Una “fiesta democrática” acompañada de impunidad, narcotráfico y corrupción

Por: Oscar Miguel Marroquín

El día 10 de octubre del presente año, el New York Time reveló al mundo entero que Devis Leonel Rivera Maradiaga declaró ante una jueza de los EE. UU. haber financiado la campana electoral de Juan Orlando Hernández, hace exactamente cuatro años; seguro estoy que, el mandatario rompió a reír junto a militares, diputados y ministros al son de la noticia.

La nota del New York Time fue tomada como simple chisme periodístico.

Palabras más, palabras menos se dejaron escuchar por algunos políticos contrarios a Juan Orlando y su dictadura, con el pasar de algunos días, la noticia desapareció como agua entre los dedos, muy pronto las cosas siguieron el rumbo de la agenda política para las elecciones que han de llevarse a cabo el domingo 26 de noviembre.

Por otra parte, el “libertador” del pueblo venezolano, Luis Almagro secretario general de la OEA, no parece haberse enterado de la noticia en mención, pues palabras suyas al respecto de esto no conocemos, sus fuertes ocupaciones para conspirar contra gobierno de Nicolás Maduro, seguramente le impiden informarse de temas tan relevantes para la democracia hondureña.

Entre tanto, el magistrado nacionalista y presidente del Tribunal Supremo Electoral TSE David Matamoros Batson, prefirió seguir con la misión encomendada, organizar una “fiesta democrática” adornada de narcotráfico, corrupción e impunidad; ansioso por recibir a los observadores de la OEA y la Unión Europea, para presentarlos como genuina garantía de unas elecciones libres y transparentes, este parece no haberse enterado de los revelado por el New York Time.

Pero eso no lo es todo, el adefesio llamado Ministerio Público, opta por el sepulcral silencio ante la noticia, en atención a lo ordenado por el dictador; la duda entonces queda despejada por completo, la institucionalidad hondureña se llama Juan Orlando Hernández.

Ante todo, lo anterior, bien se puede afirmar que, es completamente inaudito pensar que Honduras se llevaran a cabo en cuestión de horas unas elecciones donde un “candidato” ha sido señalado de haberse confabulado con el narcotráfico a fin de haber recibido dinero a cambio de proteger en ese entonces a la más peligrosa mafia de narcotraficantes.

Además, la tan llevada y traída “fiesta democrática” será resguardada por los mismos fusiles y militares que hace tan solo cuatro años, protegieron a los narcotraficantes, para que estos pudieran llevar droga hacia los EE. UU. sin obstáculo alguno.

Pero como siempre a las fiestas usualmente son invitados los parientes del que las organiza, el hermano del presidente quien también ha sido señalado por los cachiros, no ha querido quedarse por fuera, este ahora mismo se presenta ante la sociedad hondureña como candidato a un cargo en el Congreso Nacional.

Nota relacionada Competencia limpia, elecciones limpias: ¿Aquí en Honduras?

Para cerrar con broche de oro este artículo, bien vale la pena señalar que Luis Almagro curiosamente continúa manteniendo en total secreto el tercer informe semestral redactado por la MACCIH, informe en el cual se da a conocer los avances en materia de investigación sobre el caso del seguro social, más específicamente sobre los autores intelectuales que idearon y planificaron este millonario desfalco.

No hay duda alguna el 26 de noviembre el pueblo hondureño asistirá a una “fiesta democrática” acompañada de impunidad, narcotráfico y corrupción.

 

6 comentarios en “Una “fiesta democrática” acompañada de impunidad, narcotráfico y corrupción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.