Kelin Pérez

Kelin Pérez, la joven comerciante que pretender evitar la extinción del FAPER

Compartir

Tegucigalpa. –Aunque se había propuesto a Wilfredo Méndez ser el candidato, el partido decidió respaldarla en su deseo por llegar a ser la primera presidenta de Honduras en una institución que surgió a raíz del golpe de Estado y que en estas elecciones está a punto de desaparecer.

También lea: Alfonso Díaz Narváez, el presidenciable más joven del partido que se plegó al Partido Nacional

Kelin Ninoska Pérez Gómez, nació en la ciudad de Tegucigalpa un 22 de mayo de 1984. Es hija única de la relación que tuvieron su fallecida madre, María Dulia Pérez Gómez, con quien se crio y su progenitor José Hipólito Ortiz Pavón, sin embargo, tiene cuatro hermanos por parte de su padre, dos hombres y dos mujeres.

Creció en la colonia El Reparto, una de las muchas zonas de la capital hondureña que controlan las pandillas. Su educación primaria la realizó en la escuela José Cecilio del Valle, luego se trasladó a la colonia Nueva Suyapa cursando la secundaria en el Instituto Técnico Nueva Suyapa. Ingresó a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) para estudiar la carrera de desarrollo local y municipal de la cual está a punto de egresar, pero a causa de la pandemia de la COVID-19 se ha retrasado su proceso.

Su familia tiene un negocio en el mercado Álvarez, en la ciudad de Comayagüela, llamado Yefri Estilos del cual subsisten varios miembros de su familia incluidos tíos, tías, primos. Pérez se encarga de hacer ventas en línea.

APASIONADA POR EL FUTBOL

Algo curioso de la candidata presidencial es que es amante del futbol, inclusive participa como jugadora del club femenino Real de Minas y juega en la posición de defensa central, equipo ligado al desfalco del Registro Nacional de las Personas (RNP) desde donde se pagaban los salarios a los jugadores y cuerpo técnico de ese equipo haciéndolos pasar por empleados de la institución.

SU DESEO POR SER PRESIDENTA

Desde niña ejercía un mando sobre los demás, sus juegos favoritos eran ser líder y en varias ocasiones resaltó que su mayor deseo era convertirse en “presidente del mundo” manteniendo en su ideal que “el poder no es malo, lo malo es no saber controlarlo”.

Desde la universidad encabezó varias luchas sociales, no obstante, a raíz del golpe de Estado en 2009 contra el expresidente José Manuel Zelaya, orquestado por el también candidato presidencial Romeo Vásquez Velásquez, salió a las calles a protestar exigiendo el retorno a la legalidad y devolver la presidencia a Zelaya.

En las calles conoció a sus padrinos políticos y líderes del Frente Amplio Político Electoral en Resistencia (FAPER), Andrés Pavón, defensor de derechos humanos y actual embajador de Honduras en Cuba y Jorge Jiménez, quien funge como secretario del partido.

Cabe indicar que el FAPER fue el primer partido político que surgió posterior al golpe de Estado. Uniéndose a las filas del Frente Amplio, Pérez lanzó una candidatura a diputada en el proceso electoral de 2017 sin éxito alguno.

Continuó su incursión en el partido y, pese que se anunciaba que el candidato presidencial sería Wilfredo Méndez—ahora aliado de Yani Rosenthal—pero al final se decidió apostar por la candidatura de ella.

Noticia Relacionada: Nasry Asfura mencionado en caso de tráfico de influencias contra alcalde costarricense

PROPUESTAS Y LA DIFÍCIL TAREA POR NO DESAPARECER

Considera que “no es imposible” llegar a ser electa presidenta en un partido político que sumando su participación en los resultados de 2013 y 2017 no logra siquiera llegar al 1% de la votación.

A raíz de los pobres resultados de 2013, cuando su entonces candidato presidencial, Andrés Pavón, obtuvo apenas 3,118, es decir, el 0.10% del total de los votos, el extinto Tribunal Supremo Electoral (TSE) canceló en mayo de 2014  la personería jurídica al FAPER.

Sin embargo, después la Corte Suprema de Justicia falló a favor de un recurso de amparo presentado ante la resolución del órgano electoral y la cancelación de la personería jurídica quedó en suspenso.

En estas elecciones

Pérez cree fielmente en el proyecto político del Frente Amplio, además afirma que tiene una ventaja sobre los demás candidatos presidencial y es que “tiene su hoja en blanco”, no ha trabajado en ningún puesto público y mucho menos ha sido acusada en algún tribunal de justicia de Honduras.

En caso de llegar a ser electa la primera mujer presidenta de Honduras, centra su plan de gobierno en generar más oportunidades hacia las mujeres, integrar a la juventud y promover el desarrollo de programas sociales con la juventud.

Sobre las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) considera que el modelo debe revisarse porque no beneficia a la ciudadanía. Sin descartar su extinción, plantea que deben ser las comunidades, pueblos y aldeas, quienes sean los beneficiados con la puesta en marcha de este tipo regímenes.

El tema de la reelección lo considera complejo, pero es del criterio que “si un gobierno ha trabajado en favor del pueblo y si el pueblo quiere reelegirlo, se puede dejar como una opción”.

Pérez se autodenomina “una ciudadana común y corriente” que quiere ser presidenta bajo un partido que nació con ideales de izquierda despintados en la actualidad y que ha pactado alianzas con la Unificación Democrática (UD) que pasó a aliarse con el conservador Partido Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.