Miguel Caballero Leiva

Miguel Caballero Leiva, la carta con la que la UD quiere evitar desaparecer

Actualidad|Noticias Destacadas|Política y Democracia|Poneles Ojo.

Su ideología conservadora se contrapone al ser miembro de la comunidad LGBT, de hecho, en el 2017 el Partido Nacional, en el que ha militado toda su vida, lo obligó a renunciar a una precandidatura como diputado.

Compartir

Tegucigalpa. –Su recorrido en la política ha sido en las filas del conservador Partido Nacional que lo obligó a declinar a una precandidatura a una diputación en 2017, por ser abiertamente gay, ahora apunta a llegar al Congreso Nacional bajo la Unificación Democrática (UD), partido que en sus posturas es un aliado del oficialismo.

Noticia Relacionada: Sobeyda Andino, votó a favor de la reelección ilegal de Óscar Chichilla y ahora busca su reelección en el Congreso

Miguel Caballero Leiva Herricksong, conocido como “el divo de la farándula hondureña nació en el departamento de Santa Bárbara un siete de septiembre de 1958 (año de nacimiento investigado por Criterio.hn debido a que no le gusta que conozcan su edad).

Sus estudios primarios y secundarios los cursó en varias instituciones de Santa Bárbara, Santa Rosa de Copán, Ocotepeque, zona occidental, y después migró al extranjero. Por situaciones familiares salió a los ocho años de su casa y no volvió a vivir permanentemente en el hogar, solo regresaba en vacaciones.

Se graduó en Brasil, en la universidad Sao Bernardo do Campo, como ingeniero químico con maestría en análisis de agua en la facultad de ingeniería industrial Sao Paulo, luego se graduó de licenciado en artes con especialización en coreografía y escenografía en la Universidad Estatal de Sao Paulo.

Posteriormente, estudió en Nueva York logrando ser display publicitario. Además, es periodista y coreógrafo profesional, se ha desempeñado como instructor de modelos profesionales en Colombia, Puerto Rico y México donde estudió televisión.

Regresó a Honduras a los 23 años, laboró como analista químico en la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), siendo despedido por apoyar la candidatura presidencial del fallecido Rafael Leonardo Callejas. También trabajó en la Secretaría de Recursos Naturales como analista de metales para un proyecto minero.

En 1993, se retira de la ingeniería por problemas de salarios generando más ingresos en el ámbito de la farándula hondureña debido a que no recibía oportunidades laborales al ser víctima de discriminación por ser gay.

“Hay gente que te quiere minimizar piensa que una persona LGTB es una persona idiota que solo piensa en maquillarse y vestirse de mujer y hasta prostituirse, pero no”, expresó en entrevista con Criterio.hn.

Tiene 35 años de carrera en la farándula nacional, ha trabajado en teatro, cine, música, moda considerándose la figura más representativa del espectáculo.

En el diario La Tribuna comenzó su proyecto de la revista Extra que continúa elaborando, luego, en 1999, puso en marcha los premios Extra que se otorga a diversas personalidades de la televisión, radio, prensa y redes sociales.

También lea: Óscar Nájera, el diputado que no claudica en seguir en el poder pese ser señalado por narcotráfico

SU ARRIBO EN LA POLÍTICA

A finales de 1988 decidió ser parte de la campaña de Callejas como estratega político incursionando en la producción de los anuncios con Mario “Chano” Rivera Callejas, dueño del canal de televisión Q´huboTV y de la agencia publicitaria Uno Marketing.

Durante los demás procesos electorales acompañó las campañas políticas del Partido Nacional y para 2017, aceptó la propuesta de una candidatura a diputado en la que se enfrentó a ataques y discriminaciones, desistiendo al final por presiones de conservadores dentro del partido.

Criterio.hn conoció que fue por presiones y exigencias de las máximas autoridades de la iglesia católica que terminó declinando su aspiración, sin embargo, asegura que fue por autoridades de la Iglesia Evangélica dentro del Partido Nacional, en tanto, afirma que admira y respeta al cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga.

En 2019, la UD le propuso una candidatura a diputado, quienes no se opusieron por ser miembro de la comunidad LGTB, pero no había aceptado pensando que a causa de la pandemia del Covid-19 ya no insistirían con postularlo.

A mediados de 2020, reiteraron su oferta política ofreciéndole la primera posición en la planilla a diputados por lo que terminó aceptando.

“Desde el momento que me dijeron que iba a ser parte de la UD dije que hasta aquí llegó la relación con cualquier otro partido, no me voy a vender por nadie, voy por la UD”, manifestó.

Caballero Leiva arremetió contra el actual diputado Noé Villafranca que volvió al Partido Liberal y abandonó a la UD lo que considera un acto igual que robar y asegura que sus posturas, en caso de ser electo como congresista, serán analizadas con las autoridades del partido.

Lea, además: Oswaldo Ramos Soto, el eterno diputado que aspira a un sexto periodo continuo

Reveló que los líderes de la UD le dijeron que era un partido con ideología comunista, pero la realidad refleja lo contrario al ser un partido que ha respaldado todas las acciones del conservador Partido Nacional.

Caballero Leiva abandera posturas conservadoras y a favor del capital, sin importar que estas contravengan la Constitución o los intereses de las mayorías. En tal sentido, aprueba las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) aunque no comparte la normativa que las regula, lo que genera una contrariedad en sus declaraciones, y en el caso de la reelección presidencial considera que cuatro años no son suficientes para hacer cambios, pero debe ser el pueblo quien decida si aprueba o no la continuidad.

La esperanza de la UD es colocar una persona que pueda captar simpatía, por lo que su dirigencia ha puesto la esperanza en que el cociente electoral les otorgue una curul con la explotación de la imagen de “el divo de la farándula”, quien de paso les ayudará a evitar desaparecer como partido político.

Su ideología conservadora se contrapone al ser miembro de la comunidad LGBT, de hecho, en el 2017 el Partido Nacional, en el que ha militado toda su vida, lo obligó a renunciar a una precandidatura como diputado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.