Liberado el único policía condenado por el feminicidio de Keyla Martínez

Tras un controvertido proceso judicial, Jarol Rolando Perdomo Sarmiento, único agente policial hallado culpable del feminicidio de Keyla Patricia Martínez, recupera su libertad, desatando críticas sobre la justicia en el país centroamericano

Norma Rodríguez, madre de la víctima denuncia complicidad y falta de imparcialidad en el sistema judicial, mientras organizaciones de derechos humanos alertan sobre la impunidad reinante

Tegucigalpa, Honduras. – En libertad queda el agente policial Jarol Rolando Perdomo Sarmiento, único enjuiciado y encontrado culpable por el feminicidio de la joven estudiante de enfermería Keyla Patricia Martínez, asesinada al interior de una celda policial en febrero de 2021.

“En Honduras no hay justicia, ya que los jueces estaban desde un principio confabulados con la Secretaría de Seguridad para proteger a Jarol Perdomo, es por eso que ha quedado libre”, recriminó en entrevista Norma Rodríguez, madre de la joven estudiante de enfermería a la que le arrebataron la vida.

El femicidio de Keyla Martínez, desde el inicio se cubrió con un manto de misterio debido a que los principales sospechosos son agentes de policías. Sin embargo, sólo se requirió a un policía de la escala básica, quien hasta hoy estaba privado de su libertad en las instalaciones de un batallón militar y no en un centro penitenciario.

Norma Rodríguez, informó a Criterio.hn que este día 27 de febrero, la defensa de la familia y del imputado, fueron citados para desarrollar la audiencia de revisión de medidas en el proceso penal instruido contra el agente de policía Jarol Rolando Perdomo.

En ese sentido, la resolución del Tribunal de Sentencia fue dejar en libertad a partir del 28 de febrero de 2024 a Jarol Perdomo.

Keyla Patricia Martínez, fue asesinada dentro de la jefatura policial de La Esperanza, Intibucá, el 7 de febrero de 2021, cuando el país se encontraba bajo un estado de excepción decretado por la emergencia sanitara de la Covid-19.

De interés: Sentencia por femicidio de Keyla Martínez: ¿de qué lado está la justicia?

DEGRADACIÓN DEL DELITO DE FEMICIDIO

Una vez iniciado el proceso judicial, la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV) dictaminó y acreditó que la muerte de Keyla Martínez era: Femicidio agravado, sin embargo, en agosto de 2021, la Corte de Apelaciones de Comayagua calificó el delito como homicidio simple.

Después de dos años, el 11 de septiembre de 2023, en respuesta a un recurso de amparo interpuesto en noviembre de 2022, por la defensa de la familia de Keyla Martínez –para revertir la tipificación de homicidio simple—, el Tribunal de Sentencias degradó el delito a homicidio imprudencial en su en su grado de comisión por omisión.

Honduras: 6,427 femicidios

Para el 11 de octubre de 2023, se realizó la Audiencia de Individualización de la pena, Sentencia que se conocería el 03 de noviembre, sin embargo, le lectura se postergó 3 meses.

Ante estas prácticas dilatorias y degradación del delito, tanto la familia como organizaciones de derechos humanos han señalado que las acciones de parte de los operadores de justicia, eran únicamente para favorecer al culpable y no para brindar justicia a la familia de la víctima.

Por su parte, el Cofadeh destacó, que el caso de Keyla Martínez, “generó un alto grado de impunidad y tráfico de influencias en todo el proceso penal, al desmeritar los operadores de justicia, el delito de Femicidio Agravado”.

Lea: Femicidio de Keyla Martínez continúa en impunidad después de tres años

SENTENCIA DEVELÓ DE QUÉ LADO ESTÁ LA JUSTICIA EN HONDURAS

El 15 de febrero de 2024, la familia de Keyla Martínez, conoció la sentencia que purgaría Jarol Perdomo. Una sentencia que dejó un sabor amargo y desilusionó aún más a la familia.

“La vida de un ser humano no vale nada para el sistema judicial”, recriminó Norma Rodríguez en entrevista con Criterio.hn cuando conoció el contenido de la sentencia.

De acuerdo con el Tribunal de Sentencias de Siguatepeque, Jarol Perdomo purgaría una sentencia de cinco años de cárcel, inhabilitación por cuatro años, trabajo social y una multa por L 7,750 ($314) por el femicidio de la joven estudiante de enfermería, Keyla Martínez, que desató críticas y repudio al sistema judicial.

“Como familia nos sentimos decepcionados y defraudados con la injusticia hondureña, tristes por la muerte de nuestra querida Keyla que como muchas otras han quedado en la impunidad y sus verdugos están libres con carta blanca para seguir delinquiendo en el país”, ratificó la familia a través de un comunicado.

Lea también: A Keyla Martínez la asesinó el Estado: Norma Rodríguez

RATIFICACIÓN DE IMPUNIDAD

Con este hecho, de acuerdo con el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), “se demuestra la manipulación del caso por parte de la defensa del agente de policía, pero, más grave aún, que el Sistema de Justicia, especialmente el tribunal de Sentencias, aceptara las modificaciones de la tipificación del delito, con la única intencionalidad de exculparlo de responsabilidad penal, ratificando la impunidad en el país”.

Además, el Cofadeh, denunció una serie de irregularidades que primaron en el juicio por el femicidio de Keyla Martínez con el afán de favorecer al imputado, quien debia cumplir su condena en la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, ubicado a unos 20 kilómetros al Norte de Honduras.

El Cofadeh, también advirtió que con dichas acciones se está “dando paso libre a los elementos policiales para continuar cometiendo crímenes de lesa humanidad sin temor a recibir castigos ejemplarizantes”.

Mientras tanto, al verse desprotegida y defraudada, Norma Rodríguez, reafirmó que seguirá buscando justicia para su hija, a través de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH).

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. breidyhernandez@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte