Logo Cirterio.hn blanco
Honduras: obreras siguen expuestas a violaciones

Honduras: obreras siguen expuestas a violaciones de sus derechos humanos

Redacción: Viena Hernández

Tegucigalpa. – Las obreras de las maquilas son vistas como meros robots, desechables para los empresarios, cuando empiezan a presentar problemas de salud por ejercer esa nueva esclavitud, simplemente son despedidas, ellas deben entregar 6 mil piezas diarias y los movimientos repetitivos que realizan en ese proceso les provoca molestias que las deterioran permanentemente, pero ante la violación a sus derechos humanos y laborales, la ceguera de quienes deben regular esos malos tratos es evidente.

, desde jornadas inhumanas mal pagadas, despidos injustificados violentando sus derechos laborales hasta malos tratos y mentiras que reprochan solo son justificaciones a la hora de cuestionar la labor de generar empleo de estas industrias.

A través de un escrito que esta organización hizo público, pidieron a Mario Canahuati, presidente de la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM), demostrar las declaraciones que brindó a un programa local.

Entre las solicitudes, mencionaron a Canahuati, informales dónde están las empresas maquiladoras que ofrecen salarios entre los 13 mil y los 18 mil lempiras, argumentando que los únicos salarios que conocen llegan a los 9, 506 lempiras con 63 centavos.

Codemuh apuntó que ni siquiera cumpliendo la meta de producción logran devengar los 18 mil lempiras en empresas como: Génesis Apparel y Elcatex y otras de las que mencionan Canahuati y sus hermanos son dueños.

Lea también: Maquilas aprovechan la COVID-19 para despedir a trabajadores con enfermedades profesionales

“Con esa buena noticia que usted dio sobre los salarios de 13 mil y 18 mil lempiras, ellas están considerando renunciar de la empresa donde están, para solicitar empleo en una de las que usted menciona y devengar esos buenos salarios”, razonó el documento.

Las mujeres obreras de las maquilas, también expusieron que necesitan ser informadas sobre otro de los alentadores ofrecimientos del empresario, pues preguntaron la ubicación de las escuelas de la Fundación Mhotivo, a la cual, al parecer ellas pueden acceder, con tal puedan pagar de su pírrico salario de 9, 506 lempiras con 63 centavos, la alta cantidad de 2, 725 lempiras.

De igual forma, le preguntaron sobre los platos de comida balanceada que Canahuati dijo venden en las maquilas y, además, dónde pueden encontrar las guarderías. En ese mundo que resaltan, es pura ficción, también argumentaron que los platos de comida nada balanceados que realmente ofrece la cafetería de Gildan Activewear San Miguel, tienen el costo de 50 a 60 lempiras.

María Luisa Regalado, directora ejecutiva de Codemuh, comentó a Criterio.hn que, impera la incoherencia entre la promoción de nuevos empleos, con la realidad de los despidos masivos y los anuncios de cierres de empresas.

Las excusas para los despidos son los llamados problemas de contratos y los resultados médicos, siendo estas empleadas con antigüedad que tienen problemas de salud, de esa forma, las están dejando sin trabajo y al no contar con derechos adquiridos prácticamente quedan en la calle, aunque los problemas de salud son ocasionados por ese mismo trabajo esclavizador trabajo.

Lourdes Ramírez, Directora de En Alta Voz

La Directora de En Alta Voz, Lourdes Ramírez, comentó en entrevista con Criterio.hn que, existen muchos casos lamentables de deterioro de la salud de las obreras, quienes al ser violentados sus derechos no son enviadas al médico con prontitud y terminan desarrollando problemas mayores.

Joselyn Pineda es una obrera pendiente del trasplante de riñón, procedimiento que no podrá hacerse en Honduras, enfermó en labores, pero no fue enviada a tiempo para realizarse los exámenes médicos pertinentes. 

Pineda es una muchacha joven a la que solo le funciona un riñón, porque no fue enviada al Seguro Social cuando presentaba los primeros síntomas, tuvo preeclampsia estando embarazada y fue atendida cuando presentó una situación ya grave, contó Ramírez.

“No existen políticas públicas que prevengan los daños en la salud de las trabajadoras por los movimientos repetitivos, las altas metas de producción, las largas jornadas de trabajo, este es un tema bien complejo”, apuntó la directora de En Alta Voz.

Entre las amplías contradicciones que Codemuh señaló respecto a las declaraciones del empresario, apuntaron que, si está preocupado por la salud de los trabajadores, debería observar los grandes problemas de salud que enfrentan, empezando por las extensas e ilegales jornadas laborales acompañadas de exageradas metas de producción.

Lea también: La maquila en Honduras, Una máquina destructora de cuerpos

OBRERAS DE MAQUILAS, SIN DERECHOS Y SIN SALUD

Cabe mencionar que, el 66% de la población obrera sufre de trastornos musculo esqueléticos ocupacionales, pero las maquiladoras carecen de los estudios ergonómicos recomendados para reducir los daños a la salud.

Hay mujeres que tienen más de 15 años de trabajar en las maquilas y pese a contar con esos largos años de entrega laboral y estudios de educación media jamás fueron ascendidas de puesto, ni siquiera como supervisoras o en control de calidad.

“La Secretaría del Trabajo continúa igual, las oficinas regionales son cuestión de total abandono. Los problemas de las trabajadoras siguen igual, no ha habido ninguna mejora. Se continúan violentando los derechos de las trabajadoras”, lamentó Regalado.

Las maquilas interponen sus pesados horarios sin tener ninguna regulación o inspección de las autoridades, las obreras trabajan prácticamente dos jornadas en un solo día, de 7:00 de la mañana a 7:00 de la noche o viceversa, para contar con un pago mayor deben simplemente acceder a estar más esclavizadas, deben trabajar al menos 60 horas a la semana.

Los daños físicos pueden ser parciales o permanentes y aunque emitan una solicitud de cambio de cambio de trabajo, son ignoradas pues no hay otros puestos de trabajo que no provoquen daños, finalmente son despedidas.

Aunque existe una escuela de espalda –mencionó Ramírez-, las trabajadoras deben regresar a las maquilas a las dos horas, con los cuerpos calientes, por lo cual, de nada sirven esos ejercicios, pues en vez de descansar regresan al mismo desgaste.

“La Secretaría de Trabajo no exige realmente presión a las empresas para que cumplan con el Código del Trabajo, les ha permitido, por ejemplo, las extensas jornadas, la existencia de entrega de 6 mil piezas y un pago por debajo del salario mínimo, qué calidad de vida pueden tener estas mujeres”, reprochó Ramírez.

A ese fatal panorama, agregó que los interventores del Instituto Hondureño del Seguro Social (IHSS), German Leitzelar y Vilma Morales, en lugar de dar una respuesta a los problemas de los abonados, mencionaron que el porcentaje de fondos para invalidez, no permite contratar especialistas para tratar las enfermedades profesionales.

Author Details
Sorry! The Author has not filled his profile.

comparte:

Más publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.