En un futuro cercano, los carros no nos dejarán conducir ebrios

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Los tragos y el volante no combinan
Los tragos y el volante no combinan

El alcohol y el volante son cosas que nunca se deben juntar. Para que se den una idea, se estima que solo en los Estados Unidos, 28 personas mueren por día a causa de conductores irresponsables que beben más de la cuenta. En todos los países existen movimientos u organizaciones gubernamentales con el fin de apaciguar las pérdidas, pero los casos persisten.

Aquí es donde entra en juego la tecnología. Los ingenieros están desarrollando diferentes métodos para que el automóvil pueda detectar la concentración de alcohol en sangre.

Autos inteligentes

Con solo tocar una pantalla táctil, ya sea ubicada en el volante o en el botón de arranque, el vehículo podrá discernir si la persona está en condiciones de conducir. Si determina que la concentración de alcohol en sangre está por encima del límite permitido, entonces el coche directamente no arrancará. 

Un paper científico de la DADSS (The Driver Alcohol Detection System for Safety) explica cómo funciona este mecanismo: radiación infrarroja es emitida por el vehículo. Parte de la radiación se refleja en la superficie de la piel y es recolectada por el emisor de luz. El haz que se refleja tiene información de diferentes parámetros químicos del conductor, entre ellos el nivel de alcohol en sangre.

La otra solución que propone la DADSS se basa en el aliento del conductor, una práctica más cotidiana para todos nosotros. Al contrario al dispositivo usado por la policía, la nueva tecnología no requerirá que el conductor sople a presión, sino que el solo hecho de respirar normalmente en el asiento del conductor bastará para medir la dosis de alcohol en sangre:

¿Cuándo será posible?

Se cree que estos dos dispositivos estarán en el mercado para el año 2020. Lo curioso es que a piori no vendría con el auto, sino que habría que pagarlo aparte.

Una decisión verdaderamente cuestionable, ya que no se trata de un accesorio estético o de divertimento, sino una herramienta que puede llegar a salvar vidas.  

Interesante, ¿no te parece? ¿Crees que estas nuevas tecnologías pueden disminuir esta problemática mundial?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.