Julio registra más de 60 muertes por accidentes viales y asesinatos

Entre el 1 y el 9 de julio en Honduras, asesinaron a 36 personas debido a la violencia criminal, lo que equivale a un promedio de aproximadamente 4 homicidios diarios durante ese período. En cuanto a los accidentes de tránsito, se registraron 29 muertes, lo que representa un promedio de cerca de 3 fallecimientos diarios por esta causa

Portada: Foto de archivo

Tegucigalpa, Honduras.- Durante los primeros días de julio de 2024, más de 60 personas han muerto en accidentes de tránsito y asesinatos en todo el territorio hondureño. Esto pone nuevamente en tela de juicio la efectividad de las estrategias gubernamentales para combatir la criminalidad y la violencia, así como las medidas de prevención de siniestros viales implementadas por la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT).

De acuerdo con el Sistema Estadístico Policial en Línea (Sepol), hasta el nueve de julio de este año, en todo el territorio nacional, se registraron 36 homicidios, muchos menos que los registrados durante el mismo periodo en 2023 (81).

Sin embargo, esta escalada en la violencia está ocurriendo en el contexto en el cual las autoridades han asegurado que la criminalidad dejó de ser una problemática en Honduras, gracias a las estrategias de seguridad que han estado impulsando desde la aprobación de la segunda fase del plan Solución Contra el Crimen.

Entre estas estrategias se incluye la intervención de la mano de la Policía Nacional y la Policía Militar del Orden Público (PMOP) en todos los barrios y colonias del país denominados más peligrosos. No obstante, en la práctica, esto no ha resultado como se anunció, ya que en algunos de estos lugares los uniformados no han hecho presencia, mucho menos ejecutado operativos en busca de criminales.

De hecho, aunque en el país persista un ambiente de criminalidad, el secretario de Seguridad, Gustavo Sánchez, sostiene que gracias al estado de excepción, vigente en Honduras desde el seis de diciembre de 2022, se ha logrado perseguir e investigar la comisión de delitos vinculados con la criminalidad, como la extorsión, el asesinato y el robo.

No obstante, la comisión de extorsiones, el delito por el cual se implementó el estado de excepción, no ha disminuido. Al contrario, este delito ha mutado e intensificado en varios sectores, teniendo como principal víctima al transporte urbano, el cual entregó 300 millones de lempiras al crimen organizado en los primeros seis meses de este año.

Empresarios del transporte urbano han denunciado constantemente que, aunque las autoridades están implementando estrategias en seguridad, las maras y pandillas continúan cobrando extorsión. (Fotografía: Horacio Lorca)

El crimen organizado, a través de la extorsión, está cobrando tanto poder que provoca que las empresas de transporte opten por contratar seguridad privada. Los criminales, si no se cumple con el pago de la renta, paralizan las operaciones de las estaciones, como sucedió recientemente en Lepaterique, Francisco Morazán.

Puede leer: Delincuentes cibernéticos operan con impunidad en Honduras


MUERTOS EN ACCIDENTE DE TRÁNSITO

No solo en los homicidios se ha registrado un alza, sino también en las muertes en accidentes de tránsito. Según información de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte, desde el 1 de julio hasta la tarde de este miércoles 10 de julio han muerto 29 personas en todo el territorio nacional por estos siniestros, algunos cometidos por imprudencia al volante y otros por desperfectos mecánicos.

De hecho, durante lo que va de 2024, la cifra de muertes por accidentes de tránsito ya superó a la de 2023 durante el mismo período. Actualmente, han fallecido por esa causa 995 personas, mientras que en 2023 perecieron 991, según información dada por la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte, cifras que continúan manteniendo a los siniestros como la segunda causa de muerte en Honduras, después de los asesinatos.

La principal causa de accidentes viales en Francisco Morazán es la conducción temeraria por parte de los conductores de unidades de transporte y motociclistas.

De acuerdo con el subcomisario Darwin Hernández, jefe de la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT) de la DNVT, Francisco Morazán, en el centro de Honduras, continúa siendo el epicentro de los siniestros

Sin embargo, aunque se registran más siniestros en la zona central del país, la mayoría de los fallecidos son de San Pedro Sula, en el departamento de Cortés, ubicado al norte del territorio nacional.

“La mayor cantidad de víctimas por accidentes de tránsito se ha registrado en San Pedro Sula; luego está Tegucigalpa, después Copán y, por último, Comayagua. Pero el común denominador indica que en todos estos lugares las principales víctimas son motociclistas, quienes, en la mayoría de los casos, resultan culpables del accidente en el que se vieron envueltos y que les llevó a perder la vida”, explicó Hernández en conversaciones con este medio de comunicación.

El subcomisario explicó que, aunque las cifras hasta el momento son elevadas en comparación con el año anterior, estas están experimentando una reducción.

De acuerdo con información de la Policía, durante 2023 fallecieron 1,145 personas en accidentes de tránsito, pero comparando los muertos registrados en los primeros en los primeros meses por los siniestros, 2024 cerraría con cifras más elevadas.

“La cifra al cerrar el año podría ser más elevada en comparación con los números que dejó el 2023, pero para evitarlo estamos llevando a cabo campañas fuertes a través de los canales estatales y medios de comunicación. Sin embargo, todo depende de la precaución del motociclista y del conductor de una unidad de transporte público que tengan al volante, ya que no solo ponen en riesgo sus vidas, sino también las de terceros”, precisó el uniformado.

Hernández hizo hincapié en los conductores de unidades de transporte urbano e interurbano porque, en los últimos días, los siniestros que dejaron más víctimas y heridos involucraron estas unidades, como los que se registraron en Taulabé, Comayagua; en Juticalpa, Olancho; y en Tegucigalpa, en los que perecieron 5 personas.

  • Daniel Girón
    Me gusta trastear en los registros del dinero público, manipular y analizar datos para contar lo que no se sabe. Prefiero trabajar en equipo, antes que solo porque en el consenso está la clave. Aún no he llegado a donde quiero, pero volver no es opción. Ver todas las entradas

Compartir 👍

Podría interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.