Déficit comercial de Honduras se reduce en la pandemia y desnuda daño de los tratados de libre comercio

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- Muy difícilmente se puede encontrar un año en el que Honduras tenga un superávit en la balanza comercial -importaciones vs exportaciones- esto debido a negocios desiguales plasmados en los tratados de libre comercio suscritos por Honduras.

Sin embargo, este 2020, la pandemia ha hecho que cambie mínimamente esa dinámica, ya que el confinamiento ha afectado negocios transnacionales, por ejemplo, las multinacionales de combustibles, explica el economista Ismael Zepeda del Foro Social para la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), quien recuerda que Honduras ha arrastrado déficits comerciales a través de décadas.

Aumentan los milmillonarios en AL

El Banco Central de Honduras (BCH) reportó esta semana que durante el primer semestre de 2020 el comercio exterior de mercancías de Honduras registró un déficit de US$1,792.8 millones, reflejando una disminución de 32.8% (equivalente a US$874.6 millones) con relación a lo observado en igual lapso de 2019 (US$2,667.3 millones). El valor de las exportaciones de mercancías generales fue US$2,300.4 millones, mayor en US$18.0 millones (0.8%) a las acumuladas a junio de 2019.

“Ante la pandemia se observa una reducción, sin embargo, el análisis no es porque han crecido las exportaciones. Esta reducción se debe más a la desaceleración económica y el confinamiento que ha tenido la sociedad por la pandemia”, explica Zepeda.

El BCH indica que ha habido un “incremento” en las exportaciones de oro, azúcar, banano, filete de tilapia y café; lo que fue atenuado parcialmente por la contracción en las exportaciones de papel y cartón, zinc, hierro y sus manufacturas, plásticos y sus manufacturas, melones y sandías, puros y aceite de palma, entre otros.

El analista del FOSDEH expone que, los bienes importados han caído enormemente haciendo que se reduzca el déficit comercial en estos primeros meses del año debido a “la disminución de la actividad económica que ha generado la pandemia”, entre ellas, las multinacionales del combustible, que se han visto afectadas ya que la población ha pasado confinada.

El análisis del BCH explica, además, que las importaciones CIF de mercancías generales totalizaron US$4,093.2 millones en los primeros seis (6) meses de 2020, reflejando una disminución de 17.3% (US$856.6 millones) frente a lo acumulado a junio del año anterior (US$4,949.8 millones).

Zepeda dice que el FOSDEH ha venido señalando los daños que ha causado al país la firma de los tratados de libre comercio en donde se vendió la idea de que Honduras tendría cierta potencialidad y ventajas competitivas de algunos productos, y junto a las políticas de industrialización y mano de obra calificada. Específicamente tratados como el CAFTA o TLC (Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos de América).

Honduras, a pesar de que este tratado es amplio, tiene como principal socio a EE.UU., pero de forma negativa, añade Zepeda.

“Al final hemos terminado importando bienes que eran producidos aquí. Vemos una competencia desleal, pero sobre todo un desplazamiento de productos nacionales como cebolla, maíz, carne de cerdo, carne de res, todo eso es importado en gran medida. Y, sobre todo, afecta porque debido a los tratados entran en gran medida sin el pago de aranceles”, subrayó.

La gran incógnita -argumenta el economista del FOSDEH- es cómo vamos a poder revertir el déficit comercial si no estamos fortaleciendo esas políticas de la producción nacional, pero en realidad es porque países como EE.UU., que tiene esas fortalezas, difícilmente pueden permitir que países como Honduras puedan competir. “El productor nacional no está siendo fortalecido”, apunta Zepeda.

“Nuestras materias primas no pueden compararse con la importación de bienes tecnológicos, por ejemplo, ¿cuántos sacos de café tenemos que exportar por la importación de una computadora o un vehículo? ¿Cuántas cajas de banano tenemos que exportar para importar un tractor?”, se pregunta.

El economista concluye que, aunque este año sea atípico, donde hemos reducido el déficit, cuando se retome la normalidad seguiremos con la misma tendencia y posiblemente sea mayor por la necesidad interna de consumir los mismos bienes que no se producen en el territorio nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.