Living out.

Casi 11 mil mujeres hondureñas están a la espera de ser deportadas de los EE UU

Compartir

Por Redacción CRITERIO
redacción@criterio.hn
Migrantes

“Un total de 26,342 mujeres están en cárceles estadounidenses a la espera de ser deportadas, la mayoría son hondureñas y suman un total de 10,805 las catrachas que están a la espera de presentarse ante un juez que conocerá sus casos, informó el al proyecto Transactional Record Access Clearinhouse (TRAC), de la Universidad de Syracuse”.

Datos revelados por el gobierno federal de Estados Unidos indican que un total de 26,342 migrantes mujeres, con sus hijos, están sujetas a juicios en las cortes migratorias, de las cuales la mayoría son de origen centroamericano.

Estas más de 26,000 mujeres migrantes esperan juicios en las cortes de migración norteamericanas y en los mismos buscarán que su petición de asilo sea aceptada por los jueces que dilucidan sus casos.

De estas 26,342 mujeres, la mayoría son hondureñas y suman un total de 10,805 las catrachas que están a la espera de presentarse ante un juez que conocerá sus casos, informó el al proyecto Transactional Record Access Clearinhouse (TRAC), de la Universidad de Syracuse.

Seguido de las hondureñas están las salvadoreñas con 6,642 casos, y hay un total de 4,777 de féminas de origen Guatemalteco, seguidas de 3,670 mexicanas que están detenidas junto a sus hijos.

Lo más preocupante según el TRAC es que están mujeres no cuentan con un abogado que les brinde representación legal lo que les da pocas posibilidades de demostrar ante los togados estadounidenses por qué no pueden regresar a sus países donde son víctimas de la violencia imperante en Centroamérica y México.

El proyecto de la Universidad de Syracuse informa además, que tan solo el 30% de estas mujeres que están en proceso de ser deportadas, cuentan con un representante legal que las ayude a pelear su caso.

Solo el 1.5 por ciento de las mujeres que carecen de representación legal han logrado que los jueces les crean su tesis de miedo creíble y con ello ganar sus casos para quedar como asiladas en Estados Unidos.

Hasta la fecha han sido fallados 7,740 casos y tan solo el 26.4% han evitado ser deportadas, el resto tuvo que regresar a sus países a enfrentar la violencia de la cual se fueron huyendo.

El programa de la Universidad de Syracuse, insiste que sin asistencia legal, las mujeres con niños, casi nunca prevalecerán en los tribunales, incluso si pueden demostrar la violencia que las espera al regresar a sus países de origen.

Una oleada de migrantes centroamericanos, ya sea infantes solos, o bien mujeres con sus hijos llegó a la frontera y el territorio estadounidense el año pasado, lo que desató una crisis humanitaria, de acuerdo a las autoridades norteamericanas.

Según el estudio «La Otra Frontera de México», la acción de grupos de traficantes de drogas y secuestradores, aliada a una marcada reducción en la capacidad estatal de proteger a sus ciudadanos en varios países de la región, generó la situación que el gobierno de Estados Unidos ya clasificó como «emergencia humanitaria».

La violencia en Centroamérica y México provocada por el narcotráfico y el crimen organizado, ha desatado una ola migratoria hacia suelo norteamericano no solo de mujeres con o sin sus hijos sino de hombres y jóvenes que solos buscan llegar a los Estados Unidos en busca del sueño americano o en busca de sus madres y padres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.