Jefe de la policía, Félix Villanueva, es investigado por falsificación de documentos públicos

Los expedientes de los generales de policía todos son pobres lo que demuestra que todos los expedientes fueron trastocados

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- Ante las denuncias que se ha borrado parte  del expediente del actual jefe de la policía Félix Villanueva, la comisión depuradora ha procedido a  a realizar las investigaciones correspondientes sin suspenderlo de su cargo.

Félix Villanueva, jefe de la policía nacional
Félix Villanueva, jefe de la policía nacional

Se ha comprobado que Villanueva tiene antecedentes por haber cometido abuso de autoridad y las denuncias están en el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) y también en la Dirección Policial de Investigación (DPI).

Se conoció que un grupo de asesores legales de la institución policial, bajo las órdenes de Félix Villanueva, montaron un plan para que se limpiara su hoja de antecedentes policiales manchada por una serie de denuncias por abuso de autoridad en detrimento de sus propios subalternos.

El pastor Alberto Solórzano, miembro de la comisión depuradora de la policía manifestó que en efecto ya tienen conocimiento del caso y de momento lo han suspendido de su cargo como jefe policial y están haciendo las investigaciones de rigor y de encontrase culpable será depurado y sometido a los tribunales de justicia.

Irrisoriamente aquí si van a aplicar la presunción de inocencia misma que no han tenido contra cientos de policías que han sido depurados sin demostrarles su culpabilidad, según lo han denunciado los propios depurados.

Solórzano manifestó que,  el cuerpo de abogados señalados de hacer la falsificación de los documentos públicos,  también están siendo investigados para deducirles las responsabilidades del caso.

Juan Carlos "El Tigre" Bonilla
Juan Carlos «El Tigre» Bonilla

Aparece expediente del “Tigre” Bonilla

El pastor Solórzano confirmó que se ha encontrado el expediente del general de policía Juan Carlos “el Tigre” Bonilla que se había extraviado desde hace ya casi un año

Solórzano recordó que en su momento el general Bonilla se presentó voluntariamente ante la comisión depuradora y presentó lo que según él era una copia de su expediente.

El depurador señaló que en su búsqueda lo que encontraron fueron fragmentos del expediente de Bonilla, sin embargo cuando él se presentó el manifestó tener una copia del mismo.

(Análisis de Criterio.hn)  Curiosamente, Bonilla dijo que él había sacado copias para algunas actividades que requerían de la presentación de su expediente. La pregunta que cabe hacerse es: ¿de qué expediente sacaba copias si la comisión depuradora nunca encontró el expediente?

Solórzano manifestó que hace ya algunos meses que encontraron el expediente,  sin embargo hasta ahora se da a conocer que ya días lo encontraron, haciendo pensar que algo ocultaban.

Artículo 284.-Será sancionado con reclusión de tres a nueve años, quien hiciere en todo o en parte un documento público falso o alterare uno verdadero, de modo que pueda resultar perjuicio, ejecutando cualquiera de los hechos siguientes:

1)Contrahaciendo o fingiendo letra, firma o rúbrica.
2) Suponiendo en un acto la intervención de personas que no la han tenido;
3) Atribuyendo a las que han intervenido en él, declaraciones o manifestaciones diferentes de las que hubieren hecho.
4) Faltando a la verdad en la narración de los hechos.
5) Alterando las fechas y cantidades verdaderas.
6) Haciendo en documento verdadero cualquier alteración o intercalación que varíe su sentido.
7) Dando copia en forma fehaciente de un documento supuesto o manifestando en ella cosa contraria o diferente de la que contenga el verdadero original.
8) Intercalando indebidamente cualquier escritura en un protocolo, registro o libro oficial.
9) Destruyendo, mutilando, suprimiendo u ocultando un documento.

Incurrirá también en la pena señalada en el párrafo primero de este Artículo, el ministro religioso que cometiere alguno de los hechos comprendidos en los numerales anteriores, respecto a actas o documentos eclesiásticos que puedan producir efectos en el estado de las personas o en el orden civil.

Solórzano dijo que,  ellos han remitido el caso y el expediente al Ministerio Público,  de quien además demando mayor celeridad en la investigación y judicialización de los casos y agregó que el fiscal general Oscar Chinchilla ha prometido resultados a las acciones que se están incoando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.