En 2016 seguridad y defensa tendrán un presupuesto que ronda los 13,000 millones

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Nuevamente la prioridad del gobierno hondureño es la militarización del Estado a través del apoyo financiero que este 2016 recibirán las secretarías de Defensa y Seguridad, que alcanza cerca de 13,000 millones de lempiras, según lo estipulado el Presupuesto de Ingresos y Egresos.

Los militares se han convertido en la prioridad del gobierno de Juan Hernández.
Los militares se han convertido en la prioridad del gobierno de Juan Hernández.

La administración de Juan Hernández, argumenta el excesivo gasto, en las  acciones de combate a la violencia. En ese sentido el Congreso Nacional aprobó en el marco del presupuesto, un poco más de 5,900 millones de lempiras para seguridad, en contraste con 3,800 aprobados en 2015.

En tanto, el renglón de defensa contará para su operación en 2016 con el respaldo de alrededor de 6,700 millones de lempiras, una cantidad mayor que los 5,400 millones otorgados para el período fiscal del presente año.

El presupuesto ambas áreas contempla un incremento de más de 3,000 millones de lempiras, puesto que seguridad experimentará un incremento de más de 2,000 millones de lempiras y la partida de defensa observa un alza de 1,291 millones.

DESPROPORCONALIDAD EN  ASIGNACIONES

Como reflejo de la prioridad se constata que las asignaciones para ambas áreas se han incrementado en unos cinco mil millones de lempiras en los últimos dos años, en contraposición de los recursos económicos destinados al sector social.

Esta es una escuela improvisada ubicada en la Mosquitia hondureña que devela las consdiciones precarias del sistema educativo, mientras el gobierno prioriza la seguridad.
Esta es una escuela improvisada ubicada en la Mosquitia hondureña que devela las condiciones precarias del sistema educativo, mientras el gobierno prioriza los gastos en seguridad.

Por el lado del gasto, el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) destaca la fuerte desproporción entre el gasto en defensa y seguridad y los recursos asignados a la política social. En efecto, el gasto de las secretarías de Defensa y Seguridad aumenta el próximo año en 25% y 58%, respectivamente. En contraste, las secretarías de Salud y Educación solo aumentan 11% y 9%, respectivamente. A estas asignaciones se suma un bajo nivel de inversión pública en infraestructura, con un magro 1.2% del PIB.

La desproporcionalidad en la asignación de los fondos públicos ha sido cuestionada por expertos en economía y finanzas, quienes consideran que los resultados en materia de seguridad no están acorde a los exagerados gastos en defensa y seguridad.

En los últimos tres años, en Honduras se han creado al menos 13 unidades militares que se han sumado a las tareas de seguridad, sin embargo las muertes violentas siguen enlutando a las familias hondureñas.

Las críticas se dan, mientras el gobierno insiste que las políticas de seguridad están dando resultados porque los homicidios se han reducido a 65  por cada 100 mil habitantes luego de registrarse 90 por cada 100 mil habitantes en años recientes.

Sin embargo el Observatorio de la Violencia de la UNAH, registró hasta el 30 de noviembre pasado 95 masacres y 352 muertes durante 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.