Honduras: singular referente de la historia universal

Este es un antiguo grabado holandés donde se muestra la intensa actividad de Trujillo y que en el fondo aparece la Fortaleza de Santa Bárbara
Este es un antiguo grabado holandés donde se muestra la intensa actividad de
Trujillo y que en el fondo aparece la Fortaleza de Santa Bárbara. (Foto: web).

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. Pese a que todos los países cuentan con rica historia,  son pocos los que han sido escenarios de hitos que marcaron el rumbo de la historia universal, el encuentro entre el viejo y el nuevo mundo, la extensión de horizontes que cambiaron a todo el planeta.

Existe una buena cantidad de referencias que aseguran que Colón no fue el primero en conocer nuestro continente, pero el mérito más grande del arribo de Colón es la extrema cantidad de documentos, narraciones y referencias de sus exploraciones y es por ello que universalmente se considera como la persona que propició el contacto entre el viejo y el nuevo mundo.

Las Bahamas,  fue el primer lugar donde los exploradores españoles tocaron tierra de América Insular en 1492, después de ahí navegaron y siguieron conociendo nuevas islas, pueblos y culturas, todas ellas y tal como islas, con entornos aislados con vagas conexiones entre ellas; tuvieron que transcurrir 10 años para que los europeos pudieran por fin poner pie en el mayor de sus descubrimientos, todo un continente lleno de enormes riquezas y poblado por culturas de alcances que dejaban cortos a los europeos, tierras que tuvieron la oportunidad de ver en el tercer viaje pero que nunca pudieron alcanzar hasta el cuarto.

En 1502,  se dio ese enorme paso y sucedió en Honduras, en Punta Cáxinas, un punto localizado en uno de los brazos de la bahía de Trujillo,  en el sitio hoy llamado Punta Castilla, muchos no saben que la tripulación de Colón contó con el auxilio de un natural de tierra continental llamado Yumbé, un navegante-comerciante que probablemente era de la etnia Pech y quien fuera capturado en la isla de Guanaja, esta persona viajó con los españoles desde Guanaja y fue liberado posteriormente en la Costa de las Orejas, un sitio que hoy es conocido como La Moskitia y que fue llamado de esa forma porque sus habitantes tenían las orejas estiradas debido a que de ellas colgaban una serie de objetos que producían tal característica especial.

Otro hito es el desembarco y toma de posesión del territorio continental de América, esto sucedió el miércoles 17 de agosto de 1502 en el Río Tinto, localizado en las costas de la Moskitia actual y en donde desembarcaron 150 hombres que venían en los 5 barcos de la expedición, fue ahí que el Adelantado don Bartolomé Colón, con el estandarte de Castilla,  procedió a plantarlo en tierra firme,  convirtiendo esas tierras en patrimonio de sus Reyes.

Es interesante saber que Cristóbal Colón nunca puso pie en Honduras,  ya que él padecía de reumatismo,  lo que no le permitía hacer cierto tipo de acciones, fue así que el Almirante presenció desde a bordo de su barco la ceremonia hecha con los honores y salvas de ordenanza, el estandarte español quedó ondeando durante día y medio en ese lugar junto con toda la expedición.

El ruido de los mosquetes y el color de aquellos hombres, atrajeron a aquel sitio del río, al que los españoles llamaron de la Posesión, a muchos indígenas de la comarca, personas con diferentes lenguajes y fisonomía a los que hasta entonces habían visto, indígenas de diferentes etnias que vestían de forma diferente, unos llevaban cubierta la mitad del cuerpo, otros iban completamente desnudos, con caras y cuerpos marcados con rayas y figuras de animales hechos a fuego y en diversos colores; otros lucían chaquetas de algodón sin mangas y los jefes se distinguían por los gorros de algodón que llevaban, unos blancos y otros pintados; pero todos ellos, como los de Guanaja, no huyeron,  sino que se acercaron a cambiar víveres por baratijas que apreciaron mucho.

Sencilla y breve fue la ceremonia de toma de posesión, en presencia de la muda admiración de los propietarios de esas tierras que no se dieron cuenta que los recién llegados se estaban apropiando de ellas.

Es paradójico que el lugar donde se tomó posesión de las tierras a favor de España,  años más tarde se convertiría en un baluarte inglés donde los españoles lucharon por poseer ese lugar y los ingleses siempre les ganaban, el sitio hoy se conoce como Palacios debido a “Los Palacios” que los ingleses construyeron en ese lugar, esa es otra historia que pronto se las vamos a contar.(Hondurasisgreat).

Siga esta noticia en Twitter: @criteriohn. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.