Lucky Medina

Lucky Medina, el funcionario que se enfrenta a un tema espinoso y a promesas por cumplir

Compartir

Tegucigalpa. –Figura como uno de los más experimentados en el cargo que le ha asignado la presidenta de Honduras, contrario a otros nombramientos que carecen de conocimiento en su función. De renunciar a ser designado presidencial ahora liderará la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente).

También lea: Héctor Zelaya, el hijo de la dinastía Zelaya-Castro que maneja la agenda a la presidenta

Lucky Halach Medina Estrada, nació un 28 de julio de 1989 en la ciudad de Tegucigalpa, departamento de Francisco Morazán.  En 2010, se graduó como ingeniero forestal con orientación en manejo de cuencas hidrográficas en la Escuela Nacional de Ciencias Forestales (Esnacifor).

Para 2019, logró una maestría en administración de empresas en la Escuela Europea de Dirección y Empresa (EUDE Business School). Asimismo, tiene una certificación del Servicio Forestal de Estados Unidos, también en gestión y evaluación de impacto ambiental en la Universidad Tecnológica de Centroamérica (UNITEC).

En el área profesional, se ha desempeñado como asistente de producción desde 2008 en la hacienda familiar en Comayagua, de agosto de 2019 a 2021 fue coordinador nacional de más de 4,500 voluntarios y voluntarias para actividades de reforestación, manejo de desechos sólidos y limpieza digital de la organización Let’s Do It World.

Además, de 2018 a 2021, fungió como asesor de investigación de tesis de pregrado en estadística ambiental y manejo de fuego en la Esnacifor. También figuró como consultor de la Fundación para el Desarrollo Integral del departamento de Olancho (Prolancho). También, es Agente de Cambio de la Fundación Friedrich Ebert (FES) en América Central.

En el ámbito político, se unió a las filas del Partido Libertad y Refundación (Libre), funge como secretario de asuntos campesinos, fue miembro del Consejo Consultivo del Consejo Nacional Electoral (CNE), como representante del ente político.

Para las elecciones primarias de marzo de 2021, Medina fue electo como designado presidencial en la planilla que lideraba la entonces candidata presidencial Xiomara Castro. Posteriormente, un mes antes de las elecciones generales renunció a su aspiración política para ceder su puesto a Salvador Nasralla, quien conformó una alianza con Castro.

La referida alianza logró derrotar al conservador Partido Nacional, tras doce años en el poder, y una vez que Castro asumió la presidencia de Honduras nombró a Medina como titular de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Mi Ambiente).

Lea, además: Marlon Ochoa, a la caza de los tributos en un país en quiebra

Al asumir el cargo, prometió que acabaría con las viejas prácticas dentro de la institución que sirvió para que las autoridades pasadas nombraran familiares en puestos y recetarse onerosos viáticos en las giras realizadas para atender la problemática ambiental. 

Recientemente, la secretaría, en un breve comunicado, declaró a Honduras libre de minería a cielo abierto en cumplimento a la promesa de Castro durante el periodo de campaña electoral cuando prometió que no otorgaría más permisos de explotación de minerales, ríos, cuencas hidrográficas, parques nacionales y bosques nublados, siendo reafirmado en su discurso inaugural.

A partir de la declaratoria, Medina ha centrado sus esfuerzos para revisar proyectos aprobados en la administración anterior que, en muchos casos, tienen una duración de 50 años; de igual manera, inició acciones para tratar la contaminación de la bahía de Omoa, el Lago de Yojoa y la devastación de la biósfera del Río Plátano.

Sobre declarar a Honduras libre de minería a cielo abierto hay ciertas dudas porque aparentemente los contratos vigentes seguirán su curso, según versiones del mismo gobierno.

Criterio.hn intentó entrevistar a Medina para conocer a profundidad sobre el tema antes citado, sin embargo, no obtuvo respuesta.

Un comentario en “Lucky Medina, el funcionario que se enfrenta a un tema espinoso y a promesas por cumplir

  1. Que tenga éxito. La cuestión de minería son muchos nombrados y cada gobierno la crisis se agudiza porque la institución que otorga, supervisa y cancela coseciones no tiene personal calificado y solo ha sido refugio de activistas políticos.
    Allí reside el cáncer del problema.

    Mientras otras instituciones padecen igual mal como la ENEE, Portuaria, Hondutel, etc. el pais se hunde. Es la triste realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.