Tras fracaso del diálogo político, Honduras se condujo a un nuevo proceso electoral sin reformas profundas

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa, Honduras.- El panorama para el próximo proceso electoral es poco prometedor de acuerdo a analistas, quienes pronostican una situación más compleja que en el 2017, en los comicios que se celebrarán en 2021.

La falta de consensos y voluntad política para aprobar reformas profundas como la segunda vuelta, voto electrónico, y definir postura sobre el tema de la reelección, construyen desde ya un mal precedente de cara a las nuevas votaciones.

Honduras

Efraín Díaz Arrivillaga, analista político

Para el analista político Efraín Díaz Arrivillaga, el futuro es adverso y la clase política está demostrando que no desea cambiar la realidad del país en materia democrática y eso es peligroso pues estamos a las puertas de un año electoral que será muy movido.

“Los pronósticos no se ven tan prometedores para la democracia hondureña y tampoco para un proceso electoral confiable. Tenemos los riesgos de repetir las mismas realidades del 2013 y 2017, esto sería catastrófico para el país, no soy muy optimista sobre esto”, comenzó valorando Díaz Arrivillaga.

Luego del proceso electoral del 2017, Díaz junto a otro grupo de ciudadanos, realizaron intentos para convocar a los actores políticos y reunirse para lograr acuerdos de cara a transformar los obstáculos antidemocráticos que se presentaban en el país y de esa forma evitar crisis como la que por ahora vive la nación.

Efraín Díaz calificó que el fracaso de esas reuniones de diálogo político, mostró el camino de cara a lo que ahora vivimos, en el que no se han aprobado las reformas que en materia electoral necesita el país.

“Entramos en un juego político para mantenerse en el poder, y el Partido Nacional está jugando sus cartas, nos queda a los ciudadanos votar en contra de ese proyecto de continuismo que se pueda presentar”, interpretó la situación el analista.

Por otra parte dejó claro que es  importante garantizar que en las mesas haya confiabilidad, de otra manera la historia se repetirá y generará los mismos resultados.

Sobre la nueva Ley Electoral en el Congreso, Díaz consideró: “yo siento que esa nueva Ley Electoral tal y como está planteada no contiene reformas sustantivas para garantizar un proceso limpio, confiable y transparente, lo que se está buscando es ir con las mismas reglas de siempre”.

Entre tanto el analista político, Tomás Andino, consideró que el proceso de 2021 no solo será parecido al de 2017, sino que será peor por varias razones: “el régimen cuenta con más experiencia, vamos con la misma Ley Electoral y el censo viejo, por otra parte no hay a la vista una fuerza que haga retroceder al oficialismo”, valoró Andino.

Otro factor preocupante para Tomás Andino, es que la oposición no muestra voluntad de conformar una alianza que, por ahora es urgente y necesaria para tener alguna posibilidad en las próximas elecciones.

“La oposición no está unida, por ahora se encuentra fragmentada y los políticos de los partidos no tienen intenciones de unirse”, cuestionó el analista.

Tomás tiene pocas esperanzas en que sólo la Ley Electoral sea suficiente para evitar un nuevo fraude, por lo que la presión popular debe ser más fuerte de cara al ejercicio de votaciones del 2021.

Por ahora la discusión de nuevas reformas electorales en el Congreso Nacional, está suspendida hasta que las fuerzas políticas alcancen acuerdos políticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.