Contratación de llave en mano: un blindaje para no castigar a los corruptos: señalan expertos

Por: Redaccion CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- Honduras ya alcanza más de cuarenta mil casos de personas contagiadas y la cifra de muertes asciende alrededor de mil quinientos, pese a estos alarmantes datos, la compra de equipo por parte de Invest-H continúa presentando irregularidades que provocan exorbitantes pérdidas millonarias para el país.

El pasado 18 de julio en coordinación del Ministerio Público, la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la corrupción Pública (FETCCOP), la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), iniciaron la inspección de los 78 contenedores que llegaron a Puerto Cortés, proceso que culminó la tarde del sábado.

Según lo señalado por el Ministerio Público, los 78 contenedores contenían dos de los cinco hospitales móviles, que eran parte de la investigación denominada, «Hospitales Móviles», y que el ente seguirá tomando declaraciones y realizando las inspecciones correspondientes.

Protección para evadir responsabilidades penales

Por su parte, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), develó en el Análisis del Contrato Llave en Mano, que la suscripción de este tipo de contratos es una práctica inusual en el país, porque no nace desde el Código del comercio y únicamente se contempla en la Ley de Contratación del Estado de Honduras.

El CNA constató que, en ninguno de los trescientos treinta tres folios, ni la documentación soporte a la adquisición y pago de los dos hospitales se identifica la existencia del contrato suscrito al ex director de Invest-H, Marco Bográn y el representante legal de Elmed Medical Systems.

Además, que lo contemplado en el artículo 64 de la Ley de Contratación del Estado, establece que el contratista deberá proporcionar mediante un único contrato elementos como: los diseños técnicos, servicios de ingeniería, financiamiento, construcción, entre otros, por lo que el CNA verificó que este solo cumple con dos de los requisitos establecidos. «Cinco de los elementos exigidos no se cumplen por parte del contratista, ya sea en su totalidad o parcialmente» indica el análisis.

Del mismo modo, constató que la calidad de los módulos se ven restaurados y no nuevos y los equipos también son de distintas marcas, de origen europeo, asiático, repuestos que solo pueden ser encontrados en dichos países.

Para el CNA, lo gestionado por Invest-H se acredita como un pseudo contrato bajo la modalidad de llave en mano y se puede interpretar que utilizaron la figura para liberarse de una responsabilidad penal.

«Es una farsa para ocultar su participación»

Para el abogado y diputado del Partido Libertad y Refundación, Jari Dixon, el contrato de llave en mano que ellos «alegan» es una farsa para ocultar su participación en este gigantesco acto de corrupción. «Como bien lo señala el CNA, llave en mano significa construcción, equipamiento, desaduanaje y por último instalación del producto (Hospital móvil), hecho que no ha existido en la mencionada transacción» señala el diputado.

Dixon recalca que ninguna persona representante de la empresa contratista se ha hecho presente en la entrega del producto “No vinieron los expertos turcos para su instalación» y sumado a ello el equipo médico, al interior de los hospitales están en mal estado, los módulos son restaurados y por último apunta que los militares serán los responsables de instalarlos. «Como ya anunciaron en el más profundo de los secretos.»

Aunque suene pesimista, dice el abogado, la ciudadanía no tiene ninguna institución que pueda ser receptora de una denuncia y responsable de una investigación seria de corrupción, debido a que la institucionalidad tiene décadas de estar copada por la clase política corrupta de este país. «Es necesario entonces unir voluntades de todos los sectores sociales para expulsar esta dictadura y comenzar de cero para construir un nuevo estado, en donde exista un verdadero sistema de administración de justicia que verdaderamente funcione», dijo el abogado.

«Se despejó la incógnita que si hubo delito»

Por su parte, el analista político, Raúl Pineda Alvarado, considera que el sistema contra la corrupción ha dado reiteradas muestras que no funciona, pero el Congreso Nacional y hasta el mismo Poder Ejecutivo puede acudir a antecedentes históricos que si dieron resultados y ejemplifica con las comisiones de alto nivel que dieron respuestas en el famoso caso bananero, pero que con la ruta que lleva el país no se llegará a ningún lado. «No le estamos apostando a nada, ni estamos llegando a ninguna parte» dice el analista.

Pineda, reflexiona que al despejar la duda y conocer que hubo delito en las compras de equipo por parte de diversos actores, como Invest-H, al Ministerio Público solo le queda presentar los requerimientos y una vez presentados tiene la oportunidad de a ampliarlos o modificarlos en el momento procesal oportuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.