BCIE

Exigen al BCIE suspender fondos que podrían estar siendo utilizados en campaña política del Partido Nacional

Compartir

Tegucigalpa. -La Mesa Ciudadana de Honduras exigió mediante una carta enviada al presidente ejecutivo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi, abstenerse de desembolsar multimillonario préstamo al gobierno de Juan Hernández que sería destinado en la compra de voluntades de cara a las elecciones generales.

También lea: INE borró publicación que establecía que pobreza en Honduras es del 74%

El 20 de agosto, el gobernante hondureño firmó un nuevo préstamo con el organismo financiero por 70 millones de dólares con la supuesta finalidad de beneficiar a 234,579 familias afectadas por los fenómenos climáticos Eta y Iota entregándoles 7,000 lempiras como parte del Bono de Alivio a Familias Vulnerables Afectadas por Fenómenos Naturales Producto del Cambio Climático.

Honduras fue afectada en noviembre de 2020 por dos huracanes, el primero fue el poderoso Eta que llegó al país el tres de noviembre y afectó también a Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Belice, Panamá, Costa Rica, México, Islas Caimán, Jamaica, Cuba y el Estado de Florida en Estados Unidos.

Dos semanas después, el huracán Iota ingresó a Honduras sumando mayor devastación y siendo el séptimo huracán de la temporada de huracanes en el Atlántico. El 2020 marcó récord en la historia con la formación de 31 ciclones tropicales, 30 tormentas, 14 huracanes y siete huracanes mayores.

La devastación de ambos fenómenos climáticos en Honduras dejó 95 personas muertas, diez desaparecidas y los  daños económicos ascendieron, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), a más de 52,099 millones de lempiras. Esta afectación dejó a 2.5 millones de hondureños en necesidad, 437 mil de estos en pobreza, 62,000 casas afectadas y daños significativos en la  infraestructura vial y educativa.

Un año después y estratégicamente a pocos días de las elecciones generales que decidirán el destino de la nación para los próximos cuatro años, Hernández, afín al oficialista Partido Nacional, comenzó con la entrega del bono.

“Ha trascendido que el BCIE aprobó para ser desembolsado de inmediato y sin condiciones previas, un préstamo para el gobierno de Honduras, supuestamente para ayudarle con 7,000 lempiras a cada una de 234,500 familias afectadas por las emergencias. Ese puede ser un propósito noble acaso necesario, que pudiera tener cualquier gobierno, y sería de aplaudir dicho préstamo si no fuera porque se anuncia su desembolso sospechosamente a pocos días de la celebración de las elecciones. Y lógicamente muchos concluimos que, como ha sido inveteradamente la costumbre del partido de gobierno, ese dinero se repartirá por activistas, entre personas pobres y necesitadas, sujetas a que voten por dicho Partido”, detalla la carta.

Nota relacionada Programas sociales, la estrategia del Partido Nacional para hacer campaña política

Según la Mesa Ciudadana, los beneficiados representan entre el 6 y 7% de electores lo que podría incidir en el resultado final de las votaciones.

“Los suscritos enérgicamente exigimos al BCIE abstenerse de desembolsar este préstamo o, por lo menos, suspender su desembolso en caso de que ya esté ocurriendo y siga interfiriendo en las elecciones de la República”: pronunciamiento de la Mesa Ciudadana.

Para el director del Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIDM por sus siglas en inglés), Luis de León, es evidente que no solo el actual gobierno realiza procesos de inversión social en tiempos electorales, pero apuntó que no puede descartarse que estos fondos que se quieren utilizar para afectados por Eta y Iota, que tienen más de un año de estar dificultades, se quiera utilizar de manera política.

“Honduras no puede estar transitando bajo las líneas del asistencialismo, no puede estar transitando bajo la politización de la ayuda social, es lastimoso que la gente tenga que depender de un proceso electoral para que le arreglen su calle, le den un bono o que tenga una oportunidad de microemprendimiento”, reprochó.

Lo cuestionable por sectores sociales es que el ente regional respalda gobiernos que surgen de procesos ilegales como el de Hernández en Honduras o el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua que ha sido apoyado con préstamos por parte del BCIE cuando la comunidad internacional ni si quiera reconoce como un gobierno legítimo.

A criterio del director del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), Mauricio Díaz, no se puede esconder que el BCIE tiene un sesgo con las autoridades que están vigentes en la región centroamericana y eso implica de manera directa que “están intentando respaldar a quien sea no importando las circunstancias”.

Asimismo, coincide plenamente con la carta enviada por la Mesa Ciudadana y califica como “una sorpresa” que a pocos días del gobierno de Hernández se realicen desembolsos millonarios.

“Pareciera que hay un interés de darle un respaldo al partido de gobierno de manera desigual en términos que hay otros contendientes que tienen sus propuestas que podrían convertirse en gobierno y que deberán asumir los verdaderos cumplimientos de los acuerdos”, señala.

La Mesa Ciudadana está integrada por reconocidas y destacadas figuras de la sociedad civil, entre los que se encuentran el reconocido científico hondureño Sir Salvador Moncada; el escritor y analista político Víctor Meza; la socióloga y economista, Leticia Salomón; el empresario y exdirector de la Asociación Nacional de Industriales de Honduras (ANDI), Adolfo Facussé; la defensora de derechos humanos y coordinadora del Comité de Familiares Desaparecidos y Detenidos en Honduras (COFADEH), Bertha Oliva.

Asimismo, por la defensora de derechos humanos y ambientales de los garífunas y presidenta de la Organización Fraternal Negra Hondureña (Ofraneh), Miriam Miranda; el exfiscal de la república, Edmundo Orellana; el analista político y catedrático universitario, Eugenio Sosa; el sacerdote jesuita, director de Radio Progreso y del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC), Ismael Moreno; el dirigente sindical, Carlos H. Reyes; el abogado fundador de la Asociación de Jueces por la Democracia, Ramón Barrios y el historiador, Rodolfo P. Fasquelle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.