Diputados de oposición repudian reiterados abusos policiales

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Durante la sesión del Congreso Nacional de este jueves, un grupo de diputados de oposición pidieron la palabra para expresar su indignación ante los reiterados abusos policiales cometidos en diversas regiones del país.

Durante la semana se han registrado casos de abusos policiales contra el médico Marco Girón, el diputado Rony Martínez y una clara violación a derechos humanos contra empleados de la maquila en Choloma, Cortés al norte de Honduras.

Las tres acciones generaron repudio de la población a nivel de redes sociales, la gota que derramó el vaso fue el caso de Choloma, en la que policías de tránsito lanzaron una bomba lacrimógena a un bus lleno de empleados y empleadas de una maquila, generando caos y daños a la salud de estas personas.

“Es lamentable lo que está ocurriendo, no es posible que este tipo de situaciones se den en el país, hay que hacer algo antes de que sea tarde”, dijo Luis Redondo quien se refirió al tema en la sesión virtual.

Además Redondo publicó en su cuenta de Twitter “Malditos criminales. Condeno la brutalidad de la dictadura nacionalista en Honduras. ¿Este es tu trabajo Omar Rivera, Alberto Solórzano, German Leitzelar, Vilma Morales, Julián Pacheco, Carlos Hernández?”

El diputado hizo el reclamo a los interventores de la Policía Nacional, demandando acciones en contra de todos los integrantes de la Policía que están aplicando uso desmedido de la fuerza contra la ciudadanía.

Al momento de hacer uso de la palabra y exhortar a la cámara a promover el debate sobre el tema, el secretario del Congreso Tomás Zambrano sometió a votación la solicitud de orden del diputado Redondo, pero el pleno no la acuerpó.

“Sabemos que el tema es importante, pero la Comisión de Seguridad debe de pedir más detalles a las autoridades sobre los casos. Entendemos que la Secretaría de Seguridad ya se pronunció sobre el caso”, dijo Zambrano en respuesta a Redondo.

Finalmente el diputado Luis Redondo pidió al presidente de la Comisión de Seguridad David Chávez, dar la importancia del caso, pues esta situación desde el punto de vista de Redondo puede ser el punto de partida a una nueva crisis social.

A pesar que el Congreso no dio abordaje serio al tema, otros diputados de oposición aprovecharon el uso de su palabra para referirse al asunto. El diputado de Libre Sergio Castellanos, criticó el papel de la Policía y la omisión de las autoridades para hacer algo al respecto.

“Es una práctica vieja de violación a derechos humanos, es repudiable lo que hicieron con el médico Girón, con el diputado Rony que fue detenido injustamente y ahora con lo ocurrido con la población que viajaba en un bus en Choloma”, comentó al pleno Castellanos.

El congresista pidió cuentas a las autoridades y actuación inmediata ante las reiteradas violaciones a derechos humanos, en las que la entidad policial ha incurrido en los últimos años.

Castellanos culminó haciendo un llamado a denunciar este tipo de acciones y a presionar como partidos, ciudadanos y organizaciones por el respeto a los derechos humanos en el país.

El diputado vicepresidente del Congreso Antonio Rivera Callejas interrumpió a Castellanos, quitándole la palabra bajo el argumento de que lo que planteaba Castellanos estaba fuera de orden, pues en ese momento el pleno discutía sobre la aprobación de una exoneración de pago de impuestos en la adquisición de un terreno por parte de la municipalidad de La Paz.

A la lista de diputados que expusieron su preocupación sobre la situación, se sumó la legisladora María Luisa Borjas, quien manifestó como comisionada de Policía en condición de retiro, su repudio al papel de los uniformados.

Borjas dejó claro que es vergonzoso el papel policial en este momento, el cual no cumple con sus disposiciones y respeto a la ciudadanía.

Ante los cuestionamientos las autoridades de la Secretaría de Seguridad anunciaron la apertura de un proceso de investigación sobre los casos y manifestaron que serán suspendidos hasta que se aclaren los hechos.

El Congreso acordó que sea la Comisión de Seguridad la que aborde el asunto y que proceda a solicitar información de las denuncias, luego remitirán un informe a la cámara legislativa para definir acciones al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.