Capturan a militar acusado de matar a niño en protesta de Yarumela, La Paz

 

militar
La familia de Eblin Noel Corea Maradiaga, montó guardia sobre la tumba durante varias noches, ante el temor que el Ministerio Público violentara y manipulara el proceso de investigación.

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – El militar Junior Adán García Banegas, acusado del asesinato del joven, Eblin Noel Corea Maradiaga (17), fue capturado este jueves por agentes de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) y de la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV).

El menor fue asesinado el 20 de junio pasada durante una protesta ciudadana en la comunidad de Yarumela, en el departamento de La Paz, zona central de Honduras.

La responsabilidad del crimen se estableció por Fiscales de la Sección de Investigación de Muertes Cometidas por Miembros de los Cuerpos de Defensa y/o Seguridad, Orden Público o Funcionarios del Estado, mediante un proceso liderado por el director de la ATIC, Ricardo Castro, quien asumió responsabilidades correspondientes a la Dirección General de Medicina Forense.

Este controvertido caso fue ampliamente debatido en virtud que el Ministerio Público desechó la participación de la exdirectora de Medicina Forense, Julissa Villanueva, quien, debido a las implicaciones del caso, fue propuesta por el cuerpo de abogados y la familia de la víctima para que se involucrara en la práctica de la autopsia.

Los abogados y los familiares del joven asesinado alegaron, en su momento, que proponían la participación de Villanueva, porque no confiaban en la institucionalidad hondureña. Finalmente, la autopsia se llevó a cabo bajo el liderazgo del director de la ATIC y se desechó la participación de Villanueva.

Al conocer sobre la captura del militar, Julissa Villanueva, opinó a través de su cuenta de Twitter que en este caso emblemático se logró la presentación de un requerimiento fiscal, porque hubo presión de la ciudadanía y de la prensa. La patóloga expuso que ahora se debe exigir al Ministerio Público que presente requerimiento fiscal contra todos los autores materiales e intelectuales.

Eblin Noel Corea Maradiaga fue asesinado de un disparo de arma de fuego inferido en el tórax, durante una protesta ciudadana que fue reprimida por elementos de la Policía Militar del Orden Público.

Corea Maradiaga participaba, junto a otros jóvenes, en una protesta de la Plataforma para la Defensa de la Salud y la Educación, que exigía además de la no privatización de la salud y la educación, la salida del poder del gobernante Juan Hernández, por suponerlo responsable de actos de corrupción y de tener nexos con el narcotráfico.

Los hechos, según el Ministerio Público

De acuerdo al Ministerio Público, los hechos se registraron el pasado 20 de junio, a eso de las 7:00 de la noche, cuando pobladores del municipio de Yarumela, desarrollaban una manifestación en la calle principal de ese poblado. Tras llegar a la zona, los manifestantes comenzaron un enfrentamiento con soldados antimotines, a quienes lanzaban piedras, luego regresaban a Yarumela mientras los militares les daban seguimiento, dice un comunicado del Ministerio Público.

“En el enfrentamiento, el uniformado acusado fue alcanzado por una piedra que golpeó su mano, por lo que regresó hasta donde estaba un compañero y lo despojó del arma de reglamento tipo fusil y disparó en tres ocasiones, uno de los proyectiles impactó en el tórax del menor de edad, provocándole la muerte”, establece el texto de la Fiscalía.

El Ministerio Público presentó el requerimiento fiscal ante el Juzgado de Letras de la Sección Judicial de La Paz y anunció que tras la captura del uniformado solicitará en audiencia de declaración de imputado la detención judicial del militar Junior Adán García Banegas.

El crimen de Eblin Noel Corea Maradiaga se suma a otros más cometidos por elementos de las fuerzas de seguridad del Estado. En marzo de 2018, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) reportó que, en el marco de las protestas contra el fraude electoral de 2017, al menos 22 hondureños murieron por balas disparadas por armas de agentes de seguridad del Estado.

En virtud que los casos siguen en la impunidad, la agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha urgido en reiteradas ocasiones al Estado hondureño, castigo para los responsables de los crímenes.

El jueves, tras la captura del militar, la OACNUDH emitió tuit mediante el cual saluda la acción del Ministerio Público e insta a las autoridades a seguir desarrollando investigaciones y enjuiciamientos de casos sobre violaciones de derechos humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.