corrupción en Honduras

Bono y aumento salarial a policías generan sospecha en contexto político-electoral

La Comisión Depuradora afirma que en el proceso de depuración se ha se cancelado entre 5,000 y 6,000 policías, pero el Ministerio Público solo reporta 167 requerimientos fiscales. Esto refleja que muchos policías que han cometido crímenes siguen cobijados por la impunidad, porque no se presentan cargos en su contra.

Actualidad|Noticias Destacadas.

Compartir

Tegucigalpa. –La secretaría de Seguridad hará efectivo un incremento salarial de 900 lempiras a partir de noviembre y una bonificación especial a todo el personal de la Policía Nacional.

“Con instrucciones del director general de la Policía Nacional de Honduras, Comisionado General Orbin Galo Maldonado y con base a la planificación del presupuesto de la institución, se comunica al personal de la Policía Nacional que, a partir del mes de noviembre de 2021 se observará en su salario un aumento de 900 lempiras”, dice un comunicado publicado la tarde del martes en las redes sociales de la Policía Nacional.

En torno al bono, que no establece el monto, señala que se hará efectivo “debido a las arduas jornadas de trabajo que conlleva el desarrollo del proceso de Elecciones Generales 2021”. La institución uniformada apunta además que la “bonificación complementaria”, se otorgará “en aras de la dignificación del servicio policial”.

En pleno contexto político electoral este tipo de acciones se coloca en un plano de alerta: Asis Castellanos, investigador del Cespad.

Según la planilla de sueldos y salarios del Portal Único de Transparencia de la Policía Nacional, el salario base de un agente de policía es de 13,700 lempiras, los clase I devengan en promedio 15,800, mientras el salario de los comisionados generales oscila entre 78,362.43 a 83,763.37 lempiras. En tanto, el director general de la policía devenga un salario de 93,485.52 lempiras

El presupuesto del gabinete de defensa y seguridad de 2021 es de 19,081,902,511.

Hasta finales de 2019 el gobierno proyectaba concluir ese año con 26.000 elementos policías hasta integrar 26,000 en el 2022 como lo establece el Plan de Seguridad.

El aumento de salarios para los policías contrasta con la demanda que ha venido haciendo el personal médico contratado para atender la emergencia por la COVID-19 que, en muchos casos, no recibe los pagos en las fechas establecidos. Tampoco han recibido los acuerdos correspondientes y que se les prometió mediante un decreto aprobado en el Congreso Nacional.

A juicio Asis Castellanos, investigador del Centro de Estudio para la Democracia (Cespad), el personal de la policía merece sueldos y salarios que garanticen calidad de vida al igual que el resto de la clase trabajadora de otros sectores, sin embargo, “llama la atención este tipo de aumentos y anuncios en contexto electoral sobre todo en este contexto electoral que es muy atípico por varias razones”.

Durante la crisis de 2017, derivada del fraude electoral que favoreció la ilegítima reelección presidencial de Juan Hernández, al menos 22 ciudadanos perdieron la vida por impactos de bala de armas de uso de las fuerzas de seguridad del Estado, según un informe divulgado en marzo de 2018 por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) 

Por otro lado, el investigador dijo que el aumento salarial y el bono a favor de los policías se da mientras los generadores de energía eléctrica siguen demandando una millonaria deuda, pese a que este tema es de seguridad nacional en virtud de que el acceso a la energía eléctrica es un elemento básico para el desarrollo de las elecciones.

Otro aspecto destacado por Castellanos es que las recientes capturas de policías en posición de droga reflejan una crisis institucional que evidencia que la depuración fracasó.

Con relación al aumento salarial y el bono para los policías dijo que “eso entra en contradicción y manda un mensaje de que más bien alerta a la ciudadanía”, porque se da en paralelo a otros grandes desembolsos como el “Bono Vida Mejor Bicentenario”.

También lea: En antesala a las elecciones, gobierno entrega “bono climático” con préstamo del BCIE

El pasado 26 de octubre, se aprobó mediante Decreto Ejecutivo PCM 118- 2021 la ampliación presupuestaria a la Secretaría de Desarrollo Social con la supuesta finalidad de entregar a 170,000 hogares un bono único de 7,000 lempiras bajo el Bono Vida Mejor “Bicentenario”.

Adicional a este bono, el 1 de octubre se publicó en el diario La Gaceta del Decreto PCM-103-2021 que contempla el “Bono de alivio a familias vulnerables afectadas por fenómenos naturales producto del cambio climático”, que contempla la dotación de otro bono de 7,000 lempiras para asistir a 234,579 hogares, es decir, 1,142,400 personas que vivan en comunidades afectadas por los fenómenos naturales producto del cambio climático.

En los últimos años el gobierno ha recurrido a la entrega de bonos con el propósito de lograr que el Partido Nacional se mantenga en el poder mediante el uso indiscriminado de los recursos públicos.

En pleno contexto político electoral este tipo de acciones se coloca en un plano de alerta: Asis Castellanos, investigador del Cespad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.