Nación.|Noticias Destacadas

De las gradas de la cancha a las calles más olvidadas por el Covid-19

Covid-19

Compartir

«Para el hincha del deporte más popular del mundo, para el apasionado de la más universal de las pasiones, la camiseta del club de un manto sagrado, una segunda piel, el otro pecho»: Eduardo Galeano.

Por: Nancy Cruz

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Miguel, es un amante del fútbol. Amante de las pasiones que se desenfrenan en cada partido. Hace diez años que su pecho lleva marcado el tricolor: blanco, azul y rojo.

En estos tiempos de confinamiento por la pandemia del coronavirus, Miguel extraña asistir a la cancha para alentar a su club, reunirse con su segunda familia y gritar con euforia las anotaciones de su equipo.

Noticia Relacionada: Pobladores con hambre se toman carretera a Olancho

«Ver un partido de nuestro club, es el clímax de la pasión, representa a nuestro pueblo olimpista y es motivo de mucha alegría, emoción y felicidad», nos comenta.

Pero para Miguel y el resto de los y las integrantes de la barra Ultra Fiel el confinamiento no es sinónimo de olvido. Al contrario, han decidido juntar energías y recaudar fondos para brindar apoyo a las familias más pobres de Honduras.

«Se planteó hacer la actividad al ver las personas que son vendedores ambulantes, que no tiene comida y que solo tiene dos opciones: morir por el Covid-19 o morir de hambre”, asevera Kevin, otro integrante de la barra.

Además de ir a las casas de las familias, se harán donativos a las personas que venden Boni Ice en las calles.

Las redes sociales fueron un intento para solicitar apoyo a la ciudadanía, sin embargo, no recibieron ninguna respuesta por ello decidieron hacer alianzas con el Movimiento Amplio Universitario (MAU), Orgullo Obrero y Estudios Insurgencia.

Los jóvenes barristas han asumido la tarea de llevar un alivio a los más pobres ante la desidia del gobierno, que en este y otros momentos, se ha olvidado de su función.

Covid-19
Los integrantes de la Barra Ultrafiel se han desplazado por varios barrios y colonias de las ciudades de San Pedro Sula, Choluteca y Comayagua a llevar un poco de alimentos a los más necesitados. (Fotos: redes sociales de la Barra Ultrafiel).

Los puntos beneficiados

Familias de Comayagua, San Pedro Sula y Choluteca han sido beneficiadas con alimentos que han llevado los apasionados del club Olimpia.

La Lima, Cortés, los campos bananeros, campos Los Limones, Campo Metálica y Colonia Samaritana, son algunos de los sitios donde se hicieron las entregas.

«Todo ha salido muy bien y estamos seguros de que en las otras entregas de alimentos que se hagan en diversos puntos a nivel nacional saldrá de la mejor manera», señala Miguel.

A pesar de la discriminación que sufre la juventud que pertenece a una barra, las familias han acogido el apoyo brindado.” La mayoría somos jóvenes y nos han recibido bien de buena manera, la población es consciente que solo el pueblo salva al pueblo», recalca el joven.

Con esta acción alrededor de mil ochocientas familias se han visto beneficiadas. Los barristas han tomado en cuenta los lugares más olvidados por el Estado para llevar alimentos y prometen que las acciones seguirán a nivel nacional.

«Estamos consciente de la problemática que está atravesando el mundo entero, y las labores sociales nos caracterizan como barra”, enfatiza Miguel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.