Veto es una farsa, una trama presidencial de cara a la Cumbre de las Américas

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – Para el defensor de derechos humanos y analista nacional, Wilfredo Méndez, el veto emitido por el titular del régimen de Honduras Juan Hernández, se puede calificar de farsa, trama bien hecha o un proceso articulado desde el momento que se hizo fracasar a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH).

Méndez señaló que ahora que viene la Cumbre de las Américas, cuyo tema central es Democracia y Corrupción, es una estrategia articulada en Casa Presidencial con el presidente del Congreso Nacional y algunos diputados para poder hacer toda una pantomima para decir que son abanderados de la lucha contra la corrupción.

Les creería si continuarán en el Congreso Nacional a pesar del veto presidencial, pero esto es parte del diseño creado cuando se decía que la MACCIH se fuera, pasó el informe del Fiscal General, luego la denuncia del Consejo Nacional Anticorrupción y finalmente se buscaron un chivo expiatorio con la esposa del expresidente Porfirio Lobo Sosa.

Ese chivo expiatorio es Rosa Elena de Lobo, que es la persona que había que sacrificar, pero todo obedece a un esquema preconcebido por los nacionalistas en el poder.

Nota relacionada JOH veta reformas a Ley de Privación de Dominio

Méndez es de la creencia que esto no pasará en el Poder Legislativo donde ni siquiera lo van a tocar porque los diputados que participaron este este proceso de manipulación, sencillamente tienen la capacidad para convencer a los otros de ya dejar eso.

El también director del Centro de Información y promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH), manifestó que de acuerdo a su criterio no existe tal división en el Partido Nacional y esto es un plan previamente concebido desde el Poder Ejecutivo.

Esta es una trama para limpiar la cara al régimen de Juan Hernández y es armada por los grupos de poder que manejan el país y que son los grupos poderosos que hicieron fracasar la MACCIH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.