Honduras enfrentaría demanda internacional por confusión en entrega de cuerpos de la masacre en PNFAS

Tegucigalpa, Honduras. – Han pasado cuatro meses desde el fatídico 20 de junio, día en el que ocurrió la peor de masacre en la historia de la Penitenciaria Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS), donde 46 mujeres privadas de libertad perdieron la vida de manera violenta. Un hecho en donde, de acuerdo con las organizaciones de mujeres y defensoras de derechos humanos, el Estado de Honduras tuvo responsabilidad.

Sin embargo, la familia de Sandra Xiomara Rodríguez, que se presume fue una de las 17 privadas de libertad que fueron calcinadas, sigue sin tener ni el cuerpo ni información de lo que le pudo haber pasado

En ese sentido, el apoderado legal de la familia, Fernando González, denunció que el último cuerpo que faltaba ser identificado en Medicina Forense –aparentemente el Sandra Xiomara Rodríguez—, no coincide con el ADN de la madre ni con el de la hermana.

“Ninguno de los ADN realizados coincide con el cuerpo de Sandra Rodríguez”, señaló el togado.

Al tiempo que indicó que la posibilidad de fuga no es una opción, debido a que el Instituto Nacional Penitenciario (INP), descartó una fuga el día de la masacre. Únicamente informó la muerte violenta de 46 mujeres privadas de libertad, entre ellas Sandra Xiomara Rodríguez.

De interés: CIDH insta a crear políticas estatales con perspectiva de género en el sistema de justicia penal

¿CONFUSIÓN AL ENTREGAR CUERPOS?

La incertidumbre se ha apoderado aun más de esta familia hondureña que no ha podido velar el cuerpo de Sandra Xiomara Rodríguez.

Griselda Rodríguez, hermana de la víctima, dijo a medios de comunicación que en la bartolina donde estaba Sandra Rodríguez “no sobrevivió ni una persona”, ante esto, suplican a las autoridades que si hubo una confusión “deben darnos respuestas”.

Sandra Rodríguez, permanecía privada de libertad desde el 17 de septiembre de 2022 por suponerla responsable del delito de asociación ilícita y tráfico de drogas en su modalidad de transporte, un delito que aún no había sido probado por las autoridades hondureñas.

Para el abogado penalista, Fernando González, hay una contradicción debido a que el INP entregó a la familia de Sandra Rodríguez, una constancia en la que se indica que la víctima estaba entre las 46 privadas de libertad a las que se les arrebató la vida con saña, sin embargo, el último cuerpo no corresponde a Rodríguez

Además, el penalista en entrevista con Criterio.hn, advirtió que las otras familias de las mujeres que fueron calcinadas tendrán dudas de si realmente velaron y enterraron a su familiar.

Issa Alvarado, portavoz del Ministerio Público. Foto: Horacio Lorca/Criterio.hn

Ante esta situación, Criterio.hn consultó a Medicina Forense (MF), sobre la denuncia presentada. Y en efecto, Iza Alvarado, portavoz de la institución, confirmó que hay un cuerpo, pero el ADN salió negativo.

“Ese cuerpo que está en Medicina Forense, no se lo pueden entregar a esa familia porque no amplifico el ADN, se lo hicieron a la mamá y a la hermana”, explicó a Criterio.hn Iza Alvarado.

Lea: Organismos internacionales sugieren que sistema penitenciario requiere una reforma integral amplia

REPERCUSIONES INTERNACIONALES

Ante esta incertidumbre generada en la identificación de cuerpos en la Medicina Forense, Cristina Alvarado, del Colectivo de Mujeres por la Paz «Visitación Padilla», expresó “es lamentable que exista este tipo de negligencia –no se si forense—, cuando se supone que debe existir un registro de huellas, dentales y las que sean necesarias”.

Cristina Alvarado, Colectivo de Mujeres por la Paz «Visitación Padilla». Foto: Jorge Burgos/Criterio.hn

Para la defensora de derechos humanos de las mujeres, esa situación no debería estar coocurriendo máxime cuando se trata de personas que quedan bajo el resguardo del Estado, independientemente de las razones de su reclusión.

Ahora, uno de los principales problemas que enfrenta la familia de Sandra Xiomara Rodríguez, de acuerdo con el abogado Fernando González, es ante quién presentar la denuncia, tomando en cuenta Medicina Forense es parte del Ministerio Público, lo que representa un conflicto de interés.

En ese sentido, el apoderado legal de la familia Rodríguez, indicó que dicha denuncia sería en el ámbito internacional.

La demanda internacional giraría en torno a dos situaciones, la primera porque Sandra Xiomara Rodríguez, gozaba del beneficio de inocencia, porque según lo informado por el apoderado legal, “nunca fue vencida en juicio”.

Y la otra situación, por la demora y la confusión al momento de entregar el cuerpo de Sandra Rodríguez, y los daños que genera a la familia.

  • Breidy Hernández
    Amante de la lectura y la naturaleza, una mujer con la convicción firme que todos podemos hacer cambios significativos en la sociedad, por eso mi objetivo es exponer las injusticias que adolece la ciudadanía. Busco incidir, a través del periodismo, en la defensa y promoción de los derechos humanos, evitando caer en la complicidad de callar ante las injusticias y la corrupción. breidyhernandez@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte