A 10 años de la masacre de San Fernando, Tamaulipas aún no hay justicia

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Foto portada:expansion.mx

Tegucigalpa. Hace unos días años, la noticia de un grupo migrante de 72 personas que fueron ejecutadas el pasado 24 de agosto de 2010 mientras atravesaba territorio mexicano en dirección a los Estados Unidos, conmocionó a la comunidad internacional.

Aunque en Honduras poco se recuerda el suceso que arrebató la vida de unos 30 compatriotas, pues el grupo estaba mayormente conformado por migrantes centroamericanos, en un rescate por la memoria organizaciones de derechos humanos elevaron actos conmemorativos buscando justicia.    

Porque a una década transcurrida, la impunidad impregnada de impotencia sigue envolviendo el escalofriante suceso que tuvo lugar en una bodega en el municipio de San Fernando en el Estado de Tamaulipas. Hasta ese lugar el grupo migrante fue trasladado tras ser secuestrado por una organización criminal en el estado de Tamaulipas. Entre el grupo migrante se encontraban 58 hombres y 14 mujeres.  

Recordando el terrible suceso, ayer domingos migrantes de varios países latinoamericanos, radicados en Ciudad de México, acudieron hasta un “antimonumento” instalado en el Paseo la Reforma en ciudad de México, donde se realizó una actividad en memoria a los 72 migrantes asesinados, en cuya acción exigieron el no olvido al hecho.  

La actividad conmemorativa fue acompañada por el Sistema Integral de Derechos Humanos de Ciudad de México, organismos que respaldan la exigencia de justicia exigiendo, “la reivindicación de la memoria histórica, mediante la instalación de un antimonumento para conmemorar los 10 años del asesinato de 72 migrante en el municipio tamaulipeco de San Fernando”.  

Y líderes mundiales como el Papa Francisco también recordaron la tragedia recordando a los migrantes fallecidos como las víctimas de una “cultura del descarte”. 

A 10 años de la masacre contra los 72 migrantes, organizaciones protectoras de los derechos de los migrantes en las rutas migratorias, también se refirieron al hecho lamentando que todavía los cuerpos de las víctimas no han sido completamente identificados. La problemática es aún más grave para los familiares de las víctimas reconocibles quien en estos últimos años ha sufrido el peso a causa de una inexiste sentencia condenatoria contra los responsables de haber cometido el atroz crimen. 

En Honduras, tras las caravanas migrantes que han surgido como un movimiento migratorio para huir de Honduras con mayor seguridad, activistas de organizaciones migrantes han cuestionado a las autoridades hondureñas por no contar con un óptimo sistema de intercambio de información con las autoridades mexicanas, lo cual vuelve escabroso localizar la identidad de los compatriotas desaparecidos en los territorios de las rutas migratorias. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.