Nación.|Noticias Destacadas

Dirigentes opositores convencidos que Juan Hernández busca postergar elecciones para su continuismo

Continuismo Juan Orlando Hernández

«Lo peopr está por venir», dice insistentemente el gobernante hondureño, cada vez que comparece ante los medios de comunicación. En la imagen junto a su esposa, Ana García, durante una comparecencia mediática anuncia ste es el momento de montar en Honduras el sistema de salud más importante de la región.

Compartir

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Políticos de la oposición hondureña coincidieron este viernes que el presidente Juan Hernández, que se reeligió inconstitucionalmente en noviembre de 2017, busca nuevamente mantenerse en el poder, pero ya no por la vía electoral sino por la imposición de la fuerza al buscar postergar las elecciones generales que deben desarrollarse en noviembre de 2021.

También lea: A sangre y fuego Juan Hernández ha secuestrado el poder en Honduras

Rasel Tomé, exdiputado del partido Libertad y Refundación (Libre), dice que el gobierno de Hernández puede hacer lo que se le antoje porque controla todos los poderes del Estado y porque tiene en su mano la industria mediática en Honduras. Afirma que recientemente ha sembrado bombas mediáticas distractoras para sondear de qué forma puede mantenerse en el poder, y que por eso ha colocado a sus cuadros políticos desprestigiados, como la diputada Welsy Vásquez, imponiendo ante el imaginario colectivo que no es momento de hablar de elecciones y que este tipo de procesos no son pertinentes por ahora por su alto costo.

“Caro le surge al pueblo hondureño la falta de democracia, nuestros recursos deben ser utilizados por el pueblo hondureño para fortalecer la democracia”, dijo Tomé en un foro televisivo desarrollado este viernes en el canal UneTV.

Tomé piensa que cada vez más las cosas están claras en Honduras, porque existe una dictadura que desde el Ejecutivo controla al Congreso Nacional y al Poder Judicial, porque claramente no hay independencia de poderes, pero que además hay asesinatos y presos políticos.

“Me disculpan los que no están ubicados de que existe una dictadura en Honduras, vaya pregúntele a un abogado dónde puede avanzar un amparo. Lo que hay es una dictadura que ha concentrado el poder y que incluso de ahí ha establecido como matriz la corrupción generalizada. Incluso cuando se sacó a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) quedó demostrado que esta dictadura tiene apoyo internacional”, sostuvo.

LEA: Posibilidad de otra reelección de Juan Hernández es muy real: Edmundo Orellana

En tanto, la vicepresidenta del Partido Liberal, Maribel Espinoza, sostiene que hablar de postergar las elecciones es una situación grave y dice tener evidencias concretas.

“El Partido Nacional no está interesado en que se lleve a cabo un proceso electoral. Por una parte, quedó demostrado desde la no asignación presupuestaria en el Presupuesto General de la República para el 2020 en el que dejó sin presupuesto suficiente al Consejo Nacional Electoral (CNE), sabiendo que este debía iniciar el proceso para preparar toda la documentación y logística de las elecciones primarias y generales”, subraya Espinoza.

La dirigente liberal agrega que bebió aprobarse suficiente presupuesto desde el año pasado, porque esa es la primera prueba de que Juan Hernández busca quedarse en el poder, pero también la no aprobación oportuna de la nueva ley electoral y la no aprobación de la segunda vuelta electoral.

“Todas esas dilaciones en el Congreso que fueron provocadas por el mismo Partido Nacional de Honduras. Yo sí quiero hacer un reconocimiento a las doctoras Rixi Moncada y Ana Paola Hall, en cuanto a que se manifestaron diciendo que la reelección presidencial es ilegal. Y en ese sentido, aunque Juan Hernández mandara una propuesta, el CNE le advierte que no hay espacio para reelección. ¿Entonces qué le queda a Juan Hernández?, mantenerse en el poder por otras vías. Y lo que ha hecho es una administración desastrosa en la pandemia, Iota y Eta para mentir, engañar y robar. Alentando la corrupción y establecer todo un engranaje para mantener la corrupción”.

También lea: Consejo Electoral de Honduras cierra filas contra la reelección presidencial

Finalmente, Arístides Mejía, expresidente del suprimido Tribunal Supremo Electoral (TSE) y dirigente de la facción más conservadora del Partido Liberal, cree que todos los hondureños están conscientes de que existe una democracia frágil, bajo amenaza, pero que en los últimos años la situación ha empeorado de manera autoritaria.

Arístides Mejía piensa que en Honduras no existe una dictadura “porque tendrían que cerrarse medios y matar a personas para mantenerse en el poder y sostenerse únicamente por la vía de las armas. Este es un régimen misceláneo porque tiene características autoritarias y características de democracia, porque utiliza las elecciones para mantenerse en el poder. Es un nuevo modelo que se usa para mantenerse en el poder. No solo para gobiernos derechistas sino gobiernos de izquierda en América Latina que a veces no son democráticos”.

Mejía puntualiza que el fascismo y comunismo tienen en común el rechazo a la democracia, porque abrazan métodos autoritarios y eso es lo que nos une. Por eso lo que se busca en América Latina son las expresiones políticas moderadas.

“Lo que hace primero un antidemócrata es quitar los recursos para evitar elecciones o para buscar postergarlas. Juan Hernández y su grupo ya perdieron su alianza en Washington, porque anteriormente fue sostenido por la administración de Donald Trump, pero ahora con Joe Biden definitivamente habrá un cambio hacia la política en Centroamérica”, concluye el exasesor de Salvador Nasralla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.