Actualidad|Noticias Destacadas

Malas prácticas del gobierno anterior parecen ser replicadas en gobierno de Xiomara Castro

Malas prácticas del gobierno anterior parecen ser replicadas

Compartir

Tegucigalpa. – Las malas prácticas del gobierno anterior, que fueron duramente criticadas, parecen ser replicadas por el gobierno actual, al momento de juramentar o nombrar a personas que no tienen los conocimientos profesionales ni la experiencia para los altos cargos en los que han sido nombrados.

Durante el gobierno pasado del expresidente y extraditado por narcotráfico Juan Orlando Hernández, hubo nombramientos en altos mandos de personas que no eran competentes porque no contaban con la preparación ni experiencia.

La lista fue larga, pero se puede mencionar a algunos de los más cuestionados, como ser: la pedagoga Alba Consuelo Flores en Salud, el reguetonero Max Gonzáles en Copeco o el ingeniero Arnaldo Bueso en Educación o Marco Midence en la Secretaría de Finanzas

DE KILLA A “ROMPIENDO EL CUERO”

Hace algunos días, el gobierno de Xiomara Castro, juramentó al vocalista de “La Gran Banda”, como el nuevo director del Servicio Nacional de Emergencias (911), para San Pedro Sula, Tony Castellanos. El nombramiento generó controversia y cuestionamientos debido a que comparan que se están siguiendo los pasos del anterior gobierno.

Castellanos, el cantante de la canción “Rompiendo el Cuero”, había intentado ser diputado al Congreso Nacional por el por el Partido Libertad y Refundación (Libre), para el departamento de Cortés, pero quedó eliminado en las elecciones primarias de marzo de 2021.

Uno de los primeros juramentados fue el sobrino de la presidenta Xiomara Castro también, José Manuel Zelaya Rosales, al frente de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), el pasado 27 de febrero quien es de profesión abogado,  pero no tiene conocimientos militares ni de defensa.

De igual forma, el 17 de febrero, Pablo Ramón Soto Bonilla, fue juramentado como secretario de Estado en los Despachos de Gestión del Riesgo y Contingencias Nacionales (Copeco), sin tener formación o experiencia.

A la lista también se une el politólogo Carlos Estrada, quien a inicios de febrero fue elegido por el gobierno de Castro para tomar el mando del canal de Televisión Nacional de Honduras (TNH) y nombrado como viceministro de Prensa.

Otras juramentaciones que generaron reacciones fueron la del 23 de febrero, donde el abogado Fausto Cálix se convirtió en el nuevo director ejecutivo de la Administración Aduanera de Honduras (Aduanas).

Asimismo, la del historiador Edgar Israel Soriano, quien asumió el cargo de director de la Marina Mercante el pasado 18 de mayo.

También se discutió que la abogada Rixi Moncada sea la titular de la secretaría de Finanzas porque es profesional de las ciencias jurídicas y no en el campo de las finanzas, aunque su paso por la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE)

DURANTE EL GOBIERNO DE JOH

Al mirar atrás podemos desglosar que, una de las asignaciones más cuestionadas del pasado gobierno fue la de la secretaria de Salud, Alba Consuelo Flores Ferrufino (2018-2022), por ser pedagoga y no una profesional de la medicina.

Lea también: Doctor Matheu protege gestión irregular de exministra de Salud Alba Flores por motivos de “amistad”

Durante su gestión fue incluso motivo de burla para algunos y de indignación para otros, pues se reprochaba que Honduras necesita a personas profesionales cuya preparación sea congruente con el puesto a fungir.

Tanto el sistema de salud como el de educación se han mantenido en la precariedad y no han contado con la mejor dirección para resolver los problemas históricos con los que cargan.

La gestión de Flores, estuvo marcada por actos de corrupción, por ejemplo, el mega hurto de 1,200 millones de lempiras, equivalente a casi 48 millones de dólares, por la compra de hospitales móviles o “latas” móviles como las denominaron los profesionales de la salud y la población hondureña.

En esa colosal estafa al Estado de Honduras, también relucieron los nombres de la exsecretaria de Finanzas, Rocío Tábora, el extitular del Congreso Nacional, Mauricio Oliva y el mismo exmandatario Juan Orlando Hernández.

Lea también: CNA revela en 12 informes un desfalco de L. 817 millones de la Secretaría de Salud, Copeco e Invest-H

Sin embargo, solo se ha judicializado y declarado culpable por este crimen al extitular de Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H), Marco Bográn y su exadministrador, Alex Moraes.

OPORTUNIDAD DE CORRUPCIÓN

En septiembre de 2021, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), presentó un informe investigativo respecto a supuestas irregularidades al más alto nivel durante la gestión de Flores.

El informe presentado se denominó “Favoritismo en el otorgamiento de plazas y aumentos salariales en Sesal”, con lo cual el CNA sustentó incluso una denuncia presentada ante la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (Fetccop) por cinco delitos de abuso de autoridad de parte de la titular de salud.

El escándalo que la envolvió, se debió a que Flores en su momento autorizó que se otorgaran aumentos salariales superiores al 70% de la mensualidad base. Según señaló el CNA a partir de investigaciones y testimonios anónimos, la exfuncionaria del gobierno de JOH solicitó a Finanzas cancelar 15 plazas para abrir otras cuatro donde colocó a dos hijos y una nuera.

Lea también: Con maniobras del pasado Congreso que preside Luis Redondo elige al procurador y subprocurador de Honduras

Otro fuerte cuestionamiento al gobierno de JOH, se dio cuando juramentaron al exreguetonero Max Alejandro “Killa” Gonzáles Bonilla como titular de Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

Killa, quien llegó a ser comisionado de Copeco durante la pandemia, culminó su labor de tan solo 14 meses el 21 de enero de 2022, no solo se fue con jugosas prestaciones por 357 mil 425 lempiras, también cobró un año completo de dietas todo de un solo tajo.

El economista del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), Obed García, manifestó que en realidad estas acciones podrían convertirse en una práctica para otros empleados de gobierno, viendo el servicio público como una oportunidad para aumentar sus ingresos personales.

Aunque García apuntó que las acciones debían marcar un precedente para tener cuidado a quienes contratar para la administración de los próximos gobiernos, más aún cuando sus funciones se apegan a los intereses de un partido y no a los de las mayorías, pero este consejo, por lo visto, no ha hecho efecto en las actuaciones del gobierno actual.

Por otro lado, el ingeniero Arnaldo Bueso, fue quien fungió como secretario de Educación, en el gobierno de Hernández. Anteriormente, había sido el director del Instituto Conservación Forestal (ICF) y creó el polémico impuesto por las aves silvestres.

Bueso propuso que los hondureños registraran sus aves a un costo promedio de 340 lempiras, pero las avalanchas de críticas no se hicieron esperar, catalogaron es idea de ridícula y esto lo obligó a retirar la propuesta.

Durante su gestión como titular de Educación, no pudo ejecutar un plan para clases virtuales con acceso gratis para todos los estudiantes, mucho menos planteó una forma para el retorno a clases seguro, mientras otros países de Centroamérica y Latinoamérica lograron adecuarse y mantener la educación de manera virtual y semipresencial durante la pandemia.

Lea también: ¿En qué quedó el millonario pago de prestaciones a altos funcionarios del gobierno Hernández?

En conclusión, la opinión pública, analistas y otros sectores, señalan que lo que impera en los gobiernos no es colocar a las personas adecuadas, sino a sus allegados, quienes tienen afinidad a sus intereses, podría decirse a “sus perros fieles”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.