Convergencia contra el Continuismo exige libertad para los presos políticos y justicia para los mártires

Son 38 las y los hondureños muertos durante la represión contra los manifestantes que rechazaban el fraude electoral y la reelección ilegal; más de 300 personas han tenido que salir al exilio, 165 criminalizados por razones políticos, de los cuales se defienden en libertad 160 y 5 aún permanecen presos sobreviviendo en cárceles de máxima seguridad

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – La Convergencia Contra el Continuismo (CCC) y el Comité Nacional por la Liberación de Presos políticos, en conferencia de prensa pidió este jueves libertad para los presos políticos y justicia para las personas asesinadas durante las luchas del pueblo hondureño durante la guerra fría, el golpe de Estado de 2009 y la represión post fraude electoral de 2018.

A la conferencia se sumó el expresidente Manuel Zelaya quien manifestó que deben articularse todas las fuerzas de oposición para exigir justicia y libertad para los presos políticos y para luchar por sacar del poder a quien gobierna Honduras ilegítimamente.

A su llegada, el expresidente Manuel Zelaya saluda a Carlos H. Reyes

En un comunicado pidieron, ante la opinión pública en general y a la comunidad internacional en particular, el cese de la persecución, el retorno a su patria de los exiliados políticos, libertad para los presos políticos y justicia para los mártires.

Señalaron que, con los años ochenta del siglo pasado, llegó la democracia constitucional, acabó la dictadura militar, pero no la militarización del país, los militares retornaron a sus cuarteles hasta los años noventa.

Pero también llegó la persecución, cárcel, tortura, exilio, desaparición y muerte que llenó de dolor y luto permanente a cientos de familias hondureñas que aún claman por justicia, mientras los culpables viven tranquilos y disfrutan del reconocimiento y respeto de un pueblo a quien se empeñan en borrarle sus recuerdos y su memoria, apuntaron.

Agregaron que se llegó al siglo XXI con el dolor amortiguado por los años, pero nuevamente un golpe de Estado y un pueblo enardecido en las calles reclamando el regreso del presidente derrocado.

Otra vez la persecución, la cárcel, la tortura, el exilio y la muerte de cientos de hondureños y hondureñas víctimas de su deseo de respeto a la constitución y a las leyes se hicieron presentes y continúan vigentes.

A partir de entonces, fraudes electorales, reelección inconstitucional y gobierno caracterizado por la represión y por la militarización de la sociedad han provocado más víctimas a través de las reiteradas prácticas que como únicas armas saben emplear los gobiernos dictatoriales para imponerse, acallar las voces de un pueblo insumiso e indefenso y llenar de luto y dolor a más familias hondureñas.

Nota relacionada Convergencia contra el Continuismo condena y denuncia los operativos de guerra en el Aguán

38 son las y los hondureños muertos durante la represión contra los manifestantes que rechazaban el fraude electoral y la reelección ilegal; más de 300 personas han tenido que salir al exilio, 165 criminalizados por razones políticos, de los cuales se defienden en libertad 160 y 5 aún permanecen presos sobreviviendo en cárceles de máxima tortura y en condiciones de irrespeto a su condición de seres humanos, reza uno de los párrafos del comunicado.

El régimen usurpador niega su condición de presos políticos y los acusa de delincuentes comunes, porque para ellos, el pueblo no tiene derecho a manifestar su rabia, su descontento e impotencia ante tanto abuso, e irrespeto a la voluntad de miles de ciudadanos, señala la Convergencia contra el Continuismo.

Los que han logrado salir de la cárcel y aún se defienden en libertad, sufren igual que otros, de persecución y amenazas.

Manifestaron que las muertes de jóvenes, con claros mensajes de intimidación y advertencia, nos hacen concluir que continúa activado un Estado represor. Por eso, creemos necesario ampliar el actual Comité de Presos Políticos para continuar exigiendo justicia a los mártires de ayer y de hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.