Nación

Denuncian que Instituto Nacional de la Juventud se niega a pagar premios a centro educativo

Denuncian que Instituto Nacional de la Juventud

Compartir

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

 

Tegucigalpa.- Hace dos años, el Instituto Nacional de la Juventud convocó a varios centros educativos a una competencia para premiar la excelencia académica, pero hasta la fecha se ha negado a pagarle a uno de los participantes que ganó más de un millón de lempiras.

El centro en cuestión es el Saint John’s School, cuyo apoderado legal, José Vides Melgar, presentó recientemente un reclamo administrativo en esa entidad pública que en su página oficial se promueve como “la institución del Estado que coordina y articula los programas de formación y participación de la población juvenil para su desarrollo integral e incorporación plena al desarrollo sostenible de la nación”.

El centro educativo trilingüe ubicado en la capital de Honduras obtuvo dos premios en la competencia, uno de un millón de lempiras y otro de 300 mil lempiras, “y resulta que han pasado dos años y el Estado se niega a pagar los premios”, dijo el profesional del derecho.

“Creemos que es el Instituto Nacional de la Juventud que está haciendo maniobras para no pagar”, dijo el profesional del derecho acerca de la institución cuyo secretario ejecutivo desde marzo de 2018 es Marcos Ayala.

Sobre el origen de los premios de esta competencia “lo que me han dicho a mí (es) que vienen de China Taiwán y son para apoyar a la juventud”, dijo Vides Melgar. “Desgraciadamente en este país los fondos toman otro rumbo”, agregó.

Explicó que a partir de la presentación del reclamo administrativo, el Instituto Nacional de la Juventud tiene diez días para resolver antes de “recurrir a la vía judicial, porque eso es lo que procede”.

En el Instituto Nacional de la Juventud “se niegan a pagarnos, dicen que ellos no han patrocinado premios”; no obstante, asegura que cuenta con los documentos y videos que confirman que sí se realizó la competencia.

Desde esa misma institución le habían asegurado que lo iban a ayudar pero “que no hablara” y le advirtieron que si presentaba un reclamo “me iba a estrellar con un muro, que no me iban a pagar”.

El apoderado legal hizo un llamado “a la buena voluntad y, quizás, a la honestidad de ellos para que paguen porque sí efectivamente hicieron los concursos y hubo la promesa de pagos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.