La Nueva Violencia Política, real,  figurada y representada

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

 A Margarita, Soad Nicole y Berta, nuestras mariposas

Extrañará el título al informado. Tampoco es exclusividad catracha ni reciente. Hace poco se celebró el Día internacional contra la violencia contra las mujeres conmemorando el asesinato de las tres hermanas dominicanas asesinadas por el dictador Trujillo.

Históricamente hablando en la política hondureña ha habido violencia desde hace más de un siglo. Cuando en tiempos de la elección de 1932, justo entonces y la Revolución de la Traiciones, el gran artista Pablo Zelaya Sierra regresó de la Europa devastada de la postprimera Guerra, pintó su célebre cuadro, Hermano contra hermano. Pero desde hace dos generaciones, luego de la caída de la dictadura en 1948, los hondureños nos habíamos ilusionado con ser uno de los países menos violentos de Centroamérica. Y fuera de Costa Rica, el país en que menos se relacionaba la violencia letal con la política. En los vecinos hay muchos asesinatos políticos en tiempos de las elecciones, aquí no.

 Ciertamente eso cambio en el 2009. Hoy día, cuatro de las grandes ciudades hondureñas figuran entre las 10 más violentas del mundo y en efecto, desde hace varios años, y el pico fue 2012, cuando estuvimos entre las 5 más violentas.  Aunque han hecho lo imposible por esconderlo más de cien personas  de la resistencia han sido víctimas violentas de la represión letal del golpe y sus regímenes sucedáneos. Docenas de prominentes líderes populares de base. Para quienes conocimos a la veterana lideresa campesina Margarita Murillo, su asesinato con un rifle de alto poder desde cientos de pies de distancia cuando azadonaba su parcela resultó estremecedor. Igual las fiscales que investigaban ese crimen fueron ejecutadas en su vehículo oficial en la calle por sicarios en motocicleta que tuvieron la paciencia de llevarse el expediente de acusación que llevaban. Y esos tres asesinatos, como todos los demás han quedado perfectamente impunes. Como el asesinato agravado después de una manifestación de la estudiante Soad N. Ham, que amaneció encostalada al día siguiente. ¿Por malcriada?

 Gracias más bien al interés extra fronteras, se investigó el crimen que primero se quiso imputar a razones pasionales, y ha trascendido un expediente en La Fiscalía que consigna los nombres de los ejecutores de Berta Cáceres, militares y ex militares que llegaron a la escena del crimen en vehículos de la Policía Militar y de los actores intelectuales vinculados al funcionarios del Partido Nacional, su Vicepresidenta y su esposo presente en la escena del crimen, diputados incluso el Secretario del Congreso Mario Pérez también señalado, alcaldes vecinos y empresarios y sobre los demás ¡el banquero más poderoso del país que es Camilo Atala!  No está probado por supuesto.

Y no todo es real. Por ejemplo la denuncia de que los narcos habrían fraguado con los mareros un plan para asesinar al Presidente que el propio JOH ha repetido e invocado en campaña es dudosa. Porque el hijo de Porfirio Fabio Lobo en su deposición ha confesado –ante la Corte de N York que lo condenó- que esos eran inventos de ellos mismos. De los políticos, que negociaban con los narcos ¡Teatros de sombras! Y hay disidencia cachureca.

 El 6 de Noviembre recién pasado toda la prensa publicó de manera sensacionalista la noticia del asesinato de un activista de barrio del Partido Nacional en la caliente 21 de Octubre Tegucigalpa, Mario R González. El Partido Nacional en Comunicado declaró esa muerte acto de terrorismo. Y horas después la policía produjo a los culpables, seis pandilleros y resultó luego que varios estaban supuestamente presos y ¿habían sido liberados para que cumplieran con  su misión de sicariato, aunque no alcanzaron a explicar por quién? Pero la oposición política no tiene potestad para soltar presos en las cárceles de alta seguridad. ¿Un falso positivo? No obstante el candidato Presidente organizo una comparecía melodramática en que advirtió que no se dejarían y que el protegería a los miembros del PN. Días después brevemente en la red se reportó asesinado otro activista nacionalista, pero la nota desapareció en cuestión de horas, como si alguien se hubiese arrepentido de publicarla. ¡También los muertos pueden desaparecer! O sea nacionalistas muertos, hay uno. ¡Y no se entiende quien lo mandó a matar!

 Otros eventos han sido muy reales. El 9 de Noviembre el Arquitecto Armando Guifarro activista del Partido Liberal habría sido asesinado por un sicario en motocicleta cuando salía de recoger a su niña de la Escuela, en Catacamas Olancho. Antier 21 de Noviembre cuando faltan 5 días para la elección general trascendió el asesinato de una conocida activista del Partido Liberal, Ilsia Portillo Guevara en la ciudad de La Ceiba, cuando regresaba del cierre de campaña. La prensa fue discreta. Eso no era terror. Y el presi no se sentía obligado a proteger liberales.

 Ha pasado poco tiempo y ni los medios comerciales ni la policía o la fiscalía se han interesado del todo en aclararlos. Pero, entre ayer y hoy, en menos de 24 horas se han reportado los asesinatos de tres activistas reconocidos del Partido LIBRE. El dirigente magisterial José Gonzalo Castillo Chávez, Chalo ex candidato a alcalde  de LIBRE fue asesinado  en la Ciudad de La Paz, con arma blanca, favorita también de los sicarios, en la noche del 21 de Noviembre en casa. Luego el dirigente de LIBRE José Mario Discua de Comayagua, fue asfixiado y hay unos sospechosos detenido   La locutora de Radio Globo  L. Fajardo ha informado hoy por la tarde el asesinato del activista de LIBRE Nahum  Sevilla en la comunidad de El Carreto, Santa Bárbara. En páginas interiores y sin identificarlos, Diario El Heraldo y La Tribuna mencionan solamente a dos primeros… dejando por fuera el caso de Sevilla. No está claro si es real parte p de la cadena de rumores. Pero para el gobierno los muertos de la oposición no son terrorismo, si no casualidad. ¡Y los medios de comunicación no identifican a los nuestros y no quieren llevar la cuenta!

Nota relacionada ONU propone pacto que ponga un alto a la violencia contra las mujeres en Honduras

Falsos y verdaderos los positivos y los informes de violencia política electoral son parte integral de una campaña. Cuyo propósito específico y único es asustar a electores timoratos. Otra vez, si quieres encontrar el culpable has de buscar entre los beneficiarios. Entre menos ciudadanos asistan a las urnas más posibilidades de prevalecer tiene el fraude. De repente, se harán daño a sí mismos los perpetradores. Los electores de la oposición ya están enojados. Porque los nuestros van a ir de todas formas…

Un comentario en “La Nueva Violencia Política, real,  figurada y representada

  • el noviembre 24, 2017 a las 6:45 am
    Permalink

    Conocí a Armado Guifarro, gran persona. Si no lo nombran aquí, no me hubiera dado cuenta de su muerte; porque en los medios tarifados no lo mencionan.
    Cada vez es peor lo que esta haciendo La Bestia. Dos oiga nuestro clamor y JOH sea sacado del poder para llevarlo ante la justicia.
    ¡Que todo esto lo sepan los observadores internacionales!
    Bien dicho ¡vamos todos a las urnas!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.