Con aumento de 20 a 60 lempiras por voto, Congreso comenzará a debatir nueva Ley Electoral

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Opacada por las graves repercusiones de la pandemia de coronavirus, Honduras se aboca al histórico proceso de darse una nueva ley electoral que sustituirá a la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas de 1981.

La ley que está por morir vivió en la crisis de 1985, resuelta con la Fórmula B, la suma de votos de candidatos presidenciales de corrientes internas; en la reforma de 2004, que dio curso al Tribunal Supremo Electoral y en la inscripción de la candidatura a la reelección presidencial, en 2017, tres momentos claves de su historia.

El nuevo marco regulatorio del proceso político hondureño está en un dictamen de 317 artículos que una comisión multipartidaria elaboró y posiblemente incluya novedades como las alianzas políticas, la segunda vuelta electoral, o balotaje, y el aumento de la Deuda Política, entre otras.

Luego de 40 años de servicios este jueves serán los momentos finales de la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas y, en caso de que la Cámara Legislativa la apruebe la nueva norma permitirá al Consejo Nacional Electoral conocer y decidir sobre las alianzas políticas.

También cambian la forma de calcular la deuda política que será equiparada al número de votos válidos que se logren en la última elección general anterior en el nivel electivo presidencial.

El monto de cada voto pasará de 20 lempiras a 60 lempiras, lo que representará un alza del 200 por ciento.

El dictamen tipifica que el partido político que no obtenga el 2% del total de votos válidos del nivel electivo presidencial, verá cancelada su personería jurídica y tendrá que desaparecer.

También establece que quien solicite actualización domiciliaria solo aplicará si se inscribió en el municipio a donde pida su traslado correspondiente.
Asimismo, quienes sean inscritos como candidato presidencial tendrá que reunir requisitos de elegibilidad que exige la Carta Magna vigente, que prohíbe la reelección presidencial.

La Mesa Electoral, como figura jurídica, sufre la metamorfosis a Junta Receptora de Votos, con una jerarquía formada por un presidente, un secretario y un escrutador.
En la oposición el expresidente y coordinador general del partido Libre, Manuel Zelaya Rosales, instruyó a la bancada aprobar la 2da vuelta electoral para las próximas elecciones generales.

Zelaya anunció el paso al grupo técnico de la Comisión Especial Electoral del Legislativo el debate sobre la figura de la 2da vuelta electoral, pidiendo a los 30 diputados aprobar el articulado.

“Mel” Zelaya pide a su bancada que vote por segunda vuelta. Pero modificando la Constitución este año y ratificando en el 2021, para que en las elecciones generales sea obligatoria su aplicación”, destacó en un posteo en su cuenta de Twitter.
Ahora se dio un paso importante y se espera que se den pasos para seguir buscando acciones políticas que vengan a satisfacer la demanda del pueblo por tener un gobierno transparente, concluyó.

Postura que es un acuerdo más entre dos enemigos políticos declarados, azules y libres, señaló el precandidato presidencial liberal Arístides Mejía; mientras, las alianzas políticas tuvieron terreno fértil en evitar los “lloriqueos” del ex presidenciable de la alianza de oposición Salvador Nasralla, según el dirigente nacionalista, Fernando Anduray.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.