesados,,, plataforma, partido liberal, libre, pac, stenee, sindicatos no vendidos, transporte,,,, si comenzamos mañana el fin de semana estamos celebrando

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.