impedimento para el retorno a clases presenciales

Honduras: la pobreza es el principal impedimento para el retorno a clases presenciales

Compartir

 

La dirigencia magisterial estima que de 2.3 millones de niños y jóvenes en edad escolar, al menos 800 mil han quedado fuera del sistema educativo, por la pobreza y otras causas sociales

 Por: Viena Hernández

Fotos: Jorge Burgos

Tegucigalpa. – En los pasillos del populoso y reconocido colegio de la colonia Kennedy de Tegucigalpa, Instituto Gubernamental España “Jesús Milla Selva”, conocimos los distintos puntos de vista, según las experiencias vividas durante estos dos últimos años en el rezagado sistema educativo de Honduras.

Todas las opiniones coincidieron que la pandemia dejó de ser el problema principal para el retorno a clases de 2022, cuyo proceso de matrícula se extendió hasta marzo, el obstáculo abarca todo un problema social, empezando por la pobreza que llegó a más del 70 por ciento de la población.

Especialistas en educación, docentes y alumnos en conversación con Criterio.hn, confirmaron que la limitante de recursos económicos provoca que muchos piensen dos veces si deberían volver a clases o buscar un empleo.

Ese fue uno de los comentarios que compartió un grupo de estudiantes reunido en el colegio capitalino, llenos de incógnitas mostraron su preocupación por los impedimentos económicos luego que a sus padres se les rebajó los salarios durante el periodo más complicado de la pandemia, lo impide que muchos de ellos puedan acudir a sus clases.

Las malas condiciones de los centros educativos hondureños quedaron también comprobadas al momento de ingresar a las deterioradas instalaciones del Milla Selva, cuyos baños carecen de agua potable generando insalubridad.

Muy cerca, estaban sentados en las mesas que utilizaban para almorzar en recreo otro grupo de estudiantes, entre ellos había uno de último año que debía solucionar algunos problemas académicos para obtener su título.

Nunca se imaginaron lo vacío que hallarían el colegio que tuvieron que abandonar a mediados de marzo de 2020 debido a la entrada de la pandemia a Honduras, las canchas que antes estaban llenas de muchachos que jugaban fútbol, ahora lucían abandonadas y hasta tristes.

Los datos son palpables, Educación contabiliza poco más de 355 mil educandos matriculados en el sistema, cuando la meta era llegar a los dos millones que habían quedado ignorados durante la pandemia.

La modalidad virtual no funcionó para todos, los muchachos explicaron que muchos de ellos recibieron clases hasta los sábados, pero la calidad dependía del maestro porque algunos tenían problemas para conectarse.

Por eso, el retorno al instituto les parece necesario y afirmaron que no temen a la pandemia, pues es un asunto que únicamente requiere de protección, sin embargo, exteriorizaron que les preocupa la falta de recursos económicos, siendo el principal obstáculo que está impidiendo a sus padres comprar merienda y útiles escolares.

Otro inconveniente narrado por los adolescentes es que conocen algunos compañeros que aún no cuentan con ninguna dosis de vacuna, pero están pendientes de que personal sanitario los inmunice.

Marisela Figueroa, subsecretaria de educación

Sobre el tema, la subsecretaria de Educación de asuntos tecnológicos y pedagógicos, Marissela Figueroa, manifestó a Criterio.hn que se han aplicado 88 mil dosis de vacuna pediátrica en el Distrito Central, aunque es solo una cifra, porque realmente no cuentan con el cruce de la base de datos de la Secretaría de Salud (SESAL).

La entrevistada dijo que se ha vacunado a alumnos de las ciudades más grandes del país, pero los datos de las regionales departamentales todavía se desconocen.

“Hoy la matrícula de jóvenes vacunados asciende a un millón 400 mil, es bien bajo, porque son dos millones”, destacó Figueroa, quien agregó que los datos más recientes no han sido ingresados a las bases de datos.

LIMITACIONES OBSTACULIZAN CONTINUAR ESTUDIOS

Melissa Maradiaga, es otra joven estudiante de 14 años, que compartió su preocupante situación, pues durante 2020 y 2021 solo pudo conectarse en dos ocasiones a las clases en línea. La estudiante no cuenta con internet en su hogar y comparte junto a sus compañeros que prefiere regresar al colegio de inmediato.

Más adelante, cerca de la Dirección, un grupo de tres profesores, con rostros cansados, pero muy comprometidos con sus alumnos, contaron que antes de la pandemia tenían cerca de 30 estudiantes por aula, pero con la llegada del covid lograron mantener en el sistema al menos al 80 por ciento de estos.

Los catedráticos aprendieron a utilizar diferentes plataformas virtuales por su propia cuenta, pues el gobierno anterior no les proporcionó estas herramientas ni a los docentes ni a los alumnos.

Al revisar las aulas, estás lucían deterioradas, con la pintura resquebrajada y de los baños provenía mal olor. Por eso, una de las peticiones mencionadas es el mantenimiento y limpieza de las instalaciones para evitar un rebrote.

Lea también: Plan de retorno a clases desafío del nuevo Gobierno, dicen expertos

La situación en educación no parece mejorar como se esperaba, la subsecretaria de Educación, Marisela Figueroa, apuntó que no existen dos millones de vacunados y mucho menos dos millones de matriculados.

Ante ese panorama desalentador, señaló que el acceso a la educación sigue siendo restringido aun teniendo las vacunas pediátricas. Además, encontraron el sistema sanitario saqueado, lo que impide comprar más vacunas de inmediato.

El 27 de enero, día en que asumió la presienta Xiomara Castro, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, prometió más de 500 mil jeringas pediátricas y USD 1,35 millones para el reacondicionamiento de establecimientos educativos y de salud con la intención de colaborar.

Además, Estados Unidos prometió el aporte adicional de USD 500 mil para brindar apoyo al Gobierno de Honduras en su campaña de vacunación contra el covid, para comunicaciones sobre bioseguridad y para fortalecer la distribución de vacunas.

Son diversas las variables que reflejan la baja cantidad de estudiantes matriculados, entre ellas la pobreza, otros se fueron en caravanas, es un todo, donde tiene que ver la economía nacional, siendo un problema endémico.

Los que lograron regresar recibirán charlas y atención psicológica para superar las secuelas del encierro. El retorno presencial será paulatino como lo hicieron otros países.

Lea también: Plan de retorno a clases se ejecutará en primeros 100 días de gobierno, dice ministro de Educación

SOLUCIÓN PUEDE ESTAR EN CONVENIOS INTERNACIONALES

Muy decidida, con los papeles de matrícula en mano, Cristina Gutiérrez, madre de tres jóvenes, llegó al centro escolar a inscribirlos en la jornada matutina, y destacó que el encierro afecta la salud mental cuando deberían estar recibiendo sus materias.

Cristina Gutiérrez, madre de familia

Hizo notoria su decepción al mencionar que el gobierno no dio facilidades para los estudiantes, ni equipo, ni gastos de energía, provocando que la calidad de enseñanza disminuyera.

Esa es una de las razones por las que el miembro del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh), Joel Navarrete, aconsejó al gobierno hacer convenios internacionales y garantizar mecanismos para la entrega de materiales escolares gratuitos.

Agregó que se debe buscar a cada alumno y vacunarlo en su casa porque el proceso de inmunización está lento. Comentó que, al menos, deben conseguir 4.6 millones de vacunas pediátricas para ser óptimos en el proceso de inmunización.

“De nada sirve tener al alumno vacunado y con la mochila al lomo si no tenemos un centro educativo acondicionado”, manifestó Navarrete a Criterio.hn.

Lea también: Maestros, Unicef y nuevo gobierno analizan retorno a clases presenciales

RETORNO SERÁ GRADUAL

A pesar de las facilidades que ha planteado el gobierno y el secretario de Educación, Daniel Esponda, sobre garantizar matrícula gratis, aplicación de vacunas en los centros de estudio, omitir papeleo y uso de uniforme, son pocos los estudiantes matriculados en las escuelas y colegios del país, se estima que por cada niño matriculado hay seis fuera del sistema.

Esto lo constató Criterio.hn en su visita al emblemático colegio Jesús Milla Selva, donde la coordinadora académica, Elvia Rosa Elvir, confirmó lo que autoridades de Educación sostienen: que el primer problema para el retorno a clases es económico y en segundo plano la pandemia.

Una vez equipados con insumos de bioseguridad que esperan del gobierno, pretenden prevenir los contagios dentro del instituto. Elvir compartió que la metodología para el 2022 serán clases semipresenciales.

“Para este año está planificado el retorno gradual, se hacen pilotajes con estudiantes de último año, pero esperamos el apoyo de los padres de familia y el gobierno”, dijo la docente.

Elvia Rosa Elvir, coordinadora académica del Instituto Jesús Milla Selva

Para el mes de febrero, las autoridades del Milla Selva contabilizaron 500 estudiantes en clases de modalidad especial de aprendizaje, quienes todavía están en proceso de matrícula.

Antes de hablar con Criterio.hn, Elvir, se conducía a las oficinas de la Dirección acompañada de varios documentos, donde esperaban reunidas las demás autoridades del colegio.

Son conscientes que probablemente algunos padres de familia no enviarán a sus hijos, pero la sociedad en su mayoría opina que es más responsable regresar y prevenir la pandemia con todas las medidas disponibles.

“Cerca funciona un triaje y podría ayudar para hacer pruebas, la Secretaría de Salud también ha mencionado que harán pruebas rápidas a los estudiantes y docentes para llevar un control contra el covid”, expresó.

La modalidad de retorno a clases que desarrollarán será de tres días a la semana en las aulas y dos días a través de la virtualidad. Además, entregarán material impreso, y formarán grupos de WhatsApp para algunas consultas y enviar información.

Los maestros, padres de familia y alumnos esperan la instalación de internet en los centros educativo, una de las promesas que la Secretaría de Educación ha anunciado a través de los medios de comunicación.

Los padres de familia acuden a matricular a sus hijos, pero no en gran número

Como medida de contención de la pandemia, los docentes del Milla Selva han determinado organizar a 35 alumnos por aula en la jornada de la tarde, mientras que, por la mañana, tendrán 20 alumnos por aula, porque es la jornada con más cantidad de estudiantes.

Con suma preocupación, casi a las 12:00 del mediodía, los pocos padres de familia que hacían fila para la matrícula en ventanilla demandaron adecuar los niveles de aprendizaje con el retorno a las actividades presenciales.

Es así como el Milla Selva representa algunos desafíos del regreso a clases de 2022 y el plan para la educación de calidad. La pandemia junto a la pobreza desafía a las nuevas autoridades, poniendo a prueba su compromiso y sus capacidades.

Un comentario en “Honduras: la pobreza es el principal impedimento para el retorno a clases presenciales

  1. La educación y capacitación tecnológica es la base de la reactivación y del desarrollo de Honduras. Aumento de 30% en el presupuesto de educación. Reducción del gasto improductivo en defensa en 30%. Acuerdo Nacional con empresarios para promover la educación.
    Los bienes producto de la corrupción de los años de Desastre, incautados a los corruptos focalizarlos en educación.
    Apoyo del Sistema Financiero de Honduras y del FMI, Banco Mundial y otras agencias internacionales a la educación y capacitación tecnológica. Que revisen su estrategia fallida de disminución de la pobreza.
    La Cooperación Externa de países amigos focalizada a este tema.
    Sin FORMACIÓN DE CAPITAL HUMANO, NO HAY DESARROLLO EN LA ERA DEL CONOCIMIENTO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.