Congreso de Honduras abstenerse de aprobar leyes

Sin nueva votación y con presencia de diputados disidentes, se reconoce a Luis Redondo como presidente del Congreso

Compartir

Tegucigalpa. –Con la presencia de los diputados disidentes del Partido Libertad y Refundación (Libre) junto a los del conservador Partido Nacional y Liberal concluyó este martes la sesión legislativa del Congreso Nacional que otorgaría el reconocimiento pleno a la Junta Directiva que preside el diputado del Partido Salvador de Honduras (PSH), Luis Redondo.

También lea: Congreso asegura que Ley de Amnistía no es un “pacto de impunidad” sino un “acto de justicia”

Luego de la firma del acuerdo político entre los 17 congresistas disidentes del partido Libre y el coordinador general, el expresidente Manuel Zelaya Rosales, se logró poner fin a la crisis política que enfrentó al Congreso Nacional en dos facciones que se instauraron como autoridades, una al mando del diputado Jorge Cálix, quien contó con el apoyo de los diputados del Partido Nacional y la mayoría del Partido Liberal y otra al frente de Redondo que fue respaldado por la mayoría del Partido Libre, PSH y la propia presidenta de Honduras, Xiomara Castro.

Pasadas unas horas de la sesión legislativa, los 17 congresistas de Libre se hicieron presentes al hemiciclo acompañados de un mariachi que, al son de trompetas, abrió paso para que los diputados saludaran a la Junta Directiva presidida por Redondo, dando lugar al reconocimiento como autoridades del Congreso Nacional.

El diputado Jorge Cálix y sus compañeros disidentes fueron recibidos con honores por sus compañeros de bancada, dejando atrás las acusaciones de traición que marcaron una división en el Legislativo y que derivó en una crisis en uno de los tres poderes del Estado.

Entre tanto, el jefe de la bancada del Partido Nacional, Tomas Zambrano, solicitó al igual que sus compañeros Antonio Rivera Callejas, Johana Bermúdez y Marco Midence, que se sometiera a votación el reconocimiento de Redondo como presidente del Legislativo, sin embargo, tras extensos debates no se realizó tal acción.

La justificación de los diputados oficialistas, como Jari Dixon, Rasel Tomé, Mauricio Rivera, Sergio Castellanos, Bartolo Fuentes, Hugo Noé Pinu de no someter a una votación, fue que con la presencia en la sesión legislativa se había legitimado y legalizado a Luis Redondo como autoridad del Congreso.

El propio Redondo le respondió a Zambrano que el Congreso que preside “es legitimado por el pueblo” al tiempo que prometió que, a diferencia del congreso anterior, ahora cada diputado tendrá derecho al uso de la palabra sin interrupciones o cortes de micrófono.

El debate se volvió extenso y, confirmando las declaraciones de Redondo, hubo alrededor de 42 participaciones de diputados que expresaron sus posturas partidarias.

En tanto, la bancada del Partido Nacional, sin lograr resultado alguno, insistió en someter a votación la Junta Directiva del Poder Legislativo o de lo contrario nombrar una comisión de diputados que analicen una salida a una crisis interna del Partido Libre ya subsanada.

Tomás Zambrano fue objeto de burlas y rechiflas cuando exigió a los diputados oficialistas respetar la Constitución. En respuesta, los diputados de Libre y PSH, lo acusaron de haber sido parte de un Congreso corrupto y violador de las leyes.

CONGRESO SE ENCAMINA A DEROGAR LEYES NOCIVAS

Durante las arengas de los diputados, se presentaron un sin número de proyectos de ley que fueron trasladados a comisiones especiales quienes se encargarán de presentar el dictamen y someterse a su aprobación.

Para el caso, el diputado de Libre, Fabricio Sandoval, solicitó eliminar el cobro en dólares de los bienes y servicios que pagan los hondureños.

La diputada del PSH, Fátima Mena, presentó el proyecto para aprobar la Ley de Colaboración Eficaz siendo el tercer congreso en el que se presenta el proyecto, iniciativa de la extinta Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH).

Además, reiteró que las leyes que se aprobaron en las sesiones anteriores, pese a no contar con la presencia de los 128 diputados propietarios, continuarán vigentes, como ser la instalación de una Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH).

Por su parte, el diputado de Libre, Juan Barahona, presentó el proyecto para derogar la Ley de Empleo por Hora, aprobada en el 2014 bajo Decreto Legislativo 354-2013.

De igual forma, el congresista Jari Dixon Herrera solicitó establecer el 7 de abril de cada año como el Día Contra la Corrupción, obligando a todos los funcionarios públicos realizar la rendición de cuentas.

También, presentó los proyectos para derogar las leyes de impunidad que aprobó el Partido Nacional como ser: Decreto Legislativo 57-2020 que contempla la interpretación de los artículos 217, 219 y 220 del Código Penal referente a disposiciones de decomiso y secuestro de documentos u objetos relacionados con investigaciones de un delito que obstruye al Ministerio Público ejecutar la acción directa.

Asimismo, derogar el Decreto Legislativo 93-2021 que reformó varios artículos del Código Penal concernientes a la Ley de Lavado de Activos y otras figuras jurídicas como la criminalización de la protesta social.

Sentado desde su curul declinando su aspiración por la presidencia del Congreso, Jorge Cálix presentó un rosario de leyes entre las que figura, eliminar el cobro en dólares, derogar la Ley para la Clasificación de Documentos Públicos, conocida como Ley de Secretos, derogar la nueva Ley de Jubilación del Instituto Nacional de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados y Funcionarios del Poder Ejecutivo (Injupemp), reformas a la Ley de Seguridad y elevar a rango constitucional el décimo cuarto mes de salario.

Cabe señalar que los congresistas del Partido Nacional, que hicieron uso de la palabra, reconocieron a medias tintas, que perdieron las elecciones y que cometieron errores durante doce años de gobierno por lo que prometieron su respaldo en aprobar leyes en favor de la gobernabilidad de Honduras y ser “una bancada de oposición constructiva”.

Estas leyes presentadas en el Legislativo serán revisadas por las comisiones de dictamen para su posterior aprobación en la próxima sesión del Congreso Nacional al mando del diputado Redondo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.