Actualidad|Noticias Destacadas

Capturan a seis personas acusadas de abuso sexual y maltratos en un centro para menores en Tocoa, Colón

abuso sexual y maltratos en un centro para menores en Tocoa

Compartir

En su mayoría los centros de atención a niños y niñas suelen ser centros que atraen a depredadores y a gente que no les respeta su integridad física y psicológica, el Estado está llamado a tener un control de prevención y perseguir este delito, manifestó Guadalupe Ruelas

Tegucigalpa. La Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), ejecutó allanamientos inspecciones y capturas, el reciente fin de semana, mismas que están relacionadas a casos de abuso sexual y otros delitos en perjuicio de menores de edad internos en el centro llamado, Ministerios Puertas Abiertas, en el municipio de Tocoa, del departamento de Colón, en la zona norte del país.

Mediante un comunicado el Ministerio Público (MP), dio a conocer la detención del director del centro de menores, Roberto Vásquez Matute y Yuri Alexey Valle Moya, quienes son acusados por el delito de violación agravada.

Asimismo, por los delitos de amenazas incondicionales y encubrimiento se arrestó a la esposa de Vásquez Matute y asistente en ese centro, Yoleth Carolina Gutiérrez Rivera, a la psicóloga del albergue, Nora Elizabeth López Domínguez y una mujer más que ejercía la función de cuidadora o “tía”, Sandra del Carmen Cruz Morales.

Los 38 menores de edad que estaban en ese centro viviendo todo tipo de abusos, según autoridades del (MP), estos serán reubicados para posteriormente brindarles la asistencia necesaria.

Es importante mencionar que esta mañana fue capturada Sayra Johana Romero Inestroza, por los delitos de trato degradante agravado, intimidación a testigos, amenazas condicionales y encubrimiento, a quien la Fiscalía local de Tocoa y la (ATIC) vinculan a una serie de abusos a menores de edad de dicho centro.

En entrevista con Criterio.hn el exdirector de Casa Alianza, José Guadalupe Ruelas manifestó que la situación de abuso a menores en el país es un problema crónico que no ha sido tratado de la manera adecuada, “es escalofriante, les estamos robando a las niñas y a los niños su adolescencia, su infancia y su futuro como adultos”.

José Guadalupe Ruelas, exdirector de Casa Alianza

Ruelas manifestó que en su mayoría los centros de atención a niños y niñas suelen ser centros que atraen a depredadores y gente que no les respetan su integridad física y psicológica, el Estado está llamado a tener un control de prevención a prevenir y perseguir este delito.

Estos centros deben cumplir con los estándares correspondientes para la atención y seguridad de sus albergados, deben contar con políticas de protección a la niñez y emplear a personas capacitadas y que se profesionalicen en el tema, también se debe capacitar a las niñas y niños para que puedan detectar el peligro que corren ante un depredador sexual y que hagan la denuncia a los entes correspondientes.

Ruelas lamentó que la niñez hondureña siga en completo olvido, considera que para erradicar esta problemática de raíz, primero se tiene que vencer la indiferencia social, revisar que se hace a nivel de la familia y en los hogares, puesto que la disfunción familiar es un elemento que pone en precariedad a los niños y niñas y finalmente se debe involucrar a la sociedad a ser parte de grupos defensores de los derechos de niños y niñas.

“Necesitamos que el Estado tome liderazgo, que haga asambleas a nivel nacional, en las diferentes regiones del país, poner las agendas y los recursos en común en función de una política y no de varias políticas”. Los entes estatales y las organizaciones de sociedad en general deben involucrarse y tratar esta problemática, agregó Ruelas.

A juicio del coordinador de Proyectos de Seguridad del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (Ciprodeh), Carlos Sierra, el Estado de Honduras debe ser el garante de los derechos de las niñas y los niños, según la constitución de la República y la convención de los derechos del niño, de la cual Honduras es subscritor.

Carlos Sierra, defensor de derechos humanos de Ciprodeh (Foto: Jorge Burgos/Criterio.hn).

En entrevista con Criterio.hn, Sierra manifestó que los últimos diez años Honduras ha tenido niños en estado de calle, de pobreza de analfabetismo, niñez trabajadora y niñez explotada, “el Estado no cumple y por eso existen centros privados que de alguna manera suplen la responsabilidad que debe tener el Estado de proteger a los niños”.

Sierra expuso que los centros privados, fundaciones, ONG y las Iglesias aparecieron en Honduras porque el Estado no ha garantizado ninguno de los derechos del niño en el país.

El Estado también tiene el trabajo de garantizar que estos centros cuenten con las garantías de proteger a los niños que tienen albergados, sin embargo, esto tampoco se hace.

“Hemos visto en la última década mucha degradación de los derechos de los niños en nuestro país, vemos que el crimen organizado recluta niños y niñas para que participen en la actividad criminal, pero por otro lado está la deserción escolar que es un tema sumamente preocupante”, manifestó Sierra.

Manifestó que ante toda esta problemática de país es que surgen estas instituciones privadas que no cumplen con los requisitos para albergar a niños y niñas, dijo que por eso que se ha venido pidiendo la reapertura del Instituto de la Niñez y la Adolescencia, pero ya no como una dirección, sino como instituto como tal.

Sierra dijo que mientras el Estado no se haga responsable de este flagelo, estas situaciones continuarán dándose por mucho tiempo en el país, porque no hay voluntad política, no hay cambios en el actual gobierno.

“El escenario de la niñez es hostil y no creo que se puedan dar algunas mejorías para los niños y las niñas de Honduras, no han cambiado las cosas con el nuevo gobierno”, apuntó Sierra.

De acuerdo con las investigaciones de la (ATIC), en dicho centro los menores de edad eran objeto de constantes abusos sexuales, y eran amenazados para que no contaran lo que vivían dentro de las instalaciones, los menores eran amenazados e intimidados y sometidos a tratos inhumanos por parte del personal.

Se maneja que además hay otras investigaciones en curso en contra de una extranjera, quien es la propietaria del centro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.