Juicio JOH: Juan Orlando Hernández prometió a ‘Los Cachiros’ colaborar con el narcotráfico y protegerlos

 Durante el sexto día del juicio contra el exmandatario hondureño, Devis Leonel Rivera Maradiaga confesó haber sobornado a Hernández, quien prometió colaborar con el narcotráfico, y haber utilizado su influencia con políticos para lavar dinero procedente de drogas a través de concesiones otorgadas por el Estado

Tegucigalpa, Honduras.- Devis Leonel Rivera Maradiaga, miembro del clan Los Cachiros, admitió haber efectuado pagos ilícitos al expresidente Juan Orlando Hernández. Las confesiones surgieron este martes durante el sexto día del juicio que enfrenta Hernández por tres acusaciones relacionadas con narcotráfico en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

Ante la atenta mirada del juez Kevin Castel, la Fiscalía y el jurado, Rivera Maradiaga aseguró haber conocido personalmente a Hernández y haberlo sobornado en 2012 con un pago de 250,000 dólares. La fallecida hermana del exmandatario, Hilda Hernández, recibió el dinero en Tegucigalpa, la capital de Honduras.

«(Esperaba) protección para Los Cachiros y mi hermano Javier, y contratos gubernamentales para nuestras empresas», respondió Rivera Maradiaga a los fiscales.

Efectivamente, según investigaciones hechas por la Fiscalía hondureña, durante la gestión presidencial de Porfirio Lobo Sosa (2010-2014), el exdirector del Fondo Vial, Hugo Alfredo Ardón Soriano, hermano del narcotraficante Alexander Ardón, otorgó contratos a la empresa Inrimar, propiedad de los hermanos Rivera Maradiaga, para facilitar el lavado de dinero derivado del narcotráfico.

El testimonio de Rivera Maradiaga también se extendió a eventos sociales, como una fiesta de cumpleaños de Ramón Lobo Sosa, hermano del expresidente Porfirio Lobo Sosa. Según el exlíder de Los Cachiros, allí, Juan Orlando Hernández le prometió a su hermano, Javier Eriberto Rivera Maradiaga, que «ayudaría en el narcotráfico y protegería de la extradición».

Durante su testimonio, Devis Leonel Rivera Maradiaga indicó además tener conocimiento acerca de un encuentro que existió entre Juan Orlando Hernández y el narcotraficante Miguel Arnulfo Valle Valle. «Miguel Arnulfo me dijo: Mirá, amigo, me reuní con JOH», aseguró que le dijo Valle Valle años atrás.

Una fotografía de Juan Orlando Hernández y Miguel Arnulfo Valle Valle abrazados, donde además aparece el exdesignado presidencial durante los dos períodos de gobierno de Hernández, Ricardo Álvarez, fue obtenida por un agente de la Administración de Control de Drogas (DEA, sigla en inglés), Steve Balog, del teléfono celular de Valle Valle.

Pepe Lobo

Rivera Maradiaga también afirmó haber sobornado a cambio de protección al expresidente Porfirio Lobo Sosa, a quien se acercó gracias a la relación que mantenía con su hijo, Fabio Lobo, quien además era su socio en el narcotráfico.

Seguidamente, el exlíder de Los Cachiros aseguró que, tras hablarlo con Fabio Lobo, decidió apoyar la campaña presidencial de Juan Orlando Hernández, quien había superado un proceso primario en el Partido Nacional y que al final se convirtió en presidente de Honduras tras derrotar a la candidata del Partido Libertad y Refundación (Libre), la ahora presidenta Xiomara Castro.

VEA: Revelan nuevos pagos del cártel de Sinaloa a campaña presidencial de JOH y la defensa sufre duro revés

Tras ser designados en 2013 por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como líderes de una estructura organizada dedicada al tráfico de drogas, con ganancias de hasta 1,000 millones de dólares, los hermanos Devis Leonel y Javier Eriberto Rivera Maradiaga se entregaron a la justicia estadounidense. Devis Leonel coopera actualmente con la Fiscalía estadounidense y anteriormente lo hizo con la DEA.

«EL CINCO» Y FABIO LOBO, EN ESCENA

Durante su interrogatorio, Devis Leonel Rivera Maradiaga también habló acerca de su colaboración con «El Cinco», un narcotraficante colombiano, y la utilización de camiones con compartimentos ocultos para el transporte de cocaína.

Documentos de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York a los que ha accedido Criterio.hn indican que, en 2009, Fabio Lobo, identificado como CW-3, estuvo presente en una cena celebrada en Tegucigalpa, la capital hondureña. En la mesa estaban Juan Orlando Hernández, Juan Antonio «Tony» Hernández y «El Cinco», y discutían quién de ellos asumiría el costo de un avión que había sido recientemente incautado en Roatán, Islas de la Bahía, en el Caribe hondureño.

Sagazmente, Juan Orlando Hernández le comentó a Fabio Lobo que dentro de unos días recibiría la llamada de una persona que solicitaría su ayuda. Lobo, que además de ser hijo del expresidente del Congreso Nacional en ese momento y haber sido juez, poseía influencia dentro del Poder Judicial.

La llamada llegó y provino del narcotraficante Pablo Amílcar Leva Cabrera, alias «El Sentado», quien le pidió a Lobo una reunión privada. Durante ella, Leva Cabrera fue claro: «El avión llevaba cocaína que pertenecía a Juan Orlando, ‘Tony’ Hernández y otros narcotraficantes, y venía de Colombia».

Niegan apelación a Fabio Lobo
Fabio Lobo

Sin embargo, Fabio Lobo no pudo ayudar con el avión incautado. Lobo luego informó a Juan Orlando Hernández acerca de ello y lo puso al tanto de que las autoridades ya sabían que estaba repleto de cocaína. Juan Orlando Hernández, resignado, pidió discreción.

De acuerdo con la información en poder de la Fiscalía estadounidense, años después, Fabio Lobo también aprovechó su cercanía con Juan Orlando Hernández, entonces presidente del Congreso Nacional, para solicitar ayuda para Los Cachiros, con quienes se empezó a asociar en 2011.

Los documentos de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York también indican que Devis Leonel Rivera Maradiaga le comentó a Fabio Lobo que «Tony» Hernández estaba trabajando con Los Valle, y que Juan Orlando Hernández estaba apoyando la operación de narcotráfico de su hermano.

Fabio Lobo será uno de los testigos que presentará la Fiscalía durante los próximos días y su testimonio, que sustentará lo anteriormente expuesto, podrá ser determinante en el destino de Juan Orlando Hernández. En una entrevista a El Faro publicada recientemente, Lobo aseguró que (Juan Orlando) Hernández «conocía todo» acerca de los negocios de su hermano».

«LOS CACHIROS» TAMBIÉN TRABAJARON CON MAGDALENO MEZA, AUTOR DE LAS «NARCOLIBRETAS»

Honduras

Durante el interrogatorio a Rivera Maradiaga, uno de los más extensos en lo que va del juicio junto con el que correspondió a Alexander Ardón, el narcotraficante confeso aseguró haber conocido también a Nery Orlando López Sanabria o Magdaleno Meza, y haber colaborado con él en el tráfico de drogas.

LEA: Juicio de JOH: narcolibretas y el confuso interrogatorio de Colon a Alexander Ardón

El lunes fueron presentados como evidencia inculpatoria los cuadernos de contabilidad de Magdaleno Meza, en los que aparecen cuantiosos pagos entregados a Juan Orlando Hernández y su hermano, Juan Antonio «Tony» Hernández. Dichos cuadernos, conocidos como «narcolibretas», sirvieron para sentenciar a «Tony» Hernández.

El propietario de los cuadernos de contabilidad, Magdaleno Meza, fue asesinado en 2019 dentro de la cárcel de máxima seguridad El Pozo, localizada en Santa Bárbara, en el occidente hondureño. La esposa de Meza, Erika Bandy, corrió la misma suerte en 2023 tras recibir un disparo en la cabeza dentro de una panadería en San Pedro Sula, Cortés. Sus guardaespaldas fueron ejecutados segundos antes.

JOH, CADA VEZ MÁS CONTRA LAS CUERDAS

Al comienzo de la sesión de este martes, se continuó la testificación del narcotraficante colombiano Alexander Monroy Murillo, miembro del cártel de Sinaloa, quien el lunes admitió haber pagado 2.4 millones de dólares para la campaña de Juan Orlando Hernández antes de las elecciones generales de 2013.

Este martes, Monroy Murillo aseguró que cuenta con cuadernos de contabilidad como evidencia del millonario desembolso, que se efectuó en más de un pago. Además, indicó que también financió en 2012 la campaña primaria de Miguel Pastor, quien perdió contra Juan Orlando Hernández.

Días atrás, el narcotraficante y exalcalde de El Paraíso, Copán, Alexander Ardón, también testificó haber pagado un millón de dólares a Hernández en 2009, a cambio de impedir que la Fiscalía hondureña lo investigara.

Además, según la acusación de la Fiscalía, Joaquín «El Chapo» Guzmán entregó en 2013 un millón de dólares a Juan Antonio «Tony» Hernández, para que en caso de que Juan Orlando Hernández llegara al poder protegiera los cargamentos de cocaína que llegaran hasta la frontera entre Honduras y Guatemala.

Durante su testimonio, el narcotraficante colombiano Alexander Monroy Murillo también aseguró que en 2014 Los Valle le pidieron armas para asesinar a Juan Orlando Hernández, pero que él se negó. Los Valle eran los principales socios del cártel de Sinaloa en Honduras y su entrega a Estados Unidos desencantó a Joaquín «Chapo» Guzmán, quien solicitó una devolución del dinero que entregó a Juan Orlando Hernández, según consta en documentos de la Fiscalía estadounidense. Desde que comenzó el juicio contra Juan Orlando Hernández, el pasado 20 de febrero, se han presentado siete testigos por parte de la Fiscalía y según se informó este martes restan entre 7 y 10 más, de los cuales al menos tres son colaboradores.

  • Luis Escalante
    Me gusta esculcar en los portales de transparencia y, con base en información pública, realizar periodismo de datos. Siempre releo mis textos y me pregunto qué opinan los lectores acerca de mi trabajo. Si me preguntasen cómo definir nuestra labor, respondería que los periodistas tenemos la obligación de visibilizar lo que otros pretenden ocultar, y que para eso estoy acá. luisescalante@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte