Más de 300 mujeres hondureñas fueron desplazadas en 2017 por la violencia

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- Unas 335 mujeres hondureñas se vieron obligadas a abandonar sus casas en 2017 por la violencia criminal y de género, informó hoy el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos de Honduras (Conadeh).

El Conadeh informó en un comunicado que en 2017, unas 335 mujeres abandonaron su hogar por amenazas de muerte, asesinatos de familiares, extorsión, violencia de género y por el reclutamiento forzoso de niños y adolescentes por bandas del crimen organizado.

El informe agrega que en 2017 recibió 3.781 denuncias de mujeres, de ellas 1.267 estaban relacionadas con amenazas de muerte, intimidación y malos tratos.

Las amas de casa mantienen «un alto perfil de vulnerabilidad», indicó el Conadeh, que el año pasado registró 55 denuncias de ese grupo afectado por la violencia criminal.

«Muchas amas de casa corren riesgos porque residen en comunidades controladas por grupos criminales y por ser madres que actúan en defensa de la familia, al proteger a sus hijas e hijos u otros familiares de cualquier amenaza que pueda provocarles daño», enfatizó el organismo hondureño de derechos humanos.

Es por ello que el Comisionado de Derechos Humanos señala que las mujeres que sufren violencia criminal deciden «huir de su lugar de residencia como mecanismo de supervivencia individual y colectiva».

La violencia doméstica también obliga a muchas hondureñas a abandonar sus hogares y «cuando no encuentran justicia ni protección en el país, se ven obligadas a cruzar la frontera en busca de salvaguardar su vida y la de sus hijos», añadió.

Cifras del Ombudsman hondureño dan cuenta que en 2017 cada 22 horas se registró el asesinato de una mujer en Honduras y el 6 por ciento de los casos se contabilizaron en Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos principales ciudades del país.

«La violencia provocada por el crimen organizado trae consigo secuelas que menoscaban aún más los derechos humanos de las mujeres», enfatizó el organismo de derechos humanos, que dirige Roberto Herrera.

Unas 6.000 mujeres fueron asesinadas en Honduras entre 2002 y el primer semestre de 2018, y más del 90 por ciento de los casos está impune por «falta de investigación», precisó.

Nota relacionada Miles de desplazados por la violencia pierden sus hogares y propiedades en Honduras

«La violencia focalizada hacia este grupo poblacional aunado a las deficiencias que presentan los entes encargados de la administración de justicia provoca que las mujeres huyan de sus hogares en busca de protección», destacó.

Destaca que las mujeres de entre 15 y 39 años son el grupo más vulnerable y la mayoría fueron asesinadas «con saña, crueldad y odio» y fueron víctimas de «mutilación, desmembramiento y desfiguración del rostro».

La mayoría de las muertes de mujeres son atribuidas al «ajuste de cuentas, rapto y secuestros, muerte de pandillas, asesinato de familia, extorsión, narcotráfico y venganza», añade el boletín del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos de Honduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.