La personalidad que catapultó al poder a Juan Orlando Hernández y que despedazó a Honduras

Compartir

Algún elemento en la vinculación de rasgos genéticos entre Elvira Alvarado Castillo y Juan Hernández Villanueva fueron transmitidos a sus hijos y estos se manifestaron en un fenotipo conductual delincuencial. Sumado a esto la crianza, las influencias y la educación recibida tendría que haber sido extrema “para que les hayan salido tres delincuentes, tres delincuentes que le hicieron demasiado daño al país”: Warren Ochoa Martínez, psicólogo e investigador.

 

Por: Marcia Perdomo

Tegucigalpa.- De «cipote malcriado» a hombre fuerte del Partido Nacional y presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández tuvo una carrera meteórica en la política del país, reformando y moldeando a su conveniencia cualquier ley que se interpusiera en su ascenso al poder.

Hizo cuestionar a la ciudadanía su propia realidad y lo hizo sabiendo que los señalamientos contra su administración, su persona y miembros de su familia no eran producto de la “imaginación activa” de sus adversarios.

A pocos días de su extradición a Estados Unidos, Criterio.hn entrevistó al psicólogo e investigador Warren Ochoa Martínez(1) para ahondar en el perfil psicológico de Juan Orlando Hernández y conocer qué hay detrás de su accionar.

Antes que nada, aclaramos que lo expresado por Ochoa es su opinión y criterio técnico informado, basado en la conducta pública de Hernández a lo largo de 12 años en el poder, ocho de ellos como mandatario del país y cuatro como presidente del Congreso Nacional.

También lea: La cuantiosa fortuna de los Hernández-García, un potentado construido en doce años

¿CUÁL ES EL PERFIL PSICOLÓGICO DE JUAN ORLANDO HERNÁNDEZ?

Hernández, como muchos políticos y figuras públicas, muestra características de ser una persona histriónica o carismática, como se le conoce popularmente. Sin embargo, está por debajo de Rafael Leonardo Callejas, pero si alguien interactúa con él diría “que agradable y simpático”, observa el psicólogo. 

Al histrionismo, se suma el narcisismo, que corresponde a su sensación de valía y de logro.

“En una de las teorías de la personalidad, se habla de la fábula personal o como un cuento que nos contamos de nosotros mismos”, explica.

Por sí solo no es algo malo, de hecho, dentro de los límites normales es positivo. Nadie sobre la faz de la tierra que tenga logros aparece en una prueba psicométrica con narcisismo en cero, señala.

Sin embargo, con el narcisismo puede o no estar necesariamente una idea de grandiosidad personal que puede estar o no basada en logros reales y es donde la fábula personal se convierte en una fantasía, que la persona tiene sobre su propia grandiosidad, advierte.

Al histrionismo y narcisismo, se agrega una conducta antisocial de tipo psicópata. Ochoa Martínez clarifica que, en el contexto hondureño, la palabra antisocial se entiende mal, pues se utiliza para referirse a una persona apática y distante.

No obstante, en las ciencias de la salud mental y en psicología, se le llama conducta antisocial “a personas que flexibilizan las normas sociales a la propia conveniencia”, quienes “están dispuestos a violentar el acuerdo social, a no cumplir con las normas”. Todo esto sin que les importe, declara.

Ahora bien, una vez explicado esto, expresa que esta conducta antisocial es catalogada de tipo psicópata porque suelen ser “personas que nacen en un contexto socioeconómico en el que no tienen privaciones socioeconómicas y culturales. Bien pueden ser de clase media”, casi inexistente actualmente en el país tras años de dictadura.

Esto contrario a los sociópatas que son fruto de un Estado y una sociedad que no veló por su bienestar, no los protegió ni a él o ellas, ni a sus seres queridos y estas experiencias de vida les transformaron y los quebraron en personas malas. Otra diferencia expuesta por Ochoa es que el sociópata suele ser impulsivo, mientras que el psicópata planifica con paciencia.

En la categoría de psicópata “tenemos a un Juan Hernández, Tony Hernández, e Hilda Hernández”, así como los liderazgos de grandes corporaciones y otros grupos de poder que están dispuestas a entregar el país a cambio de beneficios, apunta el investigador, quien a su juicio considera que estos no se sienten hondureños y hondureñas y solo se importan a sí mismos.

“Los antecedentes e historia de vida, él no fue un niño que creció en un barrio caliente, en pobreza extrema, sino que es una persona que violenta las normas sociales” con un ascenso meteórico en su carrera política a través de “respaldos y financiamientos de muy dudosa procedencia”, que fue “un actor clave en el golpe de Estado de 2009” y posteriormente batió récords en golpes técnicos, injiriendo  desde el Poder Ejecutivo en la Corte Suprema de Justicia y el Congreso Nacional, remarca el investigador.

A su criterio, los actores del Partido Nacional y Partido Liberal que participaron en el golpe de Estado de 2009, muchos de ellos con una dudosa reputación y con una serie de evidencia de vinculación con el narcotráfico, son “antisociales de tipo psicópatas”, cuyo historial de vida refleja poder, buena educación y familias que manejan los hilos de la política.

Ya fueron recopilados los rasgos histriónicos, narcisistas, antisociales de tipo psicopáticos, de Juan Orlando Hernández, con todo esto, más su liderazgo, su fantasía de esa fábula personal se exacerba y llega a niveles de megalomanía, resalta el psicólogo. 

“Yo diría que el señor Hernández cuenta con una gran sensación de superioridad, que él puede creerse que en efecto ‘Honduras está cambiando’ o podría creerse que es el ‘mejor presidente que ha tenido Honduras’, o sea creerse su propio cuento o sus propias mentiras en sus fantasías, aunque sean mentiras. Tiene un estado constante de auto admiración, es como si existe un club de fan, que él preside y es su principal fanático”, recalca.

Esta conducta antisocial de tipo psicopática en la que no experimentan miedo, en las que se atreven a infringir las normas sociales que otros no se atreverían, muestra conductas temerarias en las que no miden los riesgos y tampoco les importan. “Estas personas presentan conductas cínicas […], no experimentan culpa, carecen de remordimiento y se aburren con facilidad”, ahonda el psicólogo.

Histriónico, narcisista, antisocial de tipo psicópata y megalómano, bajo este abanico conductual, -especialmente los psicópatas, reyes del poker face– pueden decir: “yo no he sido, yo no he robado, yo no he cometido actos de narcotráfico. No, en realidad estos son los narcotraficantes que se quieren vengar de mi” y lo dicen con una convicción que son capaces de llorar, cataloga.

En cuanto a su actuar mientras está en detención provisional, la publicación de la carta y el video filmado desde la silla que usa el presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Ochoa considera que al no mostrar miedo, la psicopatía de Hernández queda evidenciada y va intentar manipular, movilizar y mentir, aunque se le pruebe su culpabilidad. La carta es un ejemplo de esta manipulación.

No por nada, señala Ochoa, el ministro de propaganda Nazi, Joseph Goebbels dijo: “Miente, miente, miente que algo quedará’ y hay gente en la población hondureña que va a quedar todavía a través de los años, a través de las décadas diciendo: ‘No, a él solo le querían hacer daño”.

A las personas como Hernández Alvarado sí les importa su memoria histórica y “cuando Honduras esté en completa bancarrota y quiebra, vamos a tener un billete de 50,000 Lempiras y vamos a tener precisamente el rostro de Juan Hernández porque volverán las dictaduras cachurecas, volverán porque no tenemos memoria histórica”. 

EL CÍRCULO FAMILIAR DE JUAN ORLANDO HERNÁNDEZ

El investigador y psicólogo, Warren Ochoa Martínez, considera que Juan Orlando Hernández es un psicópata que nació y basa su observación en su conducta y la de sus otros dos hermanos: Juan Antonio “Tony” Hernández e Hilda Hernández.

Ochoa manifiesta que “un hijo pando, corrupto, delincuente” sale en cualquier familia, aun con esfuerzo y buena crianza, pero tres hijos delincuentes “eso ya no es precisamente casualidad”.

De hecho, considera que algún elemento en la vinculación de rasgos genéticos entre Elvira Alvarado Castillo y Juan Hernández Villanueva fueron transmitidos a sus hijos y estos se manifestaron en un fenotipo conductual delincuencial. Sumado a esto la crianza, las influencias y la educación recibida tendría que haber sido extrema “para que les hayan salido tres delincuentes, tres delincuentes que le hicieron demasiado daño al país”.

Es importante señalar que Juan Antonio “Tony” Hernández Alvarado se encuentra cumpliendo una cadena perpetua más 30 años de prisión en Estados Unidos por los delitos de narcotráfico, tráfico de armas, conspiración para introducir droga a dicho país, además de falso testimonio.

Durante la lectura de sentencia, el juez Kevin Castel calificó a “Tony” como un hombre malo e indiferente a las muertes causadas por sus ilícitas actividades y lo ligó a su hermano, Juan Orlando Hernández, entonces presidente de Honduras y al Partido Nacional en la estructura que facilitó su trasiego de drogas entre 2004 al 2015. 

Mientras que Hilda Hernández falleció en un accidente aéreo cuando se trasladaba en helicóptero de Tegucigalpa a Comayagua. En el percance perdieron la vida cinco personas más. La muerte de la hermana del exmandatario fue envuelta en hermetismo y la familia de la capitán de infantería de las Fuerzas Armadas, Patricia Valladares, recibió contundentes amenazas por pedir se investigara el supuesto accidente aéreo.

Previo a su muerte, Hilda Hernández fue vinculada en importantes casos de corrupción en Honduras por la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad de la Corrupción (UFECIC), con asistencia de la desaparecida Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH). Asimismo, tras su defunción se conoció que estaba siendo investigada por Estados Unidos por presunta participación en el narcotráfico a gran escala y actividades de lavado de dinero.

De interés: Revelan que Hilda Hernández pagó L 2.5 millones para controlar a fiscales del caso Pandora

En relación a la inscripción de Inversiones Ducal Hernández Alvarado, que fue develada en la investigación de Criterio.hn titulada: “La cuantiosa fortuna de los Hernández-García, un potentado construido en doce años”. Ochoa destaca que al interior de la familia Hernández Alvarado existe un “deseo y empuje extraordinario de grandeza, de reconocimiento y de ser alguna especie de aristocracia y sí, definitivamente megalomanía, narcisismo, vanidad, egocentrismo egotista”.

“Eso en parte, creo que es lo que el señor Hernández cayó enredado por su propia hebra”, pensando en los sueños y delirios de grandeza, mientras se sentía seguro de su alianza con Estados Unidos pese a sus supuestas conexiones con el trasiego de drogas al país del norte, comenta.

“Será su megalomanía, su vanidad, lo que pensaba que él era intocable o que iba a recibir algún tipo de apoyo de otra nación o asilo político, pero no. Su vanidad es más grande, su ego está sobredimensionado e inflado y pues cayeron las tres víctimas de ese narcisismo y de esa fábula personal y lo que sí, es que sus familias quedan garantizadas y quedan beneficiadas hasta la quinta generación o más”, remarca.

Para el investigador, la familia Hernández Alvarado, le recuerda a la “nefasta historia” y legado de los primos Marco Aurelio Soto y Ramón Rosa Soto, cuyos descendientes siguen beneficiándose hoy de las acciones entreguistas de sus predecesores.

Perdieron los apellidos y adquirieron otros, pero ellos siguen ligados a la política entreguista de Honduras. “A ellos Honduras no les importa nada, nunca les ha importado, ni les va a importar”, explica

“Definitivamente, esa Inversiones Ducal nos habla de esa megalomanía que seguramente doña Elvira habrá inculcado en sus hijos”, opina. 

La firma empresarial fue creada en la ciudad de Gracias por los hermanos Hernández Alvarado, quienes se inspiraron en la familia Ducal de Luxemburgo. Con esto, la exfamilia presidencial, sin ser heredera de un principado, se presentaba ante la sociedad como nobles, es decir, como una casta de “sangre azul”.

EL PAPEL DE ANA GARCÍA TRAS LA CAPTURA DE SU ESPOSO

Mientras lloró, organizó vigilias y juró la inocencia de su esposo, trasladó los bienes de su marido a un banco en 34 minutos. Ana García no pierde el tiempo y está en todo. 

Consultamos con Ochoa, qué significa este despliegue de amor y premeditación en la exprimera dama. “Ana García tiene que cuidar su imagen, simplemente está haciendo lo que se espera, lo políticamente correcto, que es defender a su esposo”, pues la lupa ya está puesta en ella debido a su vinculación en empresas de maletín en conjunto con la mamá de David Chávez, Victoria Isabel Madisson López.

Ana García de Hernández
Ana García luce un rostro desencajado mientras daba declaraciones a medios de comunicación y alegaba la supuesta inocencia de su esposo. Esta imagen fue captada durante la primera audiencia del proceso de extradición. (Foto: Criterio.hn)

No se pierda: El escandaloso y acelerado enriquecimiento de la familia Chávez Madison

El psicólogo observa que en el matrimonio Hernández García, Juan Orlando no es el único con una orientación psicopática y hasta cínica. “Estoy orando y haciendo cadenas de oración, pero al mismo tiempo estoy ocultando mis bienes para que no me los quiten”.

Con 100 o 300 personas, a las que seguramente les pagaron por asistir, “llaman la atención y vuelven mediático el asunto” y denota un “cinismo extremo”. “En mi opinión, Ana es más de lo mismo, quizá no llega al nivel de su marido, cuñado y cuñada, honestamente no sé”, remarca.

Sin embargo, si aprecia que también tiene orientaciones y rasgos psicopáticos, con base a su conducta y los escritos en empresas y empresas de maletín en los que hay “contratos amañados”.

EL CÍRCULO PSICOPÁTICO QUE COOPTA EL PODER EN HONDURAS

A lo largo de la entrevista, Ochoa hace hincapié que Juan Orlando Hernández logró lo que logró porque a su alrededor había otros agentes psicópatas facilitando el proceso, moviendo los hilos. En su opinión estamos frente a una red donde la dictadura sigue viva.

“Esto es como cortarle la cola a un pichete, no han hecho nada llevándose a Juan Hernández. La dictadura sigue vivita y coleando”: Warren Ochoa Martínez, investigador y psicólogo.

Los grupos de poder que mueven los hilos del país siguen dentro, comenta, ellos lo pusieron, que ahora se lo lleven no cambia nada, se les gastó. Mientras tanto están cultivando 100, 200 personajes que sean “achichincles, mandaderos de ellos” que seguirán haciendo, si es posible, lo que hacía Hernández desde el Congreso Nacional, la Corte Suprema de Justicia y el Poder Ejecutivo “y van a sobornar y van a tratar de corromper o a manipular para mantener sus privilegios”.

Estadísticamente, Ochoa, repara en que solo el 1% de la población es psicópata. Sin embargo, cuando ya se desagrega por áreas de profesión, se identifica un 15% en políticos, o sea 15 de cada 100 son psicópatas y delincuentes.

Mientras que en el mundo corporativo se identifican a un 30% de líderes y gerentes. Treinta de cada cien gerentes corporativos son delincuentes, o sea psicópatas, pero como “están bien perfumados y bien vestidos, la gente no les tiene miedo”. No obstante, son los que más daño producen.

“Si se combina la conducta antisocial, la psicopatía, el narcisismo, el histrionismo, esa megalomanía, sadismo, con inteligencia se vuelven profundamente peligrosos. Y hacen muchísimo más daño que el resto de los delincuentes comunes. Estas personas generan miseria, pobreza, enfermedad, dificultades educativas, carencias de infraestructura, carencia de servicios adecuados de salud, generan un profundo sufrimiento en toda la sociedad”, subraya el investigador.

Los líderes de estas empresas, cuyas marcas son ampliamente conocidas en el país, son quienes mueven los hilos de la política a nivel nacional y que tienen “mandaderos y conserjes”, como lo fue en su momento Juan Orlando Hernández.

Con su remoción, “no le estamos cortando la cabeza a los verdaderos autores y los hechores intelectuales de todo el sufrimiento del pueblo hondureño”. En cuanto al gobierno estadounidense, Ochoa Martínez recuerda que fueron ellos quienes lo pusieron y ahorita “lo que están quitándonos es el mal que ellos mismos nos pusieron”, porque Hernández no ganó ni las elecciones de 2013 ni las de 2017.

Lea también: Legado de JOH en Honduras: narcotráfico, fraudes electorales y 500 mil kilogramos de cocaína en 18 años

¿QUÉ CONDUCTA ASUMIRÁ JOH EN SU JUICIO?

El psicólogo e investigador considera que la victimización de la que se ha apropiado Juan Orlando Hernández desde el juicio de su hermano continuará una vez sea extraditado a Nueva York e inicien las audiencias. Habrá más cinismo y más autovictimización para generar duda en la ciudadanía, dice.

“Ya lo tiene todo perdido. No le importa, no tiene miedo y se va a cerrar. La cadena perpetua la tiene garantizada, si eso fue lo que le dieron a su hermano” y a una parte de los estadounidenses sí les interesa la justicia. No así, desde su perspectiva, a parte del Departamento de Estado que “defiende los intereses de las corporaciones multinacionales estadounidenses, que son los poderes que están ocultos y que pusieron a Juan Hernández en el poder y que lo mantuvieron en el poder”.

Él continuará diciendo que es inocente. “A él no le afecta, no le genera ya ninguna diferencia. Ahora lo único que anda defendiendo es su prestigio para las futuras generaciones y para su familia que ya está asegurada por cinco o seis generaciones”.

(1)Warren Ochoa Martínez, es psicólogo, psicoterapeuta y docente de la Escuela de Ciencias Psicológicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). Tiene una maestría en Metodología de Investigación Económica y Social y un segundo máster en Asesoramiento Educativo y Familiar por la Universidad Complutense de Madrid. 

El psicólogo e investigador, Warren Ochoa Martínez, considera que la victimización de la que se ha apropiado Juan Orlando Hernández desde el juicio de su hermano continuará una vez sea extraditado a Nueva York e inicien las audiencias. Habrá más cinismo y más autovictimización para generar duda en la ciudadanía.

25 comentarios en “La personalidad que catapultó al poder a Juan Orlando Hernández y que despedazó a Honduras

  1. Que excelente análisis, nos hace un análisis y un contexto histórico, de las y los políticos de mi querida Honduras, en especial de las personalidades de los tres hermanos Hernández y los grupos de poder que los rodean y que lastimosamente seguirán manipulando al votante Hondureño, debido a que son fáciles de persuadir por la orquestada maquinaria mediática y que somos de mente corta y olvidamos con facilidad los horrores y fraudes que nos hacen los tradicionales partidos políticos.

  2. Creo que Dios todopoderoso a oido el clamor del pueblo,y de todas las Almas que ya no estan en este mundo .La oracion tiene poder,y nadie puede tapar el sol con un dedo solo NUESTRO PADRE CELESTIAL,pues somos Hechura de El,pero no todos somos hijos de El.todo lo que existe por El es,hasta el propio Satanas que le obedece a nuestro Padre en nombre de Cristo.El fin siempre llega al Opresor.Hoy fue a JUAN ORLANDO,Y TAMBIEN IRAN TODOS LOS PARTICIPANTES NO SE ESCAPARAN DE LA IRA DE DIOS.

  3. Sr Warren, consigase la lampara de Diogenes ….y podrá hallar todavía algunos políticos bien intencionados, no narcisistas, que no parecen políticos ; navegando en una marea de escasos valores

  4. Sr Warren, consigase la lampara de Diogenes ….y podrá hallar todavía algunos políticos bien intencionados, no narcisistas, que no parecen políticos ; navegando en una marea de escasos valores

  5. Me alegra leer el artículo y los comentarios a mis antecesores; particularmente creo en lo q dice el artículo y estoy seguro q este cancer no desaparece con llevarse a joh mas sin encargo creo q servirá de algo el q se haga justicia con el ; y en cuanto a otros actores de la política hondureña creo q a todos los hondureños nos intereza a se lleve a cabo una limpieza en nuestro país así q quien caiga q caiga no importa a q partido pertenece y creo q no deberíamos estar defendiendo políticos acusando a otros solo porque son de nuestra afinidad política ; defendamos honduras de todos estos delincuentes y procuremos un país libre de narco tráfico y delincuencia ; fuera JOH …

  6. Que buen articulo, es el momento de reflexionar todos nosotros los que nos consideramos amantes de este país para poner un alto ,en este artículo nos ha puesto la radiogragrafia en en la que se muestra el enorme cáncer, tomemos el poder y cortemos de raíz, anoten mi nombre solo tienen que llamarme y me hago presente

  7. Lo preocupante es el entreguismo, pero ese se ve por todos lados en las familias ricas del país que se creen más gringos que hondureños y lo que queda de la clase media aquel que puede viajar a USA se puede decir que una gran mayoría de la población hay un entreguismo extremo hacia los gringos, despreciamos lo que producimos y nos gusta todo las marcas gringas aunque muchos productos son producido en Honduras. UD vea todo esas empresas de los emprendurismo casi todos con nombres americanos. Ya por último deberiamos de ser el estado número 53 de los americanos total ya días los políticos y empresarios entregaron este país !

  8. Y xq no analiza a Mel que como toda Honduras sabe nunca a sido potentado también en su gobierno hubo actos de corrupción ahora están agarrando al banco central como su caja chica ayudados x el partido de Salvador Nasralla

    1. No es salir en defensa de mel Zelaya, pero hay verdades absolutas, preguntele a cualquier olanchano quienes son la familias Zelaya o los Lobo, poderosas familias oligarquicas inmensamente ricas por generaciones, podria haber Robado sus tatararabuelos muy diferente a lis Hernandez en empire, familias medianamente con dinero o como decidimos los hondureños mentions con pisto

    2. Como vas a comparar el daño que le hizo el NARCO DE JOH comparado a tus señalamientos contra mel que si son verdad también debe pagar. Pero como dijo el psicólogo tipos como JOH se creen sus propias mentiras y son capaces de convencer a otros con sus mentiras.

  9. Desliguémonos de nuestra ideología, y después tratemos de hacer un comentario objetivo considerando nuestra realidad sin dejarnos influir por opiniones que escuchamos en los medios que muchas de ellas también tienen un sesgo como se ha referido alguno de los anteriores comentaristas al artículo de la entrevista.

  10. Es la gran oportunidad del sufrido pueblo hondureño de sacudirse al gran protector de los dictadores ,asesinos ,ladrones , vendepatrias , como es el partido nacional , al amparo de toda la verguenza nacional, y del cuantioso robo , de los asesinatos y mucho mas , ahora lo dice el distrito sur de New York, el partido nacional…LA ORGANIZACION CRIMINAL MAS GRANDE EN C.A. Hay que cancelar esa personeria juridica a quienes le han hecho tanto DAÑO a nuestro pais.

    1. No creo que el nombre de un Partido Político le haga más daño a un país como Honduras , como lo han hecho los delincuentes que lo conforman; conste, no son todos. El problema es que siguen igual los que actualmente nos gobiernan , quienes hasta el momento no han hecho más que lamentarse y lamentarse y culpar a los anteriores. Honduras necesita una profilaxis completa y no deja ningún miembro de ningún partido que apeste a JOH, Mel Zelaya y Familia, Yani Rosenthal , y cualquier otro que se haya mencionado por corrupción y narcotraficante.

      1. Honduras debe de cambiar a todos esos partidos politicos actuales. Y se debe de construir unos tres partidos nuevos con estructuras que no tenga vinculos con ningun partido anterior. Si de verdad queremos cambiar el mal tiene que ser cortado de raiz.
        Por que lo mas triste fue que se tuvo que hacer una alianza para ganar al PN, por que asi cada uno por su lado hubiera ganado otra vez el PN. Seamos realistas.
        Hay que pensar que hay en el futuro de Honduras. Por que el actual gobierno solo se la va a pasar culpando al pasado y alli se va a quedar estancada. Y van a querer seguir es lo peor.

    1. Una verdadera anatomía de “el hombre”, “del indómito de Lempira”, como le llamaron sus aduladores, especialmente ligados a alguna prensa escrita, radial y televisiva. El mal está ahí como dice el psicólogo e investigador. La gran pregunta es: se podrá extirpar esta gran pus?

      1. El señor es Dios de ORDEN,no de desorden y el que no llevaba sus mandatos perecian porque manzana podrida pudre las demas y desaparecia toda la genercion ya sea del padre que cometia dicha accion o pueblo asi como Sodoma y Gomorra,Dios es el mismo ayer,hoy,y por los siglos de los siglos,Amen

    2. Si, a Manuel Zelaya sera interesante saber que opina, aunque esta sedgado este articulo, si conocemos que el señor Ochoa es de la isquierda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.