Tránsito se reviste de ineficiencia al suspender emisión de licencias de conducir

Supuestamente volverán a emitir y renovar licencias de conducir dentro de un mes y, la alternativa que promueven las autoridades, es entregar el documento de manera digital, como pasó en 2023, después de no encontrar solución a la crisis originada por un presunto caso de corrupción

Tegucigalpa, Honduras.- La Secretaría de Seguridad nuevamente se revistió de ineficiencia al permitir que, al igual que a principios de 2023, la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT) carezca de los principales materiales para continuar con la emisión de licencias de conducir. 

Aunque el principal causal de este atraso todavía no ha salido a la luz y, muy probablemente, por cómo suceden las cosas en el interior de la institución armada, nunca salga, las autoridades ya comenzaron a exponer argumentos para justificarse ante la población que paga por el servicio.

El subdirector de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte José Hernández, mencionó en medios de comunicación que un mes estarán sin emitir licencias de conducir y el motivo de paralizar los trámites es porque no hay material y renovarán los equipos, ya que los actuales están emitiendo sólo 50 unidades por día. 

“La institución debe irse actualizando y en este momento se está haciendo una renovación de equipo. El de antes sólo nos permitía renovar 50 permisos, por lo tanto, estamos haciendo la gestión y el próximo mes creo que ya viene la renovación”, mencionó el uniformado en medios de comunicación. 

Criterio.hn trató de comunicarse con el equipo de prensa del departamento policial, para conocer el por qué meses atrás anunciaban que por día se estaban entregando miles de licencias y, el pretexto para paralizar el trámite actualmente, es que sólo estaban emitiendo 50, pero no contestaron ni llamadas ni mensajes de texto. 

La solución momentánea que ofrecen las autoridades de tránsito es comenzar a emitir licencias digitales y, con el poco material que les quedó, priorizar la entrega a las personas dedicadas al rubro del transporte urbano y de carga pesada, que se mantienen entrando y saliendo del país por fronteras terrestres, en las que les exigen el documento.

Esta alternativa la institución armada la implementó en a mediados de 2023, después de no encontrar más excusas del por qué continuaba paralizada la emisión de licencias, y los principales afectados fueron los transportistas de carga pesada, ya que en las aduanas no les permitían pasar con las licencias digitales.

Sin embargo, por qué comenzaron a emitir y renovar nuevamente las licencias, la crisis para los transportistas de carga pesada se acabó, pero en los próximos días iniciará porque las autoridades volverán a escudarse en esa alternativa que no dejó ningún beneficio.

Analistas en temas de seguridad concluyen que, aunque el pretexto para dejar de emitir el documento de manera indefinida sea porque van a cambiar los equipos por unos más novedosos, este tipo de acciones están demostrando una vez más la incapacidad que presumen tener las autoridades de tránsito en el país.

“¿Por qué demuestran inoperancia administrativa?, porque deben saber que nunca debe faltar material para emitir licencias. El no poder responder a tiempo, los hace ver incapaces (…) cuando una institución como la DNVT es preventiva y capaz se nota por la forma de ejecución que tienen”, opinó el analista en temas de seguridad Kenneth Madrid. 

De igual interés: Licencias digitales de conducir: solución momentánea ante ineficiencia de Secretaría de Seguridad

                 DIFERENTES AUTORIDADES, MISMA DEFICIENCIA

Que hayan descubierto una supuesta red de uniformados dedicados a cometer ilícitos dentro de la DNVT y, de igual manera, que saliera a la luz el posible caso de corrupción que dejó sin material para emitir licencia le costó el cargo al exdirector de tránsito Roger Maradiaga, pero el mecanismo de trabajo continúa igual o peor.

El origen de la falta de material para emitir licencias fue una supuesta compra irregular que habría desencadenado la actual crisis que enfrente la Dirección Nacional de Vialidad que, pese a ser los principales afectados, el efecto negativo deriva en la población hondureño.

De acuerdo con la información que trascendió, policías administrativos de tránsito hicieron una compra de manera irregular, no siguiendo los procedimientos que establece la Ley de Contratación del Estado. En pocas palabras, no cumplieron con el proceso de licitación, ejecutaron una compra directa y se quedaron con parte del porcentaje destinado.

Los autores intelectuales y materiales fueron investigados por la Dirección de Asuntos Disciplinarios Policiales (Didadpol) y posteriormente separados de la institución armada, pero no fueron presentados ante los tribunales de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Esto provocó que, durante enero y marzo de 2023, la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte dejara de percibir 50 millones de lempiras, en comparación a los 60 millones que recibió durante el mismo tiempo en 2022, que se mantenía con normalidad el proceso.

  • Daniel Girón
    Me gusta trastear en los registros del dinero público, manipular y analizar datos para contar lo que no se sabe. Prefiero trabajar en equipo, antes que solo porque en el consenso está la clave. Aún no he llegado a donde quiero, pero volver no es opción. danielgiron@criterio.hn

Compartir 👍

Podría interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.