Global.|Noticias Destacadas

Proyecto de oleoducto con Canadá de Trump, recibe un “NO” de la justicia

Trump ya no es el mismo

Compartir

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Foto Portada: WIN MCNAMEE / GETTY IMAGES

Uno de los programas estrellas de Donald Trump, el cual lo ha puesto contra las cuerdas frente a ambientalistas de EEUU y el mundo enteró recibió un fuerte golpe de la justicia.

Un juez federal decidió bloquear un polémico proyecto para construir un oleoducto de casi 1,800 kilómetros, conocido como Keystone XL, y que conectaría distintos puntos del país con la provincia canadiense de Alberta, informaron hoy medios locales.

Trump firma proclama que prohíbe asilo

Trump, no justificó correctamente su decisión de otorgar permisos para el proyecto

Un magistrado federal del estado de Montana decidió bloquear temporalmente la construcción del oleoducto al considerar que el Gobierno del presidente, Donald Trump, no ha justificado correctamente su decisión de otorgar permisos para llevar a cabo el proyecto, según medios locales.

De acuerdo a la argumentación del juez, el Departamento de Estado obvió aspectos medioambientales significativos para dar luz verde al oleoducto y violó una ley federal que requiere explicaciones “razonadas” para adoptar este tipo de decisiones, que implican un giro respecto a la línea mantenida hasta el momento.

El proyecto de la empresa canadiense TransCanada pretende transportar unos 830,000 barriles diarios de crudo desde Alberta a distintos lugares del país y fue aprobado en marzo de 2017 por Trump.

En 2015, bajo el Gobierno del expresidente Barack Obama (2009-2017), el Departamento de Estado prohibió la construcción del oleoducto debido a su posible impacto ambiental y al peligro de que, con su aprobación, el país perdiera su liderazgo en la lucha mundial contra el cambio climático.

Durante el proceso electoral de 2016, Trump hizo campaña entre los obreros del sector energético y logró cosechar una gran cantidad de votos en las zonas mineras, que se sentían amenazadas por las regulaciones aprobadas por Obama para reducir las emisiones de carbono.

Desde su llegada a la Casa Blanca, Trump ha impuesto una agenda de desregulación en materia medioambiental con la salida del Acuerdo del Clima de París de 2015, la ampliación de zonas para perforaciones petroleras o el fin a algunas protecciones sobre emisiones de efecto invernadero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.